miércoles, 28 de noviembre de 2012

Noche de elecciones en la redacción...
y de edición gráfica

No es un debate político. No se trata de opinar sobre política ni sobre la interpretación de los resultados electorales porque, además, en lo que se refiere a los 'análisis electorales' se pueden razonar con argumentos tanto una postura como la contraria. Y tener ambas razón. Sucede mucho. Se trata de encontrar la imagen que cuente la historia que queremos contar. Es un debate sobre edición gráfica.


Las encuestas celebradas a pie de urna, publicadas en el mismo instante en el que se cerraron los colegios electorales de Cataluña el pasado domingo, avanzaron un 'descalabro' electoral (entiéndanse las comillas, una victoria perdiendo muchos escaños) para Artur Mas. Inesperado porque las encuestas previas, una vez más, nos mostraron lo 'científicas' que son. Pero es que, según iban llegando los datos oficiales del recuento, los malos resultados de CiU se confirmaban. Buscamos entonces una imagen de ese mismo día que reflejase exactamente eso y encontramos esta primera fotografía del momento en el que el president de la Generalitat acudió a votar. Sabíamos, no obstante, que la imagen no serviría porque no era una fotografía del momento de la derrota, de la última hora de la noche. Tan sólo pretendíamos 'ver' cómo podía quedarnos la portada.



En noches así, el tiempo pasa muy deprisa y el obligado cierre a una hora límite llega siempre demasiado pronto. No como las fotos... que parecen no querer llegar nunca. Esta es la primera imagen que probamos que sí corresponde al momento del que estamos hablando y que sí refleja lo que queremos contar además de apoyar al titular, un gran título. Es una foto muy buena, posiblemente la mejor de cuantas vimos según mi punto de vista que coincidía con casi todos, pero no con todos. Sobre todo porque el corte, esta edición, genera muchas dudas de que vaya a 'entenderse'. La bandera independentista desenfocada, como si se le hubiera desdibujado esa arriresgadísima propuesta a Mas, no tiene el suficiente espacio con este formato (porque la fotografía original, tal y como os mostramos más adelante, no es así, es horizontal). Es posible que al imprimir en papel prensa aquello quedase como un manchón de tinta.



Buscamos entonces, con las prisas desatándonos los nervios, una imagen que fuera menos 'confusa', apoyándonos en una 'sonrisa algo amarga'... como su victoria. Pero la que probamos resultaba excesivamente convencional. Y seguimos dejándonos los ojos en las pantallas del telefoto...



...hasta que apareció esta imagen. Bueno, no así exactamente, pero que así editada sí que funciona a la perfeccion. Eso es 'entrar en la Historia', lo que unido al gesto cabizbajo de su socio de coalición no sólo complementa el título sino que va más allá. Que es lo que debemos buscar. Ese algo más.



Es ya muy tarde, hay distintas opiniones defendiendo cada una de las imágenes. Probamos una más que posiblemente fuese más directa que las anteriores, pero... los personajes que están detrás de Mas acaparan excesiva atención, distraen. Sería perfecta si sólo tuviéramos a Mas con ese gesto y las banderas. Así que desechamos esta opción y volvemos a la anterior del balcón.



A punto ya de que salten todas las alarmas y que nos suene no la campana sino los tres avisos y el hasta aquí hemos llegado, se oye el grito de alquien, no recuerdo quién, que encuentra lo que buscábamos antes. Mas, su gesto, las banderas y nadie que moleste. Es la opción definitiva. Todo el periódico está ya enviado a la rotativa, están casi todas las planchas montadas y sólo falta que pinchemos el OK para enviar la primera página que es la última cuando... Se decide volver a la versión del balcón, junto a Duran Lleida, que es la que finalmente salió impresa:


Es cierto que se trataba de acertar o de acertar porque las dos últimas opciones son muy buenas. Y, además, acertar de lleno porque la que posiblemente fuera la mejor de todas ellas pudimos incluirla en la apertura de la sección de España a un tamaño mucho mayor y como debe ser editada, en su formato horizontal original que además de incluir a la esposa de Mas agarrándole el brazo permite entender a la perfección que sobre él se desenfoca la 'estelada' independentista :



Las noches electorales en los periódicos siguen siendo, afortunadamente, las 'noches de elecciones en la redacción'. Un subidón de adrenalina, gritos e inmediatamente después, al cerrar, una sonrisa amable. Una lucha contra el tiempo por hacer lo mejor de la manera más rápida posible.

Y como opinar sobre la edición gráfica es siempre apasionante y permite múltiples puntos de vista, todos válidos, os adjuntamos una encuesta para que nos digáis qué foto habríais publicado vosotros: