viernes, 22 de junio de 2007

Una de tejadillos


El tejadillo de una portada es un elemento muy particular dentro de un periódico. Está claro que es un elemento independiente, pero, por su situación, puede parecer que engloba a toda la página y puede llevar a confusión. Por eso es importante separarlo bien del resto de la primera.


En El Mundo, por ejemplo, utilizan una raya doble para distinguirlo. Pero me ha llamado la atención la forma en que lo está haciendo La Razón. El periódico de Planeta utiliza una batiente de color en la que inserta un título y un subtítulo, normalmente sobre temas de cultura, y una silueta a la izquierda con el personaje al que se refiere la noticia.

Lea combinación de colores suele ser correcta, excepto cuando utilizan amarillos demasiado chillones (segundo y quinto, sobre todo este último), que matan el azul de la mancheta. Otros tonos, como el verde, resaltan el tema, pero sin destacarlo más de lo necesario.

Otra opción muy acertada es la de emplear un elemento que no sea un color puro, como el papel antiguo del primer tejadillo o la bandera del último. Esto le da un aire nuevo que aligera la portada, ya que tanta mancha de color satura la portada, sobre todo cuando está tan cerca de la mancheta con el nombre del periódico.

Una solución acertada.