martes, 12 de junio de 2007

La virtud de la simetria o como usar imagenes

con buen gusto



El pasado domingo Rafael Nadal ganó Roland Garros por tercera vez consecutiva, acontecimiento que copó las secciones de deportes ayer lunes y que dió pie para incluir una fotografía del vencedor en las portadas de la mayoría de medios nacionales. El diario El País encontró una bonita manera de utilizar los recursos gráficos a la hora de ilustrar una de las diversas páginas interiores que dedicó al partido.

El incidir en la simetría de dos imágenes confrontadas para ilustrar un partido de tenis puede que ya esté visto, pero no deja de ser una solución curiosa, elegante y visualmente interesante, más allá de las sensaciones de fuerza bruta y esfuerzo que suelen mostrar los tenistas en las fotografías que se toman de ellos. Las pelotas colocadas en posiciones contrapuestas, las miradas de los jugadores que se cruzan, el fondo uniforme...

La página se remata de manera impecable: a dos fotografías horizontales de este calado, composición vertical, titular a tres columnas centrado y dos sumarios también colocados de forma simétrica. O sea, hacer fácil lo que debería resultarnos obvio.

Es cuando la discreción oculta un buen trabajo.

Mil gracias a AlBa que nos puso sobre la pista.