lunes, 6 de mayo de 2013

Publicidad para una crisis

Es lo primero que se desploma, dicen, cuando sufrimos una crisis. La publicidad. Y, dicen, lo último que se recupera. Por si tuviéramos poco con nuestra propia crisis del famoso y manido "modelo de negocio" del que estamos ya hasta todas las pelotas posibles del cuerpo, incluida la que supuestamente piensa, y se aburre, y se harta de gurúes. Por eso les dejamos el "modelo" para que se entretengan entre ellos repitiendo obviedades y naderías, a ritmo de  trompetas sintetizadas del apocalipsis, y comentamos hoy algo de esa otra publicidad que más que resistir a la crisis, se amolda a ella, se transforma, o crece y se desarrolla y existe precisamente gracias a las dificultades económicas:



En nuestros periódicos nos estamos acostumbrando cada vez más a ver anuncios de este tipo. El primero es de una multinacional, otra más, que ahora que vienen mal dadas dice que abandona nuestro país; y que liquida sus existencias para despedir así a todos sus trabajadores. Así que, en lo que a mí respecta, ya me pueden estar esperando con sus "liquidaciones". El segundo, no sé si se trata del mismo sitio de alfombras que lleva "liquidándose" en Madrid desde que tengo recuerdos de los anuncios en prensa, unos cuantos añitos ya, me temo. Si nos fijamos, parece que o bien buscan la cutrez formal, la chapuza, el colorido "vistoso" y la ensalada de tipografías de manera intencionada, o bien que son sus problemas económicos quienes les obligan a echar mano del cuñao del photoshop, "que nos lo hace gratis".

Claro que no son los anuncios en la prensa los únicos que se 'adaptan' a la crisis. Seguro que nuestros lectores se habrán dado cuenta —los de la deprimida España, claro, no los de tantos países con nuestra misma lengua al otro lado del Atlántico llenos ahora de optimismo y oportunidades— que la publicidad que nos llega al buzón, primero disminuyó de una manera que más que alarmante era todo un alivio para luego vivir esa misma transformación que estamos comentado:


¿Se dan cuenta? El mismo estilo —aunque con mucho más nivel, un trabajo profesional, sin duda, y bueno—. Y el mismo reclamo: el "cierre", la "liquidación", como argumento para atraer clientes. Un cierre, que lo mismo ni existe, porque si se fijan bien la palabra "cerramos" tiene un asterisquito y luego, en letra muy muy muy pequeñita, al final de todo ese texto que está diseñado para no ser leído, estos simpáticos fabricantes de colchones nos informan de que "cerramos nuestro almacén central de Madrid". Un poco más apurado y nos anuncian que lo que cierran es el portal por la noche. Osea, que no cierran, ni estamos ante los "¡últimos días!"

Y es que dicen que las crisis alimentan el ingenio. "Pequeños trabajos y reparaciones del hogar", para reparar cosas que tal vez antes ni reparábamos porque comprábamos otra nueva y ello, con "precios anticrisis. No cobramos visita. Sin sorpresas". Pequeños dibujos y grandes descuentos... maneras de intentar diferenciarse en nuestros buzones dentro de una grandísima escasez de presupuesto, que esa es otra, claro.







Y volvemos a las páginas de los diarios para encontrar también algunos tipos de anuncios que posiblemente antes no se hubieran publicado...



"¿Quieres trabajar en Alemania? Un enfoque diferente". Lean, lean este anuncio aparecido hace poco en las páginas del primer diario del país. O este otro aparecido en el segundo...


Así que como esto es lo que hay, en vez de remar a contracorriente aprovechemos las ventajas de estos nuevos tiempos, tan ingeniosos, para consultar al "Maestro Yousouf. Auténtico vidente africano y curandero. Gran ilustre sabio de la alta magia africana". Ofrece "adivinación completa y clara", recupera amantes, acaba con la impotencia y con "los hechizos o el mal de ojo". Ya quisieran los gurúes de lo nuestro esa "adivinación completa y clara". "Trabajo serio y eficaz. Resultados garantizados al 100% en 3 a 7 días", ya quisieran los gurúes...



1 comentario:

adprietopyc dijo...

http://adprieto.wordpress.com/2013/05/01/1demayo-liquidacion-por-cierre/