lunes, 21 de enero de 2013

II Premios La Buena Prensa

He encontrado una excusa perfecta para hablar de un blog sobre diseño periodístico que es más que un blog sobre diseño periodístico. Es todo un proyecto, una filosofía de vida digitalizada a diario, es el pleno convencimiento de que hacer bien las cosas merece la pena, y tendrá futuro hacerlo, es uno de nuestros primeros enlaces imprescindibles desde el año 2008, es... MAJ.



La Buena Prensa está editado por Miguel Ángel Jimeno, MAJ, que es todas estas cosas que podéis ver aquí y que me atrevo a resumir así: periodista y profesor de periodistas en la prestigiosa Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, la FCOM. Y La Buena Prensa es una iniciativa atípica, distinta y cojonuda principalmente por dos razones:

La primera de ellas se explica en el propio lema del blog: "Porque todos los días se publican páginas de buen periodismo". Y es que, en contra de lo que solemos hacer la inmensa mayoría de los periodistas, MAJ se dedica en su maravilloso sitio web ¡a hablar bien de los demás! ¡En serio! A destacar lo que merece la pena, a descubrir A DIARIO páginas de calidad publicadas en los diarios impresos de todo nuestro país. Que las hay, y muchas más de lo que podríamos imaginar, tantas como para aplastar cada jornada a toda la legión de gurús baratos del apocalipsis del papel.

La segunda es mi más absoluta admiración al trabajo que supone llevar a cabo su descomunal labor de rastreo, lectura, comparación, edición de imágenes, escritura de los textos... En alguna ocasión el propio MAJ nos ha dicho con cariño —con cariño navarro, entiéndase—, y con razón, que ya nos vale en encajabaja para que siendo los que somos no actualicemos a diario este vuestro y nuestro blog que ahora mismo acabo de actualizar, ¿eh, MAJ?

Miguel Ángel Jimeno, Mario Benito (un servidor), y Laura González, en Pamplona (foto Javier Vidal).

Con razón, sí, pero estoy seguro de que el elevado porcentaje de humanos perezosos que deben, debemos, rondar el 90% —y ya es ser optimistas suponer que el 10% sea laborioso—, y muy especialmente quienes un buen o un maldito día se embarcaron en esto de editar un blog o cualquier página web actualizable entenderán perfectamente lo que quiero decir.

El comienzo suele ser de absoluta ilusión, de frecuentísimas actualizaciones sin que importe lo de dormir poco, continúas cada vez con más dificultad y fuerzas menguantes... hasta que ahora, años después, si sigues, haces lo que puedes (son ahora aproximadamente las tres de la madrugada de una noche de domingo a lunes; durante todo el día, domingo, he estado trabajando en el periódico...). Aunque no sea exactamente igual, y con un nivel de responsabilidad mucho menor, recuerdo a menudo las palabras que escuché decir al gran fotoperiodista Santiago Lyon en relación a lo de "alimentar al monstruo" para referirse a la interminable y cíclica labor de quien trabaja para una gran agencia de noticias, en su caso AP. Apenas has logrado enviar una fotografía del rigor y calidad que exigen las grandes agencias internacionales, con lo complicado que es eso... y tienes que estar ya pensando en cómo 'alimentarlo' para la siguiente toma, mañana, o bien horas después.

Pues principalmente por estas dos razones, por hablar bien de los demás, y por el enorme trabajo de "alimentar el monstruo" a diario quería hablar de MAJ y de La Buena Prensa. ¿Y la excusa que empecé mencionando para hacerlo?



Pues que, además, el incansable, e insaciable, MAJ, organiza desde el año pasado, nada más y nada menos los Premios Periodísticos La Buena Prensa. Por si tuviera poco que hacer. Esta segunda edición está ya en marcha y el plazo para presentar trabajos está abierto hasta el próximo 15 de febrero. Están destinados a trabajos periodísticos en lengua castellana publicados en España y América Latina en ocho distintas categorías: mejor reportaje, mejor entrevista, mejor análisis, mejor crónica, mejor cobertura de hecho previsto, mejor cobertura de hecho imprevisto, mejor suplemento y mejor serie. No hay que pagar por presentarse —dato importante por varias razones que ya hemos comentado en otras ocasiones en relación a otros premios—, se pueden enviar páginas o direcciones de internet, y pueden hacerlo los autores de manera individual, o bien el medio como institución.

Os animamos a que enviéis pdfs a MAJ (en el enlace figura la dirección de correo electrónico) con aquellas de vuestras "páginas de buen periodismo que se publican todos los días". Por supuesto, os informaremos de los trabajos, medios y profesionales que resulten premiados. De momento, la enhorabuena para MAJ, una vez más. Y un abrazo, claro.