miércoles, 24 de febrero de 2010

RedAcción!

Escenas de prensa en la red

Comenzamos hoy una nueva aventura en encajabaja.com. Todos los miembros de esta web somos grandes amantes del cine y las series (algunos más que otros) y teníamos ganas de comentar las grandes obras que se habían realizado sobre el mundillo de la prensa: 'Ciudadano Kane', 'El año que vivimos peligrosamente', 'Zodiac', 'Buenas noches y buena suerte' y un largo etcétera nos esperaban. Pero había un problema: ya estaba casi todo dicho. Es cierto que siempre se pueden encontrar puntos de vista nuevos e interesantes pero, ¿qué te podemos decir nosotros, simples maquetas, de una película que ya ha sido analizada por cientos de prestigiosos directores, actores, periodistas y escritores? Sólo hace falta que te des un paseo por la red y lo podrás confirmar.


Así que decidimos darle una vuelta de tuerca. ¿De qué va esto? Imagina. Estás en el cine viendo cualquier película de cualquier género y, de repente, un periodista, un vendedor de periódicos, un escritor de obituarios, un corrector con manguitos, un fotógrafo forman parte de la trama y sientes, de repente, una cercanía hacia ese personaje. Es más, en ocasiones, a alguno de ellos les pasan cosas que te han pasado a ti o te recuerdan a alguien de tu entorno laboral o reconoces situaciones similares con la actualidad tanto política como social que se despliegan en la pantalla mientras tu sonríes y la persona que ocupa el asiento de al lado del cine te mira de forma rara pensando de qué se ríe este loco.


!Qué malo era el periodista de la 'Jungla de cristal' y como me recordaba al jefe que tuve en tal periódico! Jude Law escribe obituarios en 'Closer'. Ja, ja. !Igualito que Martínez! El jefe de Clint Eastwood en 'Ejecución inminente' (James Wood) le ha dicho lo mismo que Peréz a Rodríguez el otro día en la máquina de cafe.


Quizá seamos nosotros los que nos hemos vuelto locos de estar tantas horas en una Redacción pero creemos que por ahí fuera existen también quienes comparte nuestra locura.





'The Wire'

De un tiempo a esta parte las series de televisión han conseguido un prestigio que les han hecho ocupar un puesto preponderante en el mundo del ocio. 'Los Soprano', 'Friends', 'Lost', han conseguido legiones de fans que esperan al día de su comienzo como adoradores de alguna secta suicida. Mucha culpa de esto la tiene la cadena por cable HBO (Home Box Office), el canal con más éxito y más calidad de los que se han dedicado al mundo de las series; 'Los Soprano', antes mencionada, 'Six feet under', 'Band of brother', 'Roma' y un larguísimo etcétera de series cuyos capítulos tienen una producción más costosa que muchas de las películas que vemos en salas de cine. Propiedad de Time Warner, comenzó su emisión en 1965 y en 1975 fue la primera en dar un combate de boxeo por satélite entre Muhammad Ali y Joe Frazer (maravilloso documental 'Thrilla in Manila').


El 2 de junio de 2002, HBO emitió el primer episodio de 'The Wire'. Escrita y producida por el periodista David Simon, la historia se desarrolla en Baltimore (Maryland) y trata sobre el día a día de unos policías con pocos medios, rodeados de burocracia, políticos corruptos y peligrosos narcotraficantes. Muchos de sus personajes se basan en personales reales de Baltimore y varios actores secundarios son amateurs.


En uno de los capítulos de la quinta temporada ('Mas por menos') hay muchas referencias a la situación complicada que viven los periódicos y la reducción de personal que se está llevando a cabo en sus corresponsalías. Y, entre discusiones de prensa, políticos y narcotraficantes encontramos la siguiente secuencia:



The Wire from encajabaja on Vimeo.



La primera vez que la vi tuve que dar al pause, pulsar atrás y volver a verla. No recuerdo las veces que me he despertado en mitad de la noche viendo la cara de un compañero que me decía: 'No te olvides cambiar la foto de la cuatro de nacional' o 'Mira si los datos de tal página están bien'. Salto de la cama, llamada al turno de noche y solución para, ya espabilado, acabar viendo la tele. O, también, estar en el otro extremo. Recibir la llamada de un compañero agobiadísimo pidiéndome que comprobara tal o cual cosa. Algunos que llevamos mucho tiempo en el turno de noche cuando vemos está escena sonreímos y el individuo que hay a nuestro lado piensa: 'De qué se ríe este loco'.

Quique Falcón

6 comentarios:

u minúscula dijo...

qué grandes sois, encajabaaaaa

Jimena [Jota] dijo...

no puedo dejar de recomendar "Bienvenido a casa" de David Trueba

Es una historia que pasa vecina a una Redacción ;)
Creo que quien la escribió, Trueba, conoce bien ciertos personajes comunes que no pude dejar de relacionar con el entorno en donde yo trabajaba

Nico Sangrador dijo...

¡Muy buena idea Equipo! Aunque, ¿el logo de RedAcción no es parecido al de Facebook?

Sólo quería meter un poco de cera. Me encanta la idea.

Mario Benito dijo...

De ninguna manera, amigo Nico. Nuestra cabecera es MUY superior, no en vano utilizamos la espléndida tipografía "Dsignes" del gran Balius, genio y amigo

Anónimo dijo...

Pues a mi m ha ocurrido varias veces la escena que habeis puesto, cuando ya estoy en casa llamo a la redaación porque me acuerdo de algo k no sé si he hecho, jeje. Prometo participar en esta gran idea si encuentro algo que merezca la pena.
Un abrazo

Alberto D. Prieto dijo...

Yo he sido taaaaantos años el tío de la barba blanca... Mañana lo dejo. Espero cientos de llamadas de despedida, ninguna de pesadilla de cierre... Espero que mi último cierre no sea una pesadilla. Quique, nos vemos en Orbyt