Mostrando entradas con la etiqueta Páginas interiores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Páginas interiores. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de febrero de 2011

La foto de portada

Primero hacemos las páginas interiores del periódico, y después hacemos la primera página. Suele ser siempre así, o casi siempre. Y si hemos conseguido una página poderosa gracias a una buena fotografía en un tema que casi seguro abrirá la portada del periódico... entonces rezamos cuando comienza la reunión de primera, ese cónclave diario en el que el director junto con los responsables de todas las secciones del diario deciden los temas de la primera página. Y las fotos.


Así de bien nos quedó la apertura de Mundo el sábado por la tarde. Todavía no había empezado la reunión. Después de la emocionante salida del poder de Mubarak un día antes, en Egipto se busca líder y ante la atomizada "oposición" del país los ojos se vuelven hacia Wael Ghonim, el joven que promovió desde un ordenador la "Revolución del Nilo". También los periódicos occidentales buscamos ese líder que seguramente no existe y en vez de líder encontramos a este joven "promotor" de la protesta ciudadana, de quien no hay muchas fotografías. Tras varias horas de pasear los ojos por la pantalla de un ordenador nos llega a última hora una fotografía que, a pesar de que técnicamente no es del todo buena, es una imagen poderosa, llena de simbolismo. El encuadre original es horizontal aunque el corte extremo en vertical que le dimos, y que nos armó la página, hace que mejore muchísimo, que gane fuerza. Tanta... que nos la quitaron, por la fuerza, para la portada.


Obligándonos a buscar otra imagen o a rehacer la página interior. Pudimos mantener la estructura de la apertura de Mundo con esta otra imagen, también editada, que no está mal... pero no es lo mismo. ¿O sí?


Tampoco resulta igual la fotografía en cuestión maquetada en la portada, como podéis ver. Es imposible darla a tanto tamaño como en la primera de Mundo y el corte horizontal resta protagonismo a Ghonim, además de fuerza... pero está en la primera página del periódico.

¿Qué es mejor? ¿Colocar la fotografía buena abriendo la sección de Internacional y así poder darla con el tamaño y con el corte que queramos, sacando de la imagen todo lo que puede ofrecernos? ¿O llevarla a la portada del periódico, la página más importante, la que mucha más gente va a ver (porque hay quien al día siguiente sólo verá las portadas de los periódicos)? ¿Debemos "desperdiciar" las mejores imágenes a cambio de que vayan en la mejor de las páginas? ¿O debemos dar las mejores imágenes en la mejor página, aunque no sea de la mejor forma, para hacer así la mejor de las primeras páginas posible, siendo como es la página que "vende" todo el periódico?

Es un debate interesante, con puntos a favor de una y otra opción, y que tal vez se produzca a diario en otros periódicos... pero no en el nuestro, donde la elección está clara desde el primer día de su existencia: la mejor foto del tema que abre el diario se da en la portada, siguiendo aquella máxima de "lo que no está en la primera página, no existe".

Como suponemos que no todo el mundo estará de acuerdo, o sí, incluimos una de nuestras encuestitas para que nos deis vuestra opinion sobre la foto de portada.



Postdata: Este nuevo caso práctico está dedicado a un gran profesor de periodismo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y a todos sus alumnos. Se lo merecen ellos, y él, porque, a pesar de tener cierta confusión con Messi y Di Stéfano de la que por desgracia nos tememos que será imposible rescatarle, en lo relativo al diseño periodístico y al periodismo en general, su saber es mucho, casi tanto como su amor contagioso por los periódicos. Sabemos que aprecia nuestros "casos prácticos", que alguno ha mostrado a sus alumnos, y por eso esta pequeña dedicatoria. Un abrazo para ti, Carlos, y para todos los alumnos, que a pesar de la que está cayendo siguen formándose para esta maravillosa profesión que, lo diga el gurú o el gurugú, nunca dejará de existir.

jueves, 27 de enero de 2011

Pantallazos... 2

No es el título de una secuela peliculera... es que la actualidad ha venido a echarnos una mano tan sólo un día después de que publicásemos nuestro último post. Un balón que entra pero no entra en un clarísimo gol que clarísimamente no lo ha sido, ha generado que tuviéramos que colocar no un pantallazo en una página de deportes, el de siempre, el que no se ve, el que nos impide además poder dar sola imagen poderosa, sino... ¡CINCO! Y todos de esa misma jugada. No queríamos sopa... pues cinco cazos.



