martes, 14 de abril de 2009

Tarjeta Naranja



Hace unos cuantos días, la IFAB (International Football Association Board) descartó introducir una tarjeta de color naranja en las reglas del fútbol 11. Esta tarjeta, presentada a propuesta de la federación de Irlanda del Norte, serviría para castigar las acciones que no pueden ser amonestadas con una amarilla, porque es demasiado, ni con una roja, porque no es para tanto. Vamos, que sería para resolver esas situaciones que ni tanto ni tan calvo. El jugador agraciado con esta cartulina, tendría que abandonar el terreno de juego durante un corto periodo de tiempo.

Pero nada, lo IFAB no ha querido tener en cuenta la cuestión. Y es aquí donde nosotros rescatamos la idea. Nosotros no tenemos Federación Internacional, es más, creo que no existe si quiera una Asociación de Diseñadores (de periódicos quiero decir) como tal (corregidme si me equivoco). Incluso, entre nuestro propios compañeros periodistas somos unos "incomprendidos" y hay algunos que ni siquiera nos trata como tal, aunque muchos hayamos estudiado cinco años de una carrera (periodismo) y hayamos ejercido como redactores antes de pasar al departamento de diseño.

No mareemos la pelota. El caso es que hace falta una tarjeta naranja para el campo del diseño y la maquetación. Sí, porque tarjetas rojas ya hemos echado, verbalmente, alguna que otra y han surtido el efecto deseado. Y amarillas las echamos con la mirada, aunque muchos no se enteran y se juegan la doble amonestación con bastante ligereza.

Pero una tarjeta naranja solucionaría bastantes situaciones en las que esas miradas furtivas se pierden en el vacío y la increpación queda demasiado lejos de estar justificada. Estar tarjeta, que supondría la imposibilidad de visitar la sección en, pongamos, dos días, evitaría situaciones como las siguientes:

"No me gusta nada cómo te ha quedado la página"

"Le puedes dar una vuelta a la página"

"¿Me haces una paginita? Pero que quede bonita, eh"

"Uffff me gustaba más la otra opción, aunque no tenga todo lo que necesito"

"Hazlo como tú quieras, para eso eres el artista"

"Qué coñazo de página"

"Esta página no parece tuya, qué horror no?"

"Me puedes arreglar esto, es que le he metido track (más de -5) y no entra"

"No puedes adornar la página un poquito, es que así está muy sosa"

"Puedes poner esto aquí, esto otro allá y aquello más acullá, creo que quedaría mejor"

Y así, un sinfín de frases y sugerencias...

Así que amigos y compañeros redactores, recordad, ahora estamos armados con una tarjeta naranja. Somos peligrosos y estamos dispuestos a sacarla... la tarjeta, claro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me mola bastante tu blog y si hay asociaciones de diseño y se ve que haces bien tu trabajo pero eres un periodista en el ejercicio del diseño pero eres diseñador????? tarjeta naranja pa ti jejejjejeje es coña si hay un par de asociaciones/colegios pero son un poco bluf asi que ni los nombro

u minúscula dijo...

blasquet, como te has puesto!!!

Anónimo dijo...

Jajaja, lo de diseño incluye también a los infografistas no?? Porque me suenan tanto esas frases... en mi sección les gusta, sobre todo, eso de ponlo bonito que ha quedado muy soso (y te adjuntan unos datos que no hay por donde sacarles punta)

camisablancademiesperanza dijo...

Oye diseñeitors que nosostros tb podríamos decir lo que decís vosotros:


Al día después y sobre un artículo por el que peligra tu integridad.

- mira, te dejaste aquí una viuda.
- ¿por qué quitaste todos los sumarios?
- La próxima vez pasamelo antes porque si no no me da tiempo.
- Ya no te lo puedo hacer.
- Así es imposible porque no me gusta.

Aunque hacemos siempre un buen equipo!!!!

Fernando dijo...

En balonmano ya existe la posibilidad de que un jugador esté dos minutos fuera del campo. Es expulsión. Si te expulsan varias veces, quedas excluido, que es la roja.
Entonces, ¿cuando saquéis varias naranjas, quedará excluido el jugador sancionado?
En cuanto al tema de si sois o no periodistas. Dos cuestiones: la primera es que uno es lo que quiere ser... si tiene capacidad. Si has estudiado y has demostrado que sabes hacer periodismo, eres periodista.
La segunda: he visto gente de diseño que no había estudiado periodismo y sabía más que algunos periodistas.