martes, 19 de febrero de 2008

El 'tres-dos', ese gran desconocido

Hoy, vamos a hablar de ese gran desconocido, el título a tres (a tres columnas, se entiende). ¿Por qué esta forma de titular una noticia está infrautilizada? ¿Por qué siempre triunfa el discreto título a una, el estándar a dos, el correcto título a cuatro o el espectacular a cinco?

Vayamos por partes, que diría Jack 'The ripper'. Cuando nos enfrentamos a la temida página en blanco, realmente no está tan en blanco como podríamos hacer creer. En un periódico, una página tiene límites de ancho y de alto. De los de alto, ya hablaremos otro día. Ahora nos interesa la parte horizontal de la página, el ancho.

La mayoría de periódicos que se publican en España tienen cinco columnas de texto ocupando la extensión horizontal de una página. El pasillito blanco que queda entre el texto y la nada sería el margen. Cuanto titulamos una noticia, tenemos que valorar su importancia, su extensión de texto y las fotos que va a llevar; por ejemplo, durante la guerra del Golfo la apertura de internacional siempre se titulaba a cinco columnas, con dos líneas de texto, una gran foto de la batalla y algún apoyo u opinión, amén de algún gráfico que localizara la zona. Las siguientes páginas alternaban los títulos a dos columnas con los títulos a cuatro. Los de dos columnas son muy prácticos cuando tienes fotos muy verticales y te permiten titular al lado de la foto. Los de cuatro son más versátiles y nos permiten poner una foto horizontal o una vertical. Con estas dos fórmulas existen innumerables combinaciones en la colocación de fotos, texto, gráficos, apoyos y demás elementos informativos y nos desviaría de nuestro principal objetivo, el título a tres.

Cuando titulamos a tres es porque no nos queda más remedio. Es tal el guirigay de elementos informativos que te obliga a hacer una página denominada 'un tres-dos'. Una página en la que no hay nada que mande, o sea ninguna noticia destaca por encima de las demás que es una de las premisas básicas. Hace unos días apareció esta curiosa variante del 'tres-dos' en el periódico:

¿Parece rara no? Una foto de entrada con un título en helvética debajo como noticia principal, un segundo tema en Century a dos columnas y debajo una foto acompañada de un pequeño texto a una columna. Todo englobado por un cintillo que une todas las noticias en un mismo tema (precampaña electoral). Lo raro de esta página es la colocación de la foto de abajo y sobre todo que el texto que le acompaña esté a su derecha. ¿No sería más adecuado algo parecido a esto?

Esto sería lo correcto según nuestra forma de diseñar en el periódico. Pero queda más raro. Hay una mezcla de tipografías y textos que confunden la continuidad de la lectura. Lo intentamos arreglar enmarcando la parte de abajo con líneas verticales:


Bueno, vamos mejorando. Pero esa especie de zeta tumbada que parece el texto no acaba de convencernos. Volvemos a cambiar. Todo esto con los mismos elementos y la misma cantidad de texto. El redactor no va a escribir ni a cortar nada a estas horas.

Finalmente queda así. Le vamos a hacer escribir al periodista un pequeño sumario en la quinta columna... Y al final la página salió como al principio. Maldita sea.

Minutos después un redactor jefe vino con la página dos de nacional en la quería un tema grande con foto, un apoyo de reacciones, otro tema grande con un 'careto' y además un 2x2 de publicidad. Para quitarnos la frustación, esto fue lo que hicimos.



Otro 'Tres-dos', ese gran desconocido que en este número salió dos veces.