Comentábamos en el post anterior que la tesis más razonable es aprovechar el tamaño del papel para dar mejor una gran imagen (algo que no puede hacerse en la mayor parte de las pantallas), una gran fotografía de calidad y no imágenes en baja resolución capturadas de un vídeo, y dejar para internet la posibilidad de dar esas secuencias de imágenes, o vídeos directamente, para las jugadas "polémicas". Porque en eso una pantalla de ordenador, y la posibilidad de la animación, es superior. Pero no sólo no nos hicieron caso en el periódico, emborronando de nuevo sus páginas de papel con pantallazos, sino que ¡hasta internet! se quiso apuntar a nuestros "queridos" pantallazos... No queríais darlo en un soporte, pues en los dos.

Y tantos pantallazos, a fin de cuentas, para una jugada en la que no llego a entender dónde está la polémica porque todos estaremos de acuerdo en que el balón no entra en la portería... ¿no? Clarísimo.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Wikileaks en cuatro columnas de papel

Es algo extraordinario. Modificar el número de columnas en las páginas de un periódico, que no son otra cosa sino los pilares de su estructura. Es algo extraordinario. Publicar cientos de miles de documentos públicos a los que no tiene acceso el público que mantiene con sus impuestos a quienes los redactan. Simples cotilleos, banalidades conocidas, secretos que necesitan las democracias para funcionar y que no deben ser divulgados, información de altísimo interés que aportan una necesaria transparencia a la acción de los gobiernos para que los ciudadanos que los eligen tengan elementos de juicio... o una mezcla de todas estas cosas, lo cierto es que no había sucedido algo así hasta que Julian Assange, cabeza visible y portavoz de la organización Wikileaks (observen que hay que enlazar directamente con una dirección ip debido a los intentos de bloqueo que está sufriendo el sitio por parte de distintos gobiernos y empresas supuestamente privadas "dirigidos" por la Administración norteamericana), eligió a un pool de medios de comunicación, todos impresos en papel, para "compartir" y de esta manera ¿lograr de ellos "donaciones"? y una mayor difusión de los 250.000 documentos filtrados que posee sobre la diplomacia norteamericana, o sea mundial. A saber: The Guardian (Reino Unido), The New York Times (Estados Unidos) aunque al parece fue el periódico británico quien le incluyó en el grupo y no el propio Wikileaks, Le Monde (Francia), el semanario Der Spiegel (Alemania), y el diario El País (España).












Tampoco había sucedido hasta el presente, al menos no lo recordamos, que el diario El País, el más ortodoxo de los que se publican en lengua castellana en lo referido a su "seriedad" formal, cambiara el número de columnas de todas las páginas dedicadas a una unidad temática, y durante un día tras otro como está haciendo ahora —con enorme acierto y muy necesaria oportunidad— con el asunto de Wikileaks que ¿la fortuna? ha puesto en sus manos.

Desde la misma portada, maquetada ahora toda ella EN cuatro columnas en la parte donde se sitúa este tema y no A cuatro columnas de las cinco que dispone en su configuración "normal", a la apertura de Internacional, en cuatro columnas también, y con un destacadísimo encabezamiento formado por el antetítulo "Los papeles del Departamento de Estado" que luego se utiliza en todo el resto de páginas a modo de cintillo con la misma tipografía y color; una amplia entradilla que explica y resume qué parte de esos "papeles" se publican y qué contienen; un título y subtítulo con un cuerpo el primero mucho más grande lo habitual y a todo el ancho de la página que, volvemos a insistir por si no había quedado claro, se divide en cuatro hermosas columnas. Que vuelven a ser cinco cuando las páginas del diario se ocupan de los distintos temas de la actualidad, como sucedió, por ejemplo, con las elecciones catalanas que aunque pareza inimaginable quedaron relegadas en este medio a un segundo plano informativo.



Uno de los debates, o de los interrogantes, que genera la manera de publicar información por parte de Wikileaks es si de esta manera nos encontramos con un nuevo periodismo sin periodistas ("Soy un editor. Actualmente, dado el estado de impotencia del periodismo, me parecería ofensivo que me llamaran periodista", declara el propio Assange en una entrevista, también del diario El País, evidentemente, y que se debió celebrar aproximadamente en las fechas en las que negociaron colaborar juntos). Y es que Wikileaks más que como un medio de comunicación se ha comportado ahora como lo que tradicionalmente se ha llamado una fuente, que, además de proporcionar información en bruto a los periodistas, además de buscar la todavía existente fuerza del papel (todos los medios a los que ha cedido sus cables se imprimen en papel), la proporciona también "sin cocinar" a los receptores finales de la misma, a los lectores, como absoluta novedad y gracias a la tecnología de internet (antes de la existencia de la Red era sencilla y técnicamente imposible).

