miércoles, 9 de marzo de 2016

Entrevista a Victor Palau, de Gràffica


Víctor Palau. Foto: graffica.info


"El digital es información y el papel es emoción"

Todo empezó en el año 2009 como un punto de encuentro en el que desembocar la pasión por el diseño de Ana Gea y Víctor Palau. Siete años después, Gràffica se ha convertido en una de las webs de referencia del diseño en España y Latinoamérica. Tanto, que tienen sus propios premios, distintos a los habituales del sector y que premian cosas que en otros certámenes resulta imposible. Ahora, lanzan su revista en papel, apelando al reposo, la reflexión y la emoción que supone imprimir. Este primer número aborda, a modo de documental impreso, el futuro del diseño en España, un porvenir en el que la tecnología lo ha cambiado, y cambiará, todo. 


Lleváis en internet desde 2009 y os habéis convertido en una de las web de referencia en castellano para el mundo del diseño. ¿Cómo nació graffica.info?

Todo empezó con un blog personal y por la pasión de contar. Al principio era un lugar donde poder explicar, contar a otros lo que ocurría en el mundo del diseño gráfico. Una nueva marca, una nueva tipografía, una opinión sobre algún tema… poco a poco la audiencia fue creciendo y decidimos, Ana Gea y yo, convertir ese blog personal en algo donde más profesional y participativo. 


¿Vuestra vocación es ser algo más que una web de noticias sobre diseño?

Ser una web de noticias sobre cultura visual es ya mucho. Pero es cierto que hacemos muchas otras cosas dentro de la divulgación del diseño, la creatividad y las tendencias visuales. También somos una tienda, una web de ofertas de empleo… y en general también hacemos talleres, conferencias… y unos Premios que son nuestra gran fiesta.


También tenéis unos premios en el mundo del diseño. ¿Por qué decidisteis crear estos premios?

Los premios de diseño son un poco perversos desde nuestro punto de vista. Para que te den un premio hay que pagar una inscripción y presentarse. Hay una voluntad de querer ser premiado por parte del profesional. Y en ocasiones la actividad profesional es una estrategia dirigida a conseguir premios. Por tanto, no se le concede el premio siempre a quien lo merece, sino a quien puede pagarlo (las inscripciones son realmente altas) y a quien quiere que se lo den… Hay profesionales muy, muy validos que no se preocupan por estas cosas o simplemente no tienen los recursos para hacerlo.

Además en muchos premios el jurado es muy reducido, en ocasiones de una sola persona, que decide sobre el bien y el mal. Un diseñador (o unos pocos) que juzga a otros diseñadores.


Nosotros queríamos proponer otra manera. Unos premios en los que nadie se puede presentar, nadie paga, y hay un jurado muy extenso (más de 20 profesionales de diferentes áreas de la cultura) que no son sólo diseñadores. Eso nos daba como resultado otra mirada sobre nuestra actividad.

Por eso los Premios Gràffica premian cosas que sería imposible que se les diera un premio de los habituales y que sin embargo son enormes proyectos o profesionales.


Ahora os habéis lanzado con una revista en papel cuando la tendencia parece indicar justamente lo contrario. ¿Qué os ha llevado a editar una revista en papel?

Siempre vamos un poco a contracorriente. Lo que ha ocurrido es que después de 7 años de información en internet teníamos la necesidad de contar otras cosas, de otro modo, y no lo podíamos hacer en digital. 






Yo siempre digo que el digital es información y el papel es emoción. Una imagen a doble página es un impacto que no se consigue en un móvil. Un titular con una tipografía grande, destacados, ladillos, despieces… todo ese lenguaje no es posible en digital. Eso era una de las cosas que necesitábamos pero también un espacio de mayor reflexión y análisis. Los textos largos, aunque Jot Down parece decir lo contrario, no funcionan bien en digital.


Ahora tenemos un espacio donde no estamos sujetos a la viralidad, los likes, estadísticas, usuarios únicos… 


¿Qué acogida ha tenido el primer número?

Increíble. Muy por encima de nuestras expectativas. La primera semana se vendieron más de 1.000 ejemplares desde prácticamente todas partes. No solo España. México, Estados Unidos, Reino Unido, Italia… Hicimos una tirada de 3000 ejemplares que se nos va a que dar corta sin duda.

Cómo se hizo Gràffica en papel - Making of from gràffica on Vimeo.


Vuestro primer número está enfocado al futuro de la profesión. ¿Tenéis pensado hacer de cada número una unidad temática o que esa temática ocupe una parte amplia de la revista pero deje también espacio para otros temas?

Lo llamamos Revista Documental. Nosotros ponemos el micrófono pero los protagonistas son los profesionales que cuentan y hablan sobre el tema. Expresan su opinión que es mucho más valiosa que la nuestra. Incluso hemos quitado las preguntas para que ni siquiera esté presente nuestra impronta o que el lector se vea inducido por lo que les preguntamos.

