lunes, 28 de marzo de 2011

The insider: el periodismo es algo muy serio




En 1999 Michael Mann rodó The insider (aquí en España El dilema: una vez más, gracias a los chicos que traducen los títulos de las películas americanas...), película basada en un episodio real, que desde ya os recomendamos decididamente si os gusta el cine de altísima calidad y doblemente si además os apasiona el cine sobre periodismo... pero periodismo del bueno, del vocacional...

Lowell Bergman (el enorme Al Pacino), es productor del programa de la CBS 60 minutos, máximo exponente del periodismo de calidad en la televisión americana. Documentándose para un reportaje sobre los riesgos del tabaco contacta con Jeffrey Wigand (gran Russell Crowe), un alto ejecutivo de Brown & Williamson, una de las mayores compañías tabaqueras de EEUU, que acaba de ser despedido. Inmediatamente, Lowell ve la historia que Wigand oculta, víctima de amenazas, cláusulas legales y contratos de confidencialidad. Las compañías de tabaco conocen los efectos perjudiciales del tabaco y los ocultan deliberadamente. Wigand quiere contarlo al mundo y Lowell le ofrece '60 minutos'.

Pero las compañías de tabaco son el dinero. Y el dinero es el poder. Y comienza una despiadada batalla entre unos periodístas íntegros que pretenden dar a conocer la mayor noticia sobre salud pública de la historia de EEUU y la de unas compañías tabaqueras sin escrúpulos que recurrirán a todo tipo de recursos, legales e ilegales, para silenciar a Wigand.


Surge la presión del auténtico poder, y de pronto, las empresas se cubren las espaldas unas a otras... algo a lo que, lamentablemente, tampoco es ajeno el periodismo...
Poco después, todo estalla:



¡Cuántos de nosotros habremos tenido o presenciado broncas en términos muy parecidos a éstos! Cada uno en su nivel, claro. Algunos en el despacho de algún jefe, otros en el pasillo que separa dos secciones. Pero las formas, las expresiones, la vehemencia... eso también es el periodismo. Es la reacción de alguien como Lowell, que ve cómo se desmorona todo sobre lo que está construida su trayectoria profesional: dedicación, honestidad, integridad... Pero sobre todo, es la reacción de un periodista honesto que es traicionado por sus propios compañeros, miedosos, acomodados, mediocres... Y de ahí los exhabruptos, y lo familiar que nos resulta todo en ese despacho, y entre esos "compañeros"... pero sobre todo tanta, tanta realidad. Y aunque Al Pacino sólo es Al Pacino en versión original, en esta ocasión fue doblado (excepcionalmente) al español por Ramón Langa, que grita "no me toques las pelotas" como nadie en nuestro cine...

El dilema (The insider), 1999
Michael Mann
Al Pacino, Russel Crowe y Christopher Plumer