martes, 23 de junio de 2009

Prensa Libre (pero menos)

Nos enteramos a través de 233grados que cierra el diario griego Eleftheros Typos, nombrado periódico mejor diseñado en los European Design Awards de 2007. Y nos da pena, mucha pena porque hace poco estuvimos en unas jornadas de diseño en las que participó su Visual Editor, Spiros Polikandriotis, y nos cayó muy bien. Nos gustó mucho su trabajo, su manera humilde y sincera de contarlo, y el planteamiento inicial con el que partieron en el rediseño del diario: los contenidos primero. Buen diseño, muy bueno, el mejor, pero primando los contenidos.

Spiros durante su charla en Madrid.

No obstante, la familia propietaria del periódico (que significa Prensa Libre) ha decidido cerrarlo porque "el modelo de información que prevalece en nuestro país [Grecia], la continua acumulación de daños en relación con la perspectiva negativa para la industria, junto con la creencia de que un instrumento de información que no está pensado para funcionar con fuertes pérdidas." Vamos, que no estaban dispuestos a soportar pérdidas económicas ni un minuto más.



Y nos extraña, porque Spiros nos comentó, optimista, que todo el esfuerzo llevado a cabo en el rediseño del periódico había dado sus frutos: aumento de ventas del periódico hasta duplicarse y en días triplicarse y nuevos lectores, de franjas de edad muy joven (algo asombroso), incluidos entre ellos algunos que antes no compraban periódicos.

Parece ser que la fórmula mágica no ha funcionado. Ignoramos si realmente la crisis económica ha sido la única causante del cierre o si los contenidos no han conseguido captar al nuevo público más allá de la novedad de los primeros meses y de las semanas posteriores al premio de diseño. O puede ser que el diseño no "casara" del todo con la ideosincrasia de los periódicos helenos, que el propio Spiros nos contó que son de "mucho texto, poca foto y mucha política". O igual ha sido una combinación de ambos factores, un fallo de la fórmula mágica: diseño + contenidos.



Estamos seguros de que gente con el enorme talento de nuestro colega Spiros saldrá adelante y desde aquí le enviamos un abrazo y le deseamos mucha suerte, toda la que merece. Como estamos casi convencidos también de que no han sido los medios de internet los que han acabado con Eleftheros Typos. La página web del periódico también ha cerrado.