viernes, 14 de octubre de 2016

Ahora... o nunca

Esta es la última portada, con fecha de hoy, del último periódico nacido en Madrid, que Ahora fallece, con tan sólo un año de vida.




Ahora ha sido el ¿último? intento de hacer un periódico impreso en papel en mi ciudad. Impulsado por el veterano periodista Miguel Ángel Aguilar —a cuyas órdenes trabajé hace más de 20 años en el diario El Sol, un proyecto maravilloso que apenas nos duró año y medio pero a través del cual pude entrar en este mundo fascinante y doloroso de la prensa impresa que tanto amo—, dirigido por Ramón González Férriz y con una plantilla de unas 20 personas, 12 de ellas periodistas. Tenía una tirada de 15.000 ejemplares, 5.000 de ellos vendidos en los kioskos y 1.200 mediante suscripciones, según los datos que aporta Rubén Arranz en Vozpópuli.



En el número anterior, publicado el viernes pasado porque Ahora es, era, una publicación semanal en formato sábana, se informaba a los lectores del "acuerdo de disolución y cierre del periódico" decidido en una Junta extraordinaria de los accionistas de 'Papel Futuro 2014, SL', empresa editora con sede en la calle Larra, mítico lugar por su relación con el periodismo impreso en Madrid durante todo el siglo XX. Se aportan también datos económicos que justifican esta media y la Junta "lamenta la desaparición del periódico en momentos que parecen hacerlo más necesario".

Estoy de acuerdo. Porque, saben, de haber dependido de mí el sacar a la calle un periódico en estos tiempos, habría hecho un proyecto así. Un diario bien diseñado, proyecto del talentoso Fernando Rapa Carballo, bien impreso en un formato interesante y distinto, en un papel de calidad en el que la lectura está por encima de todo, incluso con un cuerpo de letra mayor que el habitual en la prensa. Un periódico para leer. Para quienes nos gusta la lectura. Centrado en política, economía y cultura, justo aquello que más me interesa. Con temas de fondo para comprarlo una vez a la semana y leerlo con calma durante distintos días. Una sección de Cultura que, para mí, era de las mejores en la prensa actual y eso teniendo en cuenta su corta trayectoria.



En fin... Que lo han hecho todo bien, y no ha servido. Que lo me que interesa, no parece interesarle a esta sociedad, o no de la manera suficiente como para que sea sostenible económicamente. Que nos empobrecemos. Que lo gratis no basta. Que lo pagaremos.

Para mí es una muy triste noticia el cierre prematuro de Ahora y sólo me queda dar la enhorabuena y las gracias a ese equipo periodístico que con su trabajo de excelencia nos ha ofrecido bien entrado el siglo XXI nada más y nada menos que un periódico.




Ahora se despide de ustedes