miércoles, 5 de marzo de 2008

Fotografía de moda: Realidad o ficción

En esa dicotomía se instala la fotografía de Moda. ¿Qué es? ¿Realidad o ficción? O una mezcla de ambas, según podemos entresacar de la segunda entrega de las XI Jornadas de Fotoperiodismo del CEU.

En la primera sesión, contamos con la presencia de un fotógrafo de prestigio, Luis Malibrán, que le ha disparado (fotográficamente hablando) a modelos, actores, cantantes, actrices, etc. Vamos, todo un profesional de reconocido prestigio. Un peso pesado.

Un momento de la charla de Luis Malibrán

La fotografía de moda, según Luis, es un mundo de fantasía, una fantasía que hay que trasladar al papel, pero con muchos toques de realidad. Fantasía porque hay que fabricar mundos a partir de la nada, la mayoría de las veces trucando la realidad. Y realidad porque buscamos fotografiar algo concreto, buscamos una emoción, transmitir un mensaje real. Y si es algo sorprendente, algo distinto, mejor que mejor.

Y para ello hay que buscarse las habichuelas, saber sortear los mil y un problemas que se plantean en la fotografía de moda y "convertirlos en retos". Un camino lleno de piedras, en ocasiones absurdas, que te puede llevar tres días a Budapest porque es más barato que hacer una sola foto delante de la Bolsa de Madrid. O intentar no fotografiar un vagón de Metro dentro de sus instalaciones porque ¡tienen copyright!".

Pero, ¿qué es importante para hacer una buena fotografía de moda? La luz, la composición, todo el apartado técnico es sin duda fundamental, como reconoce Malibrán, pero no es lo único. Ni siquiera "he notado el paso de digital a analógico en el resultado final", admite. Lo importante es tener un buen equipo detrás, saber lo que quiere el director de arte de la publicación ("para que no te estropee la foto") y tener las ideas muy claras, buscar un punto de vista diferente. Idea que se te puede ocurrir en el momento más peregrino, por ejemplo, una tormenta en medio de la M-30.

En las siguientes sesiones las jornadas contaron con la presencia de Javier Águeda, que habló sobre las posibilidades del retoque digital en la fotografía de moda (sí, un fotógrafo que reconoce que las fotografías en ocasiones se retocan), Arturo Elena, ilustrador que debatió sobre el proceso de ilustración de moda y, por último, Alberto Oliva y Norberto Angeletti, que nos comentaron la evolución histórica de la revista Vogue.

Mañana, y como colofón a esta edición de las jornadas de Fotoperiodismo, una sesión práctica de una producción de moda con el fotógrafo Luis Malibrán.