Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de septiembre de 2012

Sombras y luz. Una portada

"Si hay foto, hay página", solemos decir quienes nos dedicamos al diseño periodístico. Si hay una buena foto, evidentemente, porque lo cierto es que hacer una buena página sin buenas imágenes resulta casi imposible y hacerlo sin ninguna... pues está al alcance de muy pocos. Si hay foto, tenemos que limitarnos sencillamente a no estropearlo, colocarla en el mejor lugar posible y al tamaño adecuado. Ya está.


Esta es la portada que hicimos el pasado martes por la tarde-noche, y que se publicó el miércoles 19 de septiembre, con la noticia destacada de la muerte del histórico dirigente comunista Santiago Carrillo a los 97 años de edad, en su casa de Madrid. El título es bueno, muy bueno en realidad, porque en esa sencilla frase de seis palabras se dicen tantas cosas... prácticamente todo lo que puede decirse sobre la noticia. Un título de nuestro director y del staff parido en la reunión de portada. Y luego está la foto de Aymá, el fotón. Ya está.


Que también muestra todo lo que puede mostrarse de Carillo en un formato vertical que acentúa la tensión (tuvimos que cortarla ligeramente por arriba para que entrase en la página, lo mínimo). La composición perfecta con esa diagonal que comienza en el cenicero y termina en la lámpara pasando por el rostro del personaje envuelto en claroscuros, fumando claro. Las sombras y la luz de una vida que son las sombras y la luz del siglo XX en España.

En mi opinión (muy poco imparcial, evidentemente) fue la mejor portada de la prensa española este día. La mejor portada sobre la muerte de Santiago Carillo. Pero tengo que reconocer que jugábamos con ventaja. Con la enorme ventaja de tener con nosotros a un fotoperiodista del nivel del gran Pepe Aymá. Enhorabuena, maestro.

jueves, 20 de septiembre de 2012

'La tela de torear'

Esta tarde se inaugura en sala Spa[z]io de Madrid (calle Víctor de la Serna, 1, callejón) la exposición fotográfica 'La tela de torear' de la fotógrafa Begoña Rivas, una de las más grandes profesionales del fotoperiodismo de nuestro país, y compañera nuestra hasta hace muy poco. Como está sucediendo en nuestro país, y muy en especial en el mundo de la prensa, los 'recortes' como pretendida solución cuando en realidad son parte del problema crean un círculo vicioso que no hace sino ahondar el problema.

La muestra, de obligada visita, está formada por 20 fotografías centradas en el mundo de los toros, desde una mirada distinta, llena de sensibilidad y de poderío técnico, como podéis ver en estas dos imágenes que amablemente nos ha enviado la propia Begoña junto con un pequeño texto donde ella misma 'se explica' para los lectores de encajabaja.




La tela de torear

El traje de luces; los bordados; los capotes; castoreños y monteras, todo lo que rodea y viste el mundo del toro me fascinó desde el primer momento. Con este trabajo he puesto el foco de atención en los elementos haciendo un repaso al barroquismo que adorna este espectáculo y que a veces se escapa al ojo humano. La faena termina el día de la fiesta pero para llegar a ese día otros maestros ya han hecho su trabajo dando las últimas puntadas para que no falte ningún detalle.

Enhorabuena y mucha suerte Begoña, una vez más, por este trabajo. Para nosotros ha sido un honor y todo un lujo compartir contigo redacción y poder trabajar con tus imágenes durante todos estos años.


lunes, 26 de marzo de 2012

"La moda está de moda"
(XV Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño del CEU)

Tenemos la sospecha de que hace ya quince largos años que han pasado en un brevísimo instante los entonces organizadores de las Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, nuestros muy queridos Pedro Pérez Cuadrado y Laura González, no imaginaban que quince larguísimos años después transcurridos en un breve instante su iniciativa se iba a convertir en todo un clásico por el que pasarían los más importantes profesionales del diseño periodístico, la infografía y el fotoperiodismo. Los eventos, e incluso los estudios universitarios en relación al diseño periodístico eran prácticamente inexistentes entonces en Madrid, y en aquella privamera de 1986 participaron, atención, Mario Tascón, Javier Bauluz, Ricardo Curtis y Rodrigo Sánchez, entre otros... Así, hasta hoy, hasta la semana pasada. Por eso, una vez más, ¡enhorabuena al CEU y especialmente a Laura González (ahora al frente una vez que Pedro Pérez ha pasado a labores parecidas desde la Universidad Rey Juan Carlos del sur de Madrid)!, y, sobre todo, gracias. Por todo lo mencionado, y por contar desde hace tiempo también con nosotros.





Esta es la segunda edición dedicada al mundo de la moda (es muy oportuno recordar la espectacular producción en vivo que organizaron en 2008 con dos modelos, el gran fotógrafo Luis Malibrán y la reputada estilista Patricia Oliver), sector que resiste la crisis de la prensa mejor que la mayoría y por el que muchísimos alumnos de periodismo tienen un especial interés (las inscripciones superaron en mucho las plazas disponibles para estas jornadas y el salón de actos estaba a tope), porque, como muy bien dijo Laura González en la presentación, "la moda está de moda"



Luis Blasco (La moda en los períodicos versus la moda en las revistas)

Nuestro compañero de blog, periodista en la sección de diseño del diario El Mundo y profesor durante varios años de cursos de diseño periodístico en la Complutense, Luis Blasco, tuvo el honor de abrir estas Jornadas con una actualización de su conferencia en la que de manera muy ingeniosa y didáctica 'enfrenta' a periódicos y revistas.




