jueves, 10 de julio de 2014

Otro caso práctico

Esta era la primera versión que hicimos de la apertura de Mundo de ayer, sobre el último y actual rebrote del eterno conflicto entre Israel y Palestina:


Y ésta era la primera página del periódico que teníamos preparada para la primera edición:



Habíamos considerado otras posibilidades para esa apertura de la sección de Internacional, como ésta...


...que posiblemente sea una mejor página doble, con una poderosa imagen de la explosión a un tamaño espectacular. Pero que repetía la explosión que ya dábamos en la portada.


Incluso habíamos probado también con otras imágenes muy buenas para no repetir la explosión:


Que aunque funcionan bien nos parecieron, no obstante, algo esteticistas. Y hablamos de una guerra.


Y llegó la realidad, otra realidad, en forma de partido de fútbol. Y la conmoción de los misiles se convirtió en la conmoción de los goles... Tuvimos que cambiar la portada. Ya no sería un alcance sino que iríamos con el partido, posiblemente uno de los más famosos ya de la historia del fútbol, desde la primera edición. Había que correr, más que los alemanes y muchísimo más que los brasileños, claro.


Lo que nos obligó a llevar la anterior fotografía del estallido del misil en la franja de Gaza desde la portada a las páginas interiores de la apertura de Mundo en las que no había explosión, recordad, porque la explosión estaba en la portada.


Que fue, finalmente, la página doble de apertura de Mundo que salió publicada.



También mejoramos la portada con un fotón en segunda edición, más tarde, muy tarde. Mucho.


Pero esa es otra historia. Otro caso práctico.

2 comentarios:

Martha Silva dijo...

Deberían analizar el "error" (no encuentro otra palabra) que cometió Publímetro Colombia sobre el tema Gaza. https://redaccion.lamula.pe/2014/07/10/publimetro-de-colombia-lleva-a-transformers-a-franja-de-gaza/jorgepaucar/

Mario Benito dijo...

Es una auténtica barbaridad, una locura que lejos de ayudar al periódico que lo hace (por los ingresos publicitarios de este día), lo que hace es hundir su credibilidad. No hay más análisis que yo pueda hacer que el de rechazar tal aberración. Incluso no creo que al propio anunciante que lo paga le parezca bien haber aparecido en esas páginas, hablando de "la extinción" junto a niños muertos en la franja de Gaza.
Un saludo y gracias por el enlace