viernes, 21 de septiembre de 2012

Sombras y luz. Una portada

"Si hay foto, hay página", solemos decir quienes nos dedicamos al diseño periodístico. Si hay una buena foto, evidentemente, porque lo cierto es que hacer una buena página sin buenas imágenes resulta casi imposible y hacerlo sin ninguna... pues está al alcance de muy pocos. Si hay foto, tenemos que limitarnos sencillamente a no estropearlo, colocarla en el mejor lugar posible y al tamaño adecuado. Ya está.


Esta es la portada que hicimos el pasado martes por la tarde-noche, y que se publicó el miércoles 19 de septiembre, con la noticia destacada de la muerte del histórico dirigente comunista Santiago Carrillo a los 97 años de edad, en su casa de Madrid. El título es bueno, muy bueno en realidad, porque en esa sencilla frase de seis palabras se dicen tantas cosas... prácticamente todo lo que puede decirse sobre la noticia. Un título de nuestro director y del staff parido en la reunión de portada. Y luego está la foto de Aymá, el fotón. Ya está.


Que también muestra todo lo que puede mostrarse de Carillo en un formato vertical que acentúa la tensión (tuvimos que cortarla ligeramente por arriba para que entrase en la página, lo mínimo). La composición perfecta con esa diagonal que comienza en el cenicero y termina en la lámpara pasando por el rostro del personaje envuelto en claroscuros, fumando claro. Las sombras y la luz de una vida que son las sombras y la luz del siglo XX en España.

En mi opinión (muy poco imparcial, evidentemente) fue la mejor portada de la prensa española este día. La mejor portada sobre la muerte de Santiago Carillo. Pero tengo que reconocer que jugábamos con ventaja. Con la enorme ventaja de tener con nosotros a un fotoperiodista del nivel del gran Pepe Aymá. Enhorabuena, maestro.