martes, 26 de junio de 2007

Publicidad textual o cómo mimetizarse


Todos hemos visto en multitud de ocasiones esos publirreportajes que se insertan dentro de una página del periódico. Particularmente recuerdo un par sobre un país de Oriente Medio que iban !encartados dentro del periódico! como un suplemento más. Sobran las palabras para decir que, desde el punto de vista del diseño, son un éxtasis de mal gusto.

Pero hoy me he encontrado con una publicidad que últimamente está frecuentando las páginas de los periódicos. Se trata de un par de columnas en la que prima el texto sobre la imagen, pero no es una publicidad institucional, que es la habitual en estos casos. Es sobre aire acondicionado.

Es un anuncio que intenta integrarse dentro de la página y que si eres de los que primero echa una hojeada al periódico para luego mirarlo más a fondo, puede confundirte. Utilizan lo que se conoce como mímesis, es decir, parecerse lo más posible a una noticia del periódico en cuestión , es este caso de El Mundo. Pero el resultado es de lo más desagrable y chocante, ya que lo único que hacen es estropear el conjunto de la página.

Y enlazo aquí con uno de los problemas que tenemos los que trabajamos en este mundillo. Y es la falta de comunicación con los responsables de publicidad. Porque de saber que la publicidad iba a ser así, igual se podía haber hecho otra cosa. Pero eso es harina de otro costal.

En esta entrada podéis ver más ejemplos de publicidad textual, aunque no tan descarada (páginas 4 y 5).