Con numerosos ejemplos de distintas revistas (Esquire, Harpers Bazaar, Telva, Yo Dona) y páginas de la desaparecida sección 'Mujer en el Mundo' de nuestro periódico, su conferencia abordó las diferencias entre estructuras de páginas: rejillas modulares rígidas o flotantes, simetría frente a esquemas asimétricos o fragmentación; tipografía, con un análisis acertado sobre la identidad y jerarquía de la tipografía en los diarios frente a la experimentación y a cierta anarquía en las revistas; y el color, con un fin exclusivamente utilitario en la prensa diaria (identificación de secciones, "pocos colores pero muy bien utilizados", según Blasco), que en las revistas además de práctica se permite una vertiente puramente estética.




Para los diarios, la legibilidad "debe ser máxima, es una prioridad absoluta, mientras que las revistas se pueden permitir el lujo de sacrificar esa legibilidad para conseguir un mayor impacto visual o para crear determinados efectos", nos explicaba Luis Blasco cuando el flamante Mac decidió desobedecer sus órdenes para volverse loco con la cuidada presentación, unos breves momentos de pánico que solventó con sentido del humor: "Desde que ha muerto Jobs, esto ya no es lo mismo". Enseguida volvió a controlar la situación para señalar con imágenes las diferencias en lo que se refiere a la fotografía, informativa y rítmica en los diarios, estética y arrítmica en las revistas, según su análisis.








Las "revistas que quieren ser periódicos y los periódicos que quieren ser revistas" fueron el punto final de una conferencia que, antes, en esta actualización de "Periódicos versus revistas", nos presentó el caso práctico de la nueva sección de EM2 del diario El Mundo: numerosos ejemplos de páginas sobre la Pasarela Cibeles en distintas versiones del mismo material diseñadas para primera y segunda edición con las variantes que la actividad diaria de un periódico obliga a introducir: publicidades que entran sólo para una versión, material que de dos páginas pasa a ocupar una sola o al revés y que debe rediseñarse en un cortísimo espacio de tiempo... vicisitudes que la moda sólo padece en las páginas de un diario.


Natalia Bajo (La revista Telva del papel al iPad)

En apenas dos años Natalia Bajo ha pasado de diseñar en papel los contenidos de la que posiblemente es la revista de moda más importante de nuestro país a tener que llevar a cabo un proceso de reflexión ("pero reflexiona deprisa, me dijeron", nos contó Natalia, "porque en apenas dos meses salimos") para conseguir "meter" todos esos contenidos en la pantalla de un iPad; con contenidos multimedia añadidos y "no de cualquier manera, había que hacerlo con el nivel de excelencia que se le exige siempre a nuestra revista".


Y ha llegado hasta aquí, para desde aquí seguir experimentado hacia... porque, según su introducción histórica, desde el 2008 vivimos una crisis de publicidad, subidas del precio del papel, un cambio en los hábitos de lectura hacia lo digital e internet, donde aparecen nuevos competidores. "Vivimos una época de cambios a gran velocidad", comentó al auditorio, "que no es que vayan a llegar, es que ya han llegado y en los que todos estamos participando".

En 2009 se puso en marcha en Unidad Editorial el proyecto de Orbyt, un 'kiosko digital' que comenzó a comercializarse a partir de marzo de 2010. Natalia Bajo explicó que se creó entonces un departamento de producción multimedia para dar cobertura a las distintas publicaciones del grupo (El Mundo, Marca, Expansión, Telva, etc.) "y los periodistas tuvieron que comenzar también a pensar de una manera multimedia". En su revista, en Telva, se creó un equipo de trabajo ("una becaria y yo", nos confesó Natalia) para trasladarla al iPad y "según íbamos haciendo la revista se iba desarrollando el software para poder hacerlo". Buscaron modelos ("'Wired' fueron los primeros y es de lo mejor"), pero teniendo siempre presente que "no queríamos hacer en el iPad un Telva que no fuera Telva".




El proceso de trabajo de Telva para iPad comienza cuando ha terminado de hacerse la revista en papel. "Entonces tenemos unos 20 días para rediseñar todos esos contenidos para la nueva aplicación". El problema es que Telva "tiene muchas páginas, muchísimo contenido y no sólo gráfico, porque somos la revista que más texto tiene del sector", a lo que hay que añadir el contenido extra multimedia. Además, incluso a veces "podemos actualizar" alguno de esos contenidos si la actualidad lo exige. Natalia Bajo señaló que todavía no hay cultura en la publicidad para el iPad, no se ha desarrollado nada específicamente para este soporte a pesar de que ofrece infinitas posibilidades y terminó destacando algo que nos parece muy importante en su labor: "Reestructuramos la información, pero sin perder nunca de vista el sentido periodístico".


Clara Montagut ('Esquire', las claves de su diseño)

Ver nacer un medio siempre es un privilegio, y ver nacer la versión española de un medio como Esquire lo es mucho más. Por eso la conferencia de Clara Montagut (o Ladicash en su alter ego tuitero) tenía mucha miga: ver cómo la edición de Esquire se parece a la edición madre, la americana, pero sin ser una copia de la misma, con personalidad propia. Empezando porque la redacción, en sí misma, no tiene nada que ver. La española es pequeña, cabe toda en una mesa grande, lo que "influye de manera natural y hace la información accesible desde todos los niveles", nos contó Clara, pese a su patente cuasi afonía. Eso implica una frescura en los contenidos. Contenidos totalmente autoeditados. Del total de la revista el máximo de reportajes que vienen de la revista madre no sobrepasa el 8-10%. Y eso es mucho contenido propio.

