martes, 19 de enero de 2010

Tipografía española con historia

Diseñamos y se publicó esta página hace ya más de un mes, y fuimos a la exposición "Imprenta Real. Fuentes de la tipografía española" en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, pero el tiempo pasa tan deprisa... que no hemos podido hasta hoy hablar de esta exposición sobre tipografía en la que se presenta en sociedad un tipo de letra que diseñó el tipógrafo español Jerónimo Gil en 1778 con el fin de publicar una edición de lujo de El Quijote: la fuente denominada Ibarra Real, que ahora se digitaliza y que estará a disposición de quienes utilizamos letras.



No nos dejaron hacer fotografías, se espantaron cuando nos vieron con una cámara de vídeo, y tal vez por eso nos persiguieron con esmero cuando sospecharon que teníamos la deplorable intención de no hacerles mucho caso, por eso de difundir la cultura de un centro subvencionado con dinero público, pero no. Que quieran luego vendernos un catálogo con esas imágenes, por 50 euros del ala, a buen seguro que no está relacionado con ese celo casi ridículo porque ni siquiera sacáramos un móvil del bolsillo, pero esta actitud por parte de quien se dedica supuestamente a "rescatar" cultura para "darla a conocer a todos" nos impide que os mostremos imágenes con los punzones (que sí están en la doble página que reproducimos arriba), los contrapunzones, las cajas con las matrices, los libros impresos en el siglo XVIII con ellos, o las maravillosas muestras de caligrafías que se exiben en la calle Alcalá.



En la exposición pueden verse primero los antecedentes caligráficos con la evolución de la llamada Bastarda Española a partir de modelos italianos, un intento fracasado por hacer "un carácter nacional distintivo como tienen las demás naciones"; fallido fundamentalmente por ser manuscrito. Después, la edad de oro de la tipografía española, en la época de Carlos III con el inicio de la Imprenta Real y que posiblemente tengan con la creación de este tipo, la Ibarra Real, y la impresión del Quijote para el que fue concebida el máximo apogeo de lo realizado con una tipografía absolutamente española. Y finalmente una muestra de los trabajos actuales de recuperación y digitalización de tipos clásicos que están llevando a cabo distintos tipógrafos españoles, como el propio José María Ribagorda, profesor de Diseño en la Universidad Complutense de Madrid, autor de la digitalización de la Ibarra y comisario de la exposición.



En este apartado, nos encontramos además allí con la agradable sorpresa de ver los caracteres elegantes y equilibrados de la magnífica Pradell, tipografía recuperada y digitalizada hace ya unos años por nuestro admirado Andreu Balius, a partir de los tipos creados por el catalán Eudald Pradell a mediados del siglo XVIII.




Es lo único que pudimos fotografiar... Daos prisa, la exposición está abierta hasta este fin de semana, después viajará hasta América, y no llevéis cámaras ni saquéis el móvil del bolsillo. Disfrutad tan sólo admirando letras.