lunes, 23 de abril de 2012

Política y Moda


"En el transcurso de una clase universitaria de periodismo político, el profesor invitó a sus alumnos -entre los cuales me encontraba- a que opinaran sobre la indumentaria que las mujeres, 'como floreros', habían lucido en la ceremonia de entrega de los Oscar. Tras varios meses desgranando constituciones, desarmando conflictos bélicos, psicoanalizando nacionalismos, prediciendo futuras guerras y descubriendo viejas dictaduras, fue necesario recurrir a unos premios cinematográficos para hablar de ropa. '¿Acaso los políticos no se visten?', me pregunté."

De esta manera empieza el libro Política y moda y también comienza Patrycia Centeno (A Coruña, 1983) en el estudio de la imagen como herramienta política. Licenciada en Periodismo, con especialización en política, colabora con numerosos medios de prensa escrita y digital además de dirigir politicaymoda.com y trabajar como asesora de comunicación en el sector moda para distintas plataformas.

"En el pasado un rey debía mostrarse respetable luciendo uniforme y no caerse del caballo. (...) Esta familia se ha visto reducida a la más baja y plebeya de todas las profesiones, nos hemos convertido en actores", le advierte Jorge V a su hijo tartamudo en 'El discurso del rey' para incidir en la importancia de la imagen ante su pueblo. Aquí, afortunadamente, se habla de moda, del uniforme político no de la caza de elefantes. No es un libro de recomendaciones estilísticas pero se establecen los factores y cualidades que deben definir la imagen de cualquier político para resultar creíble. Una buena imagen puede vender una mala idea pero una mala imagen dificulta la percepción de una buena idea.

Patrycia denuncia el inmovilismo estilista de la mayoría de los miembros de la clase política desde más allá de los 80 o como al hombre se le impide que abandone la corbata y a la mujer se le recomienda que disimule su condición femenina. O las incoherencias de alguien que debe reflejar austeridad y lleva complementos de lujo como Rachida Dati, ex ministra de Justicia gala, o de Sarah Palin que gastó 150.000 dólares en ropa y peluquería pocas semanas antes de las elecciones en EEUU. Los trajes de Camps y el caso Gürtel, el PSOE, el PP, instituciones y personalidades nacionales e internacionales son analizadas de manera mordaz y divertida: Kate Middelton, Rubalcaba, Belén Esteban, Letizia Ortiz, la operadísima Cristina Kirchner, Duran i Lleida, la elegantísima Ségolène Royal, Sarkozy, Esperanza Aguirre y sus calcetines blancos...

Hace meses, concretamente en la campaña de las Elecciones Generales de 2011, conocí a Patrycia Centeno y trabajamos juntos en la elaboración de unos vídeos para la web de pago de El Mundo en Orbyt, en donde ya dábamos cuenta de numerosos políticos españoles. Aquí tienen una pequeña selección de ellos:



video 

 Así que ya saben, si quieren introducir a sus parejas de manera divertida en el mundo de la moda no duden en regalar este libro y ¡feliz San Jordi!

 Enrique Falcón