Para conseguir todo eso, el diseño de esta revista se basa en cuatro pilares fundamentales: fotografía, tipografía, ilustración y humor.





La fotografía en Esquire es fundamental "porque la revista tiene una carga gráfica muy grande". "Queríamos hacer una revista distinta a lo que hay en el kiosco, con una gráfica atractiva y un gusto por la fotografía [...] que la gente conservara la revista." Como el contenido más pegado a la actualidad se escapa en las páginas de la revista, la fotografía tiene que intentar encontrar ese equilibrio entre actual e histórico, algo más vintage. Eso lo han conseguido con el retrato, tanto que ellos reconocen que han conseguido una especie de subgénero, el "retrato Esquire", un retrato sin artificio, identificado ya como un lenguaje propio. Y siempre en portada "porque la portada es la página más importante de una revista, y quien diga lo contrario miente", afirmó rotunda Clara. Y en Esquire usan la portada para vender una sola idea, nada de portadas sumario.





Al igual que con el retrato, en el resto de páginas busca que "los hombres se vean reflejados, que los modelos hagan cosas que se hacen en la realidad", y que la fotografía publicitaria no sea simplemente eso, publicitaria, sino darle un toque distinto, jugar con los objetos que se fotografían.

La tipografía es otro de los pilares de la revista, en el que Clara pone especial atención porque es "es como una ilustración". En la revista se buscan referencias a publicaciones de los años 50 y 60, la época dorada de Esquire con George Lois al mando, algo que puede parecer fácil pero que no lo es tanto si se tiene en cuenta que la revista se rediseña todos los años. Sí, todos los años. Para trabajar la tipografía de cada reportaje, confiesa Clara, necesita tener todo el material antes, tanto textos como fotografía, y a partir de ahí construir combinando familias. Siempre huyendo del uso de la tipografía de manera gratuita. "Cada texto tiene su tipografía".







En la ilustración, y la propia Clara es ilustradora, Esquire juega mucho con un estilo propio, vintage, algo que diferencia a la revista del resto. Al igual que con la enseñanza del paso a paso, evitando la fotografía aburrida, como por ejemplo a la hora de enseñar cómo se hacen unos abdominales.

El último pilar, y casi nos atreveríamos decir que el más importante porque abarca el resto, es el humor. "El tono de la revista es de un humor inteligente, queremos dar a la gráfica un tono de humor, contar a los personajes de otra manera". Al igual que hacen con el código de barras con sus moscas personalizadas, un guiño más a los hombres en su mejor momento, como reza siempre su portada.


Javier Moya (Del papel a internet)

A pesar de que Esquire lleva ya más de 50 números en nuestro país, su versión web sólo tiene un año. Esto es por la concepción de la web como un medio más, tal y como nos contó Javier Moya.

Según nos explicó el propio Javier, lo más complicado fue prever el comienzo, buscar la forma ideal de navegación en la web, las secciones, la salida de los artículos, etc. Querían cuidar "hasta el más mínimo detalle", no dejar nada al azar, como hacen en los pies de página. Por las peculiaridades de Esquire y Esquire.es decidieron que lo mejor era buscar una estructura de tres columnas, lo que les permitía evitar los molestos banners y popups de publicidad sin que los visitantes de la web dejaran de perder de vista los temas de portada y alguna dosis de publicidad menos invasiva.




Para ello es fundamental el equipo de diseño y desarrollo. "Nosotros dependemos más de ellos que ellos de nosotros", confesó Javier, muy contento con la navegabilidad que han conseguido gracias a la rejilla de tres columnas.

El uso de webfonts y de la tipografía integrada dentro de la fotografía es una de las señas de identidad de la web, lo que permite el juego de familias y cuerpos dentro de la misma. Para ello, insiste Javier, no hace falta tener muchos conocimientos técnicos, para eso están los técnicos.




Con estos elementos, además de, por ejemplo los dobles marcadores de páginas, las "miguitas de pan" que indican al lector dónde están, etc. intentan transmitir la misma sensación y mensajes que la revista de papel. A lo que hay que sumar la nueva experiencia que permite la red, como el uso de las redes sociales y la interacción con los lectores, fundamental para Javier como forma de enriquecer la propia web de una manera ágil y directa.

Además, hay que intentar trasladar los contenidos y juegos del papel a la web, cosa que no siempre se consigue aunque por lo menos se intenta. Para ello, como en el caso de la portada de Ferrán Adriá que olía a El Bulli, se puede recurrir a trucos como la ilustración que intenten evocar esa experiencia sensorial que sí ha conseguido el papel pero que todavía se le resiste a la red.



Pero lo más importante, según palabras de Javier, y que corroboró Clara, sentada a su lado, es "divertirse". Divertirse durante el trabajo permite hacer las cosas mejor, y si se puede hacer con los lectores, mucho mejor.

jueves, 26 de enero de 2012

Sin posibilidad de error... ¿o sí?

Seguro que en más de una ocasión habréis escuchado hablar de ese "bendito problema" que de vez en vez, no tantas como ellos quisieran, se les presenta a los entrenadores de fútbol —sirve, supongo, para cualquier otro deporte de equipo— cuando tienen que elegir entre un futbolista que está muy en forma y otro que no lo está menos para el mismo puesto.

