miércoles, 1 de junio de 2011

Sonría, por favor

















Sin quererlo, todo aquel que empuña una cámara de fotos es un retratista. Más involuntario que buscado, con más o menos calidad artística. Pero un retratista. Porque con ese retrato estamos intentando captar la esencia de la persona que está al otro lado de la cámara. Por eso es, según casi todos los profesionales, la disciplina más difícil, casi una pelea entre el fotógrafo y el fotografiado.

Esas peleas, en las que no siempre gana el que tiene el arma, son el punto de partida de PhotoEspaña 2011. Bajo el epígrafe Interfaces. Retrato y Comunicación, las salas de Madrid colgarán fotos de Carlos Endara, Fernell Franco o el mítico paparazzo Ron Galella. Además de esas exposiciones individuales, PHE11 también cuenta con algunas temáticas, como Face Contact (el retrato como elemento de comunicación), Una luz dura, sin compasión (Fotografía obrera 1926-1939), Cara al tiempo (la obsesión por ganar la partida al reloj), Construir la revolución (fotografía arquitectónica en Rusia 1915-1935), El Poder de la duda o Retratos de Fayum (los primeros retratos en el Egipto del Siglo I al IV después de Cristo).

Jack Nicholson, por Ron Galella.

Fuera de la sección principal, destacan Robert Mapplethorpe, con una serie de fotografías seleccionadas por Pedro Almodóvar, Cristina García Rodero, Ajo, micropoetisa y ex taquillera del Teatro Alfil o Javier Arcenillas, con las duras imágenes de su exposición Sicarios.

Y como viene siendo habitual, PHE11 fomenta la participación ciudadana. A través de charlas, talleres, maratones fotográficos o encuentros, en los que participarán, entre otros, Joan Fontcuberta, Soledad Puértolas o Concha Casajús. Todo un abanico de posibilidades para observar la mirada de otros.

Yoani Sánchez, Cazadores Cazados, de la Exposición Face Contact

Aprovechando este Festival, nuestros compañeros fotógrafos de El Mundo han iniciado una serie de entrevistas de Ángel Casaña, y editadas por Alberto Cuéllar, a grandes retratistas españoles. El primero de ellos es Chema Conesa. No os las perdáis. Y si vais a las exposiciones, no os olvidéis de llevar la cámara, nunca se sabe a quién vamos a poder retratar.