miércoles, 13 de marzo de 2013

Si hay foto... hay página (II)

Hay ocasiones en las que las fotografías de las portadas en los diarios coinciden. Ocasiones en las que también suele coincidir el comentario generalizado de que "todos los periódicos hacen lo mismo". Sin intención de diferenciarse. Aunque lo que suele explicarlo es que hay días en los que LA foto del día es, precisamente, ésa.Y tampoco tendría sentido del todo dejar de dar en portada la foto más importante desde el punto de vista periodístico e informativo de esa jornada sólo por el hecho de pensar que la vaya a llevar también en portada la competencia. Lo que no suele ser tan común es llevar la misma foto... pero con una edición gráfica absolutamente distinta. Como sucede hoy con los diarios El País y El Mundo.


Es evidente que el comienzo del Cónclave en el Vaticano para elegir un nuevo Papa es la noticia más destacada de la jornada. Y de entre las distintas posibilidades para ilustrarlo, también parece evidente la imagen del encierro de los cardenales en la Capilla Sixtina para deliberar, rezar y votar tras escuchar el "extra omnes".

fotografía: AFP

Pero sucede que si hay una página en la que cada centímetro de papel es escaso es, sin duda alguna, la primera página del periódico. Especialmente en un modelo "clásico" —como los de estos dos diarios— que no apuesta por un sólo tema —al estilo de una portada 'póster'— y que reparte el espacio y a valoración entre varios. Problema: la foto, tal cual es, no cabe entera. La necesidad de editarla nos permite, eso sí, destacar algún elemento de la imagen o eliminar algún otro que consideremos que distrae.

El diario El País ha optado por no cortar la figura humana que aparece en esta imagen; es una norma clásica, lo primero que te suele venir a la cabeza en tales casos. Pero, ¿es el protagonista de la imagen el maestro de ceremonias? O no será más bien protagonista esa puerta que se cierra para todos los hombres. El corte de El Mundo parece más arriesgado pero potencia el marco superior de la puerta —para que veamos que es, precisamente una puerta— y permite además que se vea mucha más superficie del interior de la Capilla Sixtina, elementos ambos que tal vez sean más importantes que la figura humana que la está cerrando, circunstancia que se sigue manteniendo.

Claro que una tercera opción para dar un portazo tanto a los hombres, como al debate del corte de la foto, es considerar que el verdadero hecho noticioso que contamos es que las puertas se cierran. Del todo. Como hicimos en la gran apertura de la sección de Internacional:


Y en este asunto mundano, sí podemos votar todos:

2 comentarios:

Alberto Olmo Gómez dijo...

Vaya, por un momento pensé que os estábais refiriendo a la foto de Messi ;)

Mario Benito dijo...

También estuvimos mejor en este caso, porque... a quién se le ocurre poner esa foto tan grande :)
Gracias por el comentario y un abrazo