Pues ese mismo problema de tener que elegir entre lo mejor y lo mejor nos sucedió hace días, pocos, precisamente en relación a las fotografías de un reportaje sobre un entrenador de fútbol: Marcelo Bielsa, actual míster del Athletic Club de Bilbao. Nos encontramos con la dificultad de que al tener que elegir una, sólo una, pues había que descartar el resto de magníficas fotografías que nos envío Patxi Corral, uno de nuestros foteros en el País Vasco, a quien tenemos que felicitar desde aquí por el gran trabajo que hizo en aquel entrenamiento, previo al enfrentamiento con el Real Madrid.

La primera idea fue la de utilizar una fotografía digamos clásica, de Bielsa "haciendo" de entrenador. Y compusimos una página doble en función de la imagen elegida:



Es una gran foto, porque a pesar de estar rodeado por sus jugadores, el protagonista es él... eso sí, no lo suficiente para la idea que tiene el jefe de Deportes. Quiere más protagonismo aún para Bielsa, motivo por el cual buscamos una segunda opción, que nos obliga a remaquetar la doble aunque respetando todos los elementos y la extensión de los textos, que eran ya los reales.



Sigue haciendo de entrenador, su gesto es definitivo; aparece uno de sus jugadores. Es otra gran imagen aunque tal vez tenga menos fuerza. Y probamos con otra:



Fotón, fotón absoluto. Habéis visto el gorro, cómo se destaca el escudo del Athletic en el pecho de Bielsa, cómo llueve hasta casi mojarnos y cómo llenan ambos la imagen. Tal vez demasiado, sobre todo Llorente... que no debería ser el protagonista y lo es, aparece el primero a la izquierda, es mucho más grande, demasiado... Volvemos a probar.



Fotón, absoluto fotón. Es impresionante que cuando lo habitual sea lo difícil que nos resulta encontra una imagen realmente buena, nos encontremos con todo esto. Miramos hacia atrás, con cuál me quedo... Esta última tiene una composición que raya la perfección, eso es Bilbao, Lezama, el entrenador y el grupo de futbolistas ¡bajo un paragüas! Bielsa medita, ¿tácticas de juego? Es un auténtico estudioso del fútbol pero en esta imagen vuelve a perder tamaño y protagonismo. ¿Probamos otra más?



Sin palabras. ¿Otra?



Fotón tras fotón... En esta última Bielsa tiene un tamaño más equilibrado, la composición es también impecable y además tiene más movimiento que las anteriores, motivo por el cual nos decidimos finalmente por ésta. Que salió impresa como podía haberlo hecho cualquier de todas las anteriores... y de incluso alguna más que no nos dio tiempo a probar por aquello de que los periódicos impresos siguen teniendo una hora de cierre, a la que llegamos a veces con algún "bendito problema" en el que no hay posibilidad de error, ¿o sí?

Con cuál de las imágenes habríais acertado vosotros:


lunes, 12 de diciembre de 2011

Revista de blogs (XIII)

Hacía bastante ya desde la anterior entrega de nuestra 'Revista de blogs' y por eso volvemos a ella para ofreceros algunas propuestas que nos parecen interesantes y que merecen formar parte de nuestros enlaces permanentes; sí, esos que tenéis en la columna de la derecha.






Asuntos fotográficos. Descubrimos recientemente a través de la página web de la más que interesante revista Yorokobu, este sitio web dedicado a la fotografía que mantiene vivo el fotógrafo Carlos Spottorno. Reproducían un curioso artículo titulado "Quiero ser distinto, igual que todos los demás" en el que hablando de las redes sociales su autor escribía cosas así: "(...) Pero no necesito todo esto. Lo que de verdad necesito es silencio. Necesito que no me interrumpan. Concentración. Tiempo para pensar. Tiempo para madurar ideas. Necesito espacio propio para darle forma a todas las ideas que pasan por mi cabeza (...) En fotografía necesitamos tiempo para planear proyectos. Tiempo para fotografiar, y sobre todo, muchísimo tiempo y concentración para editar y darle forma a las cosas." Y no sólo eso, porque al bucear en este magnífico blog de fotografía espléndidamente escrito se pueden encontrar absolutas joyas de saber fotográfico como la que se esconde tras este enlace.



Y aprovechando que el descubrimiento viene desde Yorokobu (recordad que su versión impresa ha sido elegida además como la revista mejor diseñada del año en los premios ÑH8 de la SND-E), pues hacemos justicia también a esta gran iniciativa, distinta, creativa, de calidad, incluyéndola en nuestros enlaces de "Medios de Comunicación" (aunque podría estar en cada una de las categorías). Asuntos fotográficos lo podréis encontrar entre los enlaces de fotografía.







Typographica. Tipografía por aquí, en estas letras que lees ahora mismo, tipografía en el teclado en el que escribo ahora (VAG Rounded), tipografía en el periódico que lees, en la revista que recortas, en el telediario que ves, en las letras del disco que escuchas, en la pantalla de tu smartphone, en la parada del bus, en los carteles del metro, en el brick de leche, en las zapatillas que te atas, en la cazadora que te abrochas, en la bolsa de patatas que compartes con un colega, incluso en las gafas que llevas puestas. Tipografía por todos lados.
Typographica se encarga de recopilar fuentes, clasificarlas y comentarlas. Y si hay un libro que te habla de ellas, de sus creadores, de sus usos y desusos o de cómo influyeron en una época, también te lo enseña, reseña y comenta (en inglés). Además, a través de la aplicación de iPhone y iPad Flipboard, te regala unos cuantos enlaces a otros blogs con multitud de datos, vídeos e historias interesantes.







Manuel Jabois es gallego, periodista, columnista del Diario de Pontevedra y desde hace un tiempo apunta en sucio con frecuencia en su blog de elmundo.es. Pero por encima de todo, Manuel Jabois es un tipo que escribe como los ángeles, desde las tripas...
Sus Apuntes en sucio son golpes de genio preñados de literatura. Miradas traviesas del que se asoma a la ventana del vecino buscándose a sí mismo... Periodismo literario, literatura de periodista. Jabois ha irrumpido en el panorama de la prensa española como lo hacen los grandes, con calidad, genio e historias... Y merece mucho la pena leerle, y seguirle en twitter... Los que dicen que el periodismo se muere deberían leer a Jabois para entender que hay historias que merecen ser contadas e historias que sólo pueden contarse con el talento de escritores como Manuel Jabois. Pasen y lean.

martes, 1 de noviembre de 2011

Edición fotográfica en revistas
#jornadasdiseño(2)

Manuel Charlón, fotógrafo especializado en viajes, nos trajo una interesante y extensa charla sobre su trabajo, trufada con varias anécdotas.


Lo primero que llama la atención es su método: Charlón visita las embajadas y oficinas de turismo a los que quiere viajar para que ellos le organicen y abonen tanto el billete de avión, hoteles, restaurantes, guías, etc. A cambio, él les ofrece la posibilidad de publicar sus reportajes fotográficos en varias revistas y periódicos de prestigio de todo el mundo (colabora con publicaciones de Rusia, por ejemplo; National Geographic, Yo Dona, El País, El Mundo, Le Figaró, etc.) De esta manera ha conseguido viajar a multitud de ciudades "sin perder nunca ni un euro", como él mismo confesó en la charla. Publicidad para ellos en grandes revistas a un coste bastante moderado: "la guía práctica de los reportajes de viajes es publicidad encubierta", confiesa Charlón.

Sin embargo, sus orígenes son la prensa diaria (la primera foto que vendió fue de un accidente). Para él, "el periodismo se aprende en los periódicos". Ahí "abarcas mucho y luego tienes que ir cerrando el angular" hasta que encuentras tu espacio. Él lo encontró en la fotografía de viajes.

Hacer fotografía de viajes no es hacer fotos a donde viajas. "Ahora vuelves de un viaje y traes 6.000 fotos", se lamenta Charlón. Antes, con la diapositiva, no podías hacer eso. "Un reportaje es contar una historia, es tener una idea, como hacer una película". Eso es hacer un reportaje. Él por ejemplo, lleva años haciendo un reportaje de Puertas y Ventanas del Mundo y otro de Taxis, aprovechando los reportajes "oficiales" que hace. Para ello, es importante informarse de dónde vas antes de ir. Saber si es bien recibida la cámara de fotos ("la cámara al hombro es una forma de atraer problemas"), si hace falta seguridad, la situación política, económica, sanitaria, etc.


Pero sobre todo, es importante conocer "nuestras propias limitaciones". "No hay que viajar a donde no vas a estar a gusto", porque "el mejor viaje es aquel que cuentas; el peor el que no cuentas", confesó Charlón, que ha perdido a varios amigos en el camino. Durante sus reportajes, que pueden durar de una semana a varios años, ha vivido situaciones extremas, sobre todo en África y Sudamérica donde ha sido testigo de varios conflictos bélicos (El Salvador, Ruanda), de situaciones de pobreza extrema (como varios proyectos de ONGS en África).

Charlón da más pistas: "La clave de un reportajes está en la cabeza. Como freelance hay que conocer a cada cliente. Lo importante está de la cámara hacia detrás". Como muchos de sus compañeros piensan, "lo importante no es la cámara, es el ojo que dispara" dice mientras muestra una Canon compacta con las que ha hecho algunas de sus mejores fotos. Pero para ello hay que tener paciencia y a veces suerte, como él mismo confiesa. Y aprender a ver fotografías sin la cámara.

Una vez hechas las fotos, viene la pelea con el director de arte. En ella él no puede estar presente, pero entiende que cada uno luche para su trabajo quede lo mejor posible, aunque "a veces me hayan destrozado un reportaje". Gajes del oficio.

lunes, 31 de octubre de 2011

Periódicos 'versus' revistas
#jornadasdiseño(1)

Un año más, y van tres, hemos vuelto durante la semana pasada al campus de Fuenlabrada de la Universidad Rey Juan Carlos para disfrutar de las Jornadas de Diseño en la Sociedad de la Información. Muchos de vosotros habéis podido seguir en directo la mayor parte de las conferencias a través de nuestra cuenta en Tuiter (@encajabajablog) donde hemos condensando en breves titulares de 140 caracteres lo más destacadao con la tiqueta (hastag, dicen) #jornadasdiseño.



Qué hace un director de arte en una revista como QMD (Francisco Ramírez)

Este año, Francisco Ramírez, director de arte de la revista Qué me dices! abría las ya clásicas jornadas del otoño diseñil madrileño. En su charla sobre la función de un director de arte en una revista, Ramírez nos contó una breve historia de la revista personificada en su mancheta. La revista, nacida bajo las ramas del homónimo programa de televisión hace ya unos años, ha evolucionado a la vez que lo ha hecho su público.



En su mancheta y en su contenido se ve esta evolución, como nos mostró su director de arte. La primera varió de tamaño (a más pequeña, hasta reducirla a QMD!) y de color (de un magenta intenso a un fondo azul, pasando por rojo). Con esos cambios de mancheta también vino un cambio de contenidos, porque la revista tenía que luchar con la televisión, con altos contenidos de corazón. Varias encuestas pusieron a la publicación sobre aviso: los personajes que ocupaban la portada no interesaban tanto como ellos creían. Así que esa evolución gráfica que hemos visto también se vio acompañada en los personajes, más "people" como los definió Ramírez. Es decir, menos Princesas del Pueblo y más princesas reales.



También nos comentó unos de los papeles fundamentales que tiene que desarrollar el director de arte en revistas de este tipo y qué es la edición gráfica. Aquí ya hemos hablado sobre la importancia de la misma y Ramírez vino a ratificarlo. "Las fotos tienen que contar algo por sí solas", explicó mientras mostraba una foto que nadie había dado de la boda de la Duquesa de Alba en la que se veía a su hijo Cayetano muy acaramelado con su ex Genoveva. Buscar este tipo de imágenes es una de las funciones del director de arte. Esta edición gráfica tiene que ir acompañada de un respeto escrupuloso del libro de estilo de diseño, porque "es imposible rediseñar las páginas todas las semanas, no se puede partir la pana todas las semanas".

Por último, nos explicó de una manera muy técnica el proceso de creación de la revista, desde la reunión de contenidos, donde también participa, hasta que llega a los kioscos, todo para que QMD! esté en manos de sus lectores todos los lunes.



Diferencias entre maquetar un diario o una revista (Luis Blasco)

Nuestro encajabaja Luis Blasco, miembro de la sección de Diseño del diario El Mundo de Madrid como ya sabéis quienes sois lectores habituales de este blog cuyo creador fue precisamente él, sorprendió a propios y extraños con una soltura y un desparpajo impropios de quien se estrena en estas lides, siempre algo intimidantes. Y así, dejando atrás nervios y con ese dejarse querer tan suyo comenzó su conferencia analizando los elementos que diferencian a periódicos y revistas desde el punto de vista del diseño periodístico.



Aunque ambos están destinados a "consumir información", Blasco hace una primera gran división definiendo a los periodicos como productos periodísticos destinados a "leer + ver", frente a las revistas que ofrecerían una fórmula inversa de "ver + leer". Una sencilla fórmula para destacar la importancia que cada uno de ellos da a los contenidos textuales porque mientras en los periódicos el diseño nunca debe estar por encima de los contenidos, sino siempre a su servicio, en las revistas no tiene por qué ser así. "Todo esto a pesar de los redactores", bromeó, "que son el poli malo en la película, porque nosotros somos los buenos".

En su análisis de la estructura de las páginas mostró con ejemplos las diferencias entre módulos y columnas "rígidos", y "lo que yo he denominado modular flotante, esas columnas maltratadas en las revistas frente a la norma de que en los periódicos el número de columnas es algo sagrado que no debe alterarse". El periódico es además muy fragmentado por la necesidad de publicar "muchas noticias en cada vez menos páginas", así como el actual estilo de diseño en el que se despiezan las noticias para intentar conseguir más agilidad en la lectura, "un periódico es, en este sentido, un poco como una carnicería", mientras que en las revistas lo habitual es desplegar los temas a lo largo de varias páginas.



Sobre la tipografía su análisis incidió en la "legibilidad" y en la "identidad" que los periódicos buscan como fines primordiales frente al sacrificio de estos aspectos que encontramos en las revistas —no en todos los casos, evidentemente— en aras del impacto visual o las posibilidades de experimentación que, en ocasiones, son también el fin de alguna revista. Los casos de la excepcional Yorokobu, ganadora del premio a la revista mejor diseñada de estos últimos ÑH8 como ya os anunciamos, que nos mostró Luis Blasco son precisamente un claro ejemplo de experimentación como seña de identidad, algo que no tendría sentido en un periódico porque su público no busca eso a diferencia del público de la revista que lo que quiere es eso.

Jerarquía, "aspecto primordial en los periódicos tanto en la tipografía como en la estructura de las páginas", frente al carácter "anárquico de las revistas en lo relativo a la tipografía donde podemos encontrar números consecutivos donde se utilizan tipografías distintas en los titulares"; y utilización del color muy medida y restrictiva en los periódicos, "poco pero bien, sobre todo en labores de identidad o como marcador de secciones" frente a la "libertad absoluta del color en las revistas, con tratamientos distintos en cada tema".

"En lo relativo al ritmo de lectura, el periódico no puede hablar bajito a lo largo de todas sus páginas o ESTAR GRITANDO CONTINUAMENTE", explicó. Y sobre las fotografías el análisis es a grandes rasgos sobre el carácter informativo que deben tener en los diarios por encima de cualquier otra consideración, "nunca pueden ser un adorno", mientras la absoluta libertad para disponerlas en las revistas donde incluso ese ritmo de lectura puede verse alterado saltando normas como la de situar una gran foto dentras de otra gran foto detras de otra gran foto...

La parte final de la conferencia de Luis Blasco aportó un punto de vista original, muy interesante, en el que nos mostró cómo "hay revistas que quieren ser periódicos", con ejemplos de la revista Time junto a páginas de periódicos; así como "hay periódicos que quieren ser revistas", en este caso con el diario portugués I como paradigma de esta tendencia. Distintas maneras de diseñar que en la conclusión final de Blasco "no son más fáciles o más difíciles de hacer, sino distintas, sabiendo en cada caso qué producto informativo se quiere hacer".


Pedro Pérez junto a Luis Blasco


En el turno de preguntas, Pedro Pérez, organizador de las Jornadas, lanzó el guante de si "se están arrevistando o no los periódicos, y si es necesario o no que lo hagan", cuestión de máximo interés, muy oportuna en estos momentos y que por ello generó un interesantísimo y animado debate en el que mientras Mario Benito cuestionó el arrevistamiento de los periódicos "ya que son productos fundamentalmente para leer... eso sí, en un país en el que casi nadie lee, y que diseñamos cada vez con menos texto", Javier Vidal expuso que pueden "arrevistarse en cuanto al uso de las imágenes, aprovechando así su edición gráfica". El primer ponente de las Jornadas, Francisco Ramírez, intervino para resaltar que "se están arrevistando, y hacen bien en hacerlo, si tienen como modelo a las revistas semanales, que nada tienen que ver con otras; deben arrevistarse aunque sin llegar a extremos como el del diario I". Rafael Álvaro, diseñador periodístico con el que coincidimos hace tiempo en el diario La Información de Madrid y con una dilatada experiencia tanto en periódicos como en revistas intentó buscar un punto medio: "pues depende de cómo lo hagan y sobre todo qué periódico lo haga. ABC se equivocó arrevistándose hace unos años y han tenido ahora que dar marcha atrás; mientras que en Público se equivocarían si dejaran de arrevistarse".

lunes, 24 de octubre de 2011

Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (y VI)

¡Campeones del mundo! España gana una Copa del Mundo en el verano de 2010. Muchos pensamos que nunca llegaríamos a vivir un momento como éste... Pero llegó. Y el periódico vivió uno de los días más felices, más agotadores y más completos en cuanto a información de su historia. Una cita de las grandes en las que no se podía fallar.

Tras un arbitraje nefasto de un árbitro, Webb, que pasará a la historia como el hombre que no amonestó a De Jong cuando el holandés le partió el alma a Xabi Alonso y un par de amagos de infarto, provocados por Robben y salvados por la aparición de un santo de Móstoles, llegamos a a la prórroga.

Silencio... El tiempo se detiene y una redacción completa enmudece. Iniesta voleó los complejos históricos de nuestro fútbol con su pierna derecha y estalló el periodismo. Toca estar a la altura. Y no es fácil maquetar con los ojos llenos de lágrimas. El resultado fue una edición especial inolvidable. ¡Éramos campeones del mundo!

Y ahora, que pase el siguiente...


La toma de imágenes corrió a cargo de nuestro compañero de blog Quique Falcón y la edición del video es de Javier Vidal

Entregas anteriores:

lunes, 17 de octubre de 2011

Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (V)

EL MUNDO se rediseñó por última vez en enero de 2009. Pero durante 2008 las formas y los conceptos de ese rediseño se dejaron ver en las páginas deportivas del periódico. El resultado fue tan satisfactorio y espectacular que el resto fue cuestión de tiempo. En 2008 se celebraron Eurocopa y Juegos Olímpicos, ocasiones especiales en las que un periódico debe probarse para ver si está a la altura de las circunstancias.

En junio de 2008 España, eterna aspirante, llegaba a Austria tras una repesca agónica y ciertamente desunida en torno a la figura del polémico Luis Aragonés. Pero una vez todo se redujo a un balón, asombró a medio mundo con una Eurocopa espectacular, donde se forjó una leyenda. Y un país entero, incrédulo después de tanta decepción histórica, se lanzó a la calle (y a los quioscos) para vivir ese acontecimiento -pensábamos- irrepetible. Afortunadamente, el fútbol nos quitó la razón a todos. Y las páginas de nuestro periódico, comenzaron una escalada de edición que ilustraba, fehaciente, el entusiasmo que se vivía en las calles. La sección de deportes empezó a crecer a la par que una selección desheredada comenzaba a asolar Europa.

Las páginas que empezaron a germinar en la cobertura de la Eurocopa tuvieron su brillante colofón durante los Juegos Olímpicos. De pronto, el periódico cambió. Y la imagen, gloriosa, explotó en sus páginas. El rediseño que culminaría a principios de 2009 tomó cuerpo y formas durante aquellos inolvidables Juegos de Atenas, al amparo de un material gráfico excepcional y de decenas de magníficas historias más allá de la estadística de un medallero.

El resto ya lo conocéis...


La toma de imágenes corrió a cargo de nuestro compañero de blog Quique Falcón y la edición del video corresponde a Javier Vidal

El próximo lunes, la sexta y última entrega de "Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo"

Entregas anteriores:
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (I)
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (II)
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (III)
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (IV)

lunes, 3 de octubre de 2011

Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (III)

La semana pasada contábamos que la información deportiva tiene carácter propio. Ese carácter propio también lo expresa la edición gráfica. Las imágenes en deportes no sólo nos cuentan la historia. Las imágenes de las páginas deportivas nos trasladan a los campos, nos hacen revivir los partidos, nos trasmiten la emoción, el sufrimiento, el esfuerzo extremo de los deportistas... nos hacen partícipes de sus gestas, de sus victorias y de sus derrotas. La edición gráfica en la información deportiva es vital. Si la gestionamos bien, el éxito está casi asegurado.

DXT es la revista de deportes de EL MUNDO. Es la gran apuesta del fin de semana y se rige por normas que no coinciden con la sección diaria. Es una revista de temas, de historias, menos preocupada por la tiranía del calendario, por los compromisos de la agenda deportiva. Un desafío para la edición y la maquetación...



La toma de imágenes corrió a cargo de nuestro compañero de blog Quique Falcón y la edición del video es de Javier Vidal

El próximo lunes, la cuarta entrega de "Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo"

Entregas anteriores:
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (I)
Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (II)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo (I)

El pasado mes de marzo tuvieron lugar las XIV jornadas de diseño en el CEU: la gráfica en el deporte, organizadas por nuestra querida Laura González, maestra de periodistas en el CEU de Madrid. En esta edición encajabaja ha tenido el honor de participar entre los ponentes (tal y como hiciera el año anterior con la conferencia de Mario Benito 'Maquetar es informar 2.0') con la conferencia: "Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo". En ella, nuestro compañero de blog Javier Vidal, jefe de sección de diseño de EL MUNDO, explicó al público asistente en el salón de grados de la Facultad de Periodismo del CEU las peculiaridades que posee la información deportiva con respecto a otro tipo de informaciones, más incluso si se trata de un periódico generalista. Su charla tomó todo su sentido al haber abierto las jornadas en la sesión anterior Jose Juan Gámez y Bruno Sáez, director de arte y jefe de sección de MARCA.

La información deportiva habla de esfuerzo, de hazañas, de triunfos y de fracasos, de héroes. El deporte es puro sentimiento. ¿Cómo se editan las páginas cuando la información es tan emocional? Hay que medir mucho el contenido para no caer en la tentación de perder la referencia de donde se está publicando. En este caso no somos un periódico deportivo, somos un diario nacional generalista. Pero la prensa siempre ha sido consciente de la importancia de la información deportiva en sus páginas. Es una de las secciones clave en un periódico. CItando al gran Javier Marías en su imprescindible libro Salvajes y Sentimentales, la información deportiva es una información "que quizá merezca la pena tomarse en serio".


La toma de imágenes corresponde a nuestro compañero de blog Quique Falcón. La edición del video corresponde a Javier Vidal.

Desde encajabaja queremos agradecer a Laura González y a la universidad CEU San Pablo por su enorme generosidad al contar un año más con nosotros para participar entre los ponentes de estas jornadas que son un auténtico clásico en el panorama universitario madrileño. Como periodistas y maquetadores no podemos estar más orgullosos de acudir, fieles, a esta cita anual e imprescindible.

El próximo lunes, la segunda parte de "Maquetar deportes... cuando no eres un diario deportivo"

lunes, 15 de agosto de 2011

Una luz dura, sin compasión... y océanos de luz en los que sumergirse

"Debemos presentar las cosas como son, con luz dura, sin compasión", escribió a comienzos del siglo XX Edwin Hoernle, ideólogo de la revista alemana Der Arbeiter-Fotograf, que junto con la revista AIZ formaban el conglomerado mediático de Willi Müzenberg, órganos de los fotógrafos obreros alemanes vinculados con la estrategia propagandista de la Internacional Comunista surgida de su congreso en 1921.



Precisamente, la revista AIZ (Arbeiter Illustrierter Zeitung) lanzó una convocatoria en marzo de 1926 solicitando aportaciones de fotógrafos amateurs que ilustrasen la lucha proletaria y las duras condiciones de vida y trabajo en aquel momento, convocatoria que es uno de los orígenes del documental fotográfico proletario que presenta esta completísima y más que interesante exposición de PhotoEspaña en el museo Reina Sofía de Madrid. Uno de los orígenes, decíamos, porque podemos incluso ver imágenes de la Comuna de París, de 1871.














La parte negativa de la exposición, pasando por alto la amabilidad habitual de parte del personal del museo, es que termina esta misma semana (los folletos impresos tanto de PHE como del propio Reina Sofía señalan como fecha final el día 22 de agosto, pero en la página web del museo ahora dice que finaliza el 18), motivo por cual hemos hecho otro paréntesis en los servicios mínimos de verano. Merece mucho la pena.



Además de fotografías se exhiben distintos documentales soviéticos —alguno realizado en el Madrid de la Guerra Civil—, carteles, collages y, sobre todo, podemos ver páginas y páginas de revistas y periódicos de estos años en los que el fotomontaje, con las artesanales y difíciles técnicas de entonces, dejan en pañales a las siluetitas con las que algunos "artistas" actuales, armados con la facilidad de cualquier programa de autoedición, suponen que están inventando algo. Amplísima exposición de mucho valor para los interesados en el diseño periodístico... sean o no proletarios, aunque mucho nos tememos que a este paso vamos a terminar todos de nuevo en las barricadas, gracias a estos procesos de 'modernización' vía recorte con las relaciones laborales del siglo XIX como modelo.








Y si de paso a uno le da tiempo y todavía tiene ánimos para algo más, puede pasarse por la primera planta para a-lu-ci-nar por completo con la magnífica muestra organizada por el Reina Sofía junto con la Tate Modern de Londres sobre la genial artista japonesa Yayoi Kusama. Pintura, escultura, dibujo, collage, "además de las instalaciones inmersivas por las que es conocida" la que probablemente sea la artista viva más famosa de su país.