Hay muchos temas alrededor del mundo del diseño y la creatividad que son susceptibles de hacer un documental. 

Además en cierta manera sí hay documental ya que la revista en papel se apoyará en entrevistas en video que hemos realizado a diferentes personas del sector, incluso a algunos que aparecen en la revista, que redundan sobre la temática y la opinión sobre el tema central de la revista. Se podrán ver en la web y en las redes sociales. 


Hablando de futuro, ¿Cómo veis el mundo del diseño en España? ¿Y en Latinoamérica?

El futuro es muy interesante. Estamos en un momento en que todo cambia y que hay muchos paradigmas, muchos modelos que se han venido abajo. En la revista vemos que todos los modelos son viables siempre que se sepa lo que uno hace, pero es cierto que hay una nueva manera de dedicarse a la creatividad que ya no es la tradicional de un diseñador con un ordenador que solo sabe hacer logos o maquetar libros. Ahora hay miles de formas de diseñar y aplicar nuestros conocimientos a cientos de nuevos canales y soportes. La tecnología lo ha cambiado todo y lo va a seguir cambiando.



En España el sector está muy tocado porque las empresas no han sabido aprovechar los conocimientos de los creativos para mejorar sus empresas y sus negocios. En Latinoamérica me da que están igual o peor. Lo que nos llega de allí es muy esperanzador ya que hay países que están creciendo mucho y se nota que se están haciendo muchas cosas en el mundo de la cultura visual. México, Argentina, Perú … pero están lejos de lo que sería óptimo o deseable. 


Lo que si está claro es que ahora mismo da un poco igual donde estés. Se puede trabajar desde Perú para todo el mundo y viajar a ciertos lugares de vez en cuando. Nosotros mismos somos un ejemplo de lo que llamamos ahora Emigrante 2.0.


¿Cuáles son los principales problemas que creéis que tiene el diseño gráfico en España?

El principal problema es que no se ha fomentado en ningún lugar una buena calidad de la cultura visual. Los programas de televisión, por ejemplo, tiene un diseño de imagen francamente deplorable (excepto Canal +). Esto hace que toda la población tenga un conocimiento visual muy bajo. Eso afecta a las empresas que generan productos para ese contexto visual. También las instituciones públicas han dejado de contratar a los mejores y han optado por lo más barato o yo me lo guiso yo me lo como.



Incluso las empresas públicas dedicadas a promocionar el diseño han desaparecido. Barcelona parece el único reducto donde el diseño es tema de estado y se utiliza como herramienta de atracción de negocio e incluso turística. 


Vosotros tratáis mucha de las disciplinas del diseño. ¿En cuál creéis que destaca más España?

Eso es complicado. En tipografía somos una referencia muy importante. Grandes tipógrafos que desde España crean tipos muy usadas en todo el mundo o que participan en proyectos editoriales a nivel internacional. Hay muchas disciplinas con mucha actividad, pero ahora que operamos en la aldea global, ya no se sabe quién es quién ni donde trabaja cada uno. Por eso decir que España es potente… más bien hay mucha gente haciendo muchas cosas en muchos sitios.


¿Tiene España mucho que envidiar a los países anglosajones en cuestiones de Diseño?

A nivel de profesionales no tanto, a nivel del uso del diseño en la vida diaria… TODO! Ir a un supermercado en Londres y ver lo que está en el linea es increíble. Los libros, la prensa, los programas y cortinillas de televisión… los logos!!! Y no es que aquí no sepamos hacerlo igual de bien, de hecho todos vemos lo que se hace en casi cualquier parte, el problema es que aquí es difícil encontrar al otro lado a alguien que este a la misma altura y con los mismos objetivos...


¿Y el futuro de la prensa?

La prensa siempre estará ahí. En un formato o en otro. Lo que cada vez está más cerca es la muerte del periódico en papel que se compra en el quiosco. Hay que pensar que lo que ocurre en el papel está obsoleto en el mismo momento que es está imprimiendo. Pero… si que surgirán nuevas propuestas de periódicos más segmentados, con contenidos mejores. Los casos de La Marea, Jot Down, Libero, nosotros mismos… es el ejemplo de que la gente está cansada de la prensa tradicional y quiere otros temas y de otro modo.




El País con toda la cantidad de especiales que está haciendo parece que el periódico sea lo de menos y es la excusa para vender todas las demás revistas…

La prensa está y estará … lo que ocurre es que cuando hay cambios cuesta volver a recolocar las cosas en su sitio. Es como las mudanzas, siempre hay cajas que se quedan por ahí desperdigadas...


¿Nos podéis dar unos nombres de gente a la que no podemos perderles la pista durante los próximos años?

Ufffff!!!!! Cualquiera de los que sale en la revista habrá que tener mucho ojo con ellos…