Ante un panorama de esta naturaleza, a los medios de comunicación les quedaría, además de la selección y valoración del material (un material en bruto ingente y difícil de entender para un lector medio) un papel fundamental como editores de la información. Función en la que cobra especial importancia la puesta en página y que el diario en cuestión que analizamos está haciendo de una manera sobresaliente en este caso desde nuestro punto de vista. Páginas para leer. Por eso la elección de las cuatro columnas que además de indicar con una estructura absolutamente excepcional que nos encontramos con un tema excepcional (forma y contenido siendo uno en el mensaje periodístico, porque ya sabéis que maquetar es informar), permiten
detener el ritmo de lectura de la publicación porque quienes editan así quieren que ahí se pare el lector, que lea y reflexione de una manera más atenta, sosegada y profunda que además se refuerza con el mayor ancho de las líneas, distinta a la lectura aparentemente más rápida de las líneas más cortas que generan las cinco columnas; con la habitual edición gráfica de este diario que situamos a la altura de la de los mejores periódicos del mundo. Imágenes poderosas y rotundas, llenas de información y de impacto (obsérvese por ejemplo, con el reposo que pide esta propuesta, la de Hillary Clinton tras el escudo del Departamento de Estado de la primera doble que os mostramos). Una gran fotografía por página y un texto, nada más en muchas de ellas... páginas para leer.








Julian Assange está ahora mismo detenido en una prisión británica acusado de dos delitos de agresión sexual cometidos presuntamente este verano en Suecia, país en el que curiosamente buscaba refugio. El banco suizo PostFinance ha bloqueado una cuenta suya, es decir, no le permiten acceder a su dinero, ¡por no vivir en Suiza! Visa, Mastercar, y Paypal han anulado también sus cuentas con Wikileaks y Amazón y otros proveedores de acceso a internet le han echado a su vez de sus servidores... todo ello sin resoluciones judiciales de ningún tipo. Internet libre y una red neutral, que se dice. Aunque las motivaciones últimas de un personaje tan escurridizo necesitarían tal vez también de un Wikileaks para Wikileaks.

Encontramos en el blog del periodista Ignacio Escolar, Escolar.net, esta entrevista con el personaje en la que él mismo habla algo de sí mismo:



Y el blog sobre periodismo Paper Papers, auténtica referencia en lengua castellana y que no nos cansamos de enlazar y recomendar, nos ofrece una vez más claves para entender algo de lo qué está sucediendo con un artículo en el que enlazan ellos a su vez a varios artículos de opinión de primer nivel aparecidos en la prensa con puntos de vista distintos sobre el acontecimiento de Wikileaks.

Wikifiltraciones que junto a cotilleos y banalidades contienen informaciones sobre presiones de los Estados Unidos a casi todos los Gobiernos amigos o enemigos, incluido el español (a quien supuestamente se llega a proponer que cometa delitos para excarcelar "y poner en un avión rumbo a Estados Unidos" a traficantes de armas); presiones también a nuestro sistema judicial (cuando están implicados ciudadanos norteamericanos, civiles o militares, y a las que supuestamente ceden algunos fiscales); en las que nos enteramos de que el Gobierno español ha ofrecido al norteamericano acoger más presencia militar en la base de Rota para que se instale allí el nuevo mando del Pentágono para África; en las que se detalla cómo "EEUU pidió a sus diplomáticos que robaran material e información de oficiales de la ONU y de grupos de derechos humanos, incluyendo ADN, huellas dactilares, escaneos de iris, números de tarjetas de crédito, contraseñas de internet y fotos de carnet, violando los tratados internacionales"; así como también se muestra la manera en la que "se amañaron los informes del Reino Unido sobre la guerra de Irak para favorecer los intereses de Estados Unidos" y facilitar así la entrada de ese país en la guerra; o se conocen los perfiles que elaboran los diplomáticos sobre mandatarios de todo el mundo, entre otras cosas que pueden ser, o no, de interés público no ya para periodistas o historiadores (que nunca hasta esta circunstancia habían podido trabajar con documentos así justo cuando se acaban de redactar y cuando están sucediendo los acontecimientos que describen, porque para esto tenían que esperar décadas que varían según las distintas legislaciones), sino para todos los ciudadanos que quieran estar informados y que son sus dueños, como lo son de toda la información relevante.

Documentos que ahora podemos leer, convenientemente filtrados y/o ¿censurados? (estos medios han admitido haber negociado con el departamento de Estado de EEUU qué publicar y qué no, por lo que habrá que esperar a su publicación completa en Wikileaks, si es que pueden hacerlo) en páginas de papel maquetadas en cuatro columnas...

jueves, 4 de noviembre de 2010

Cambios II (una explicación)

No es que en esta ocasión nos volviesen locos pidiéndonos continuos y caprichosos cambios en una página. No. Me volví loco yo solo en este caso. Y con una página cualquiera del periódico, publicada un día cualquiera, decidí hacer cuantas posibilidades nos permitiera nuestro "rígido" diseño... que resulta no serlo tanto.

Incluso pueden hacerse más, aunque seguramente no ya dentro de nuestro estilo, y no conservando exactamente el mismo texto en todas ellas a excepción de las dos últimas en las que el tema secundario está compuesto en una columna, y donde tuvimos que cortarlo.

Las distintas posibilidades de una página "normal" en un diario, además del capricho y la subjetividad estética, que también, obedecen o deberían obedecer a criterios informativos, porque dependiendo del tamaño y del lugar más o menos cercano de una imagen al centro de atención visual de la página, estaremos valorando más o menos esa imagen; así como también el número de columnas al que esté compuesto un titular estará determinando la importancia que queremos darle porque así lo valore el director o el redactor jefe de esa sección. La jerarquía entre el tema principal y el secundario también tiene graduaciones como puede verse en estas distintas posibilidades, entre una valoración máxima al tema principal y otra en la que ambos estén mucho más igualados, aunque siempre con uno de ellos "mandando".

El ritmo de lectura es también muy importante. Tiene que ver con la relación de esta página con el resto de páginas de su sección, e incluso con todas las de la publicación de ese día. Por eso, decidiremos también entre una u otra de las distintas posibilidades en función de cómo estén diseñadas el resto de las páginas. Evitaremos repeticiones, "páginas iguales", procuraremos algo más "reposado" si venimos de páginas que no lo son, y al contrario, "levantaremos" la sección si anteriormente las necesidades informativas nos han obligado a un planteamiento más plano.

En fin, que aquí os reproducimos todas las variantes de la página del vídeo "Cambios" para que puedan verse juntas y así, quietecitas, nos permitan observar mejor las pequeñas y no tan pequeñas variaciones.















La primera de ellas fue la que salió publicada, y no hay una "mejor" que las demás. Aunque siempre se puede elegir:

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Cambios



Una producción de encajabajatv.
Edición de vídeo y tema musical compuesto e interpretado por Mario Benito

martes, 13 de abril de 2010

El nuevo suplemento de VIAJES

Este mes, el suplemento de viajes de EL MUNDO estrena rediseño. Un cambio que jubila su entrañable aunque ya vetusto aspecto y propone un nuevo suplemento, en el que tanto diseño como contenido sufren un notable cambio. VIAJES, un clásico de la oferta mensual del periódico, se ha destacado siempre por la variedad y calidad de sus reportajes, aunque su apecto se estaba quedando un pelín antiguo. Con el rediseño, su apariencia se remoza por completo. Editorialmente, la principal apuesta es la lectura. Por ello los textos aumentan su extensión, la imagen (que como el texto, también se lee) gana aún más peso, si cabe, que en el modelo anterior, las estructuras de página se hacen más equilibradas intentado que en el conjunto predomine el orden y la elegancia. Una apuesta por el contenido y el lector, en la que la forma acompaña serenamente, ofreciendo un conjunto limpio y tranquilo. Y un reto para el diseño. Es el momento de encontrar nuevas fórmulas, y trabajar la arquitectura de cada tema desde cero, olvidando todo recurso anterior, gráfico y de edición. La comodidad del terreno conocido se evapora y el suelo desaparece bajo los pies, una gratificante sensación profesional. La magnífica redacción de viajes, con Fernando Baeta al frente, se encarga del resto. Esperemos que os guste el cambio. Creemos que con VIAJES ha merecido la pena.
Incluso Juan Antonio Giner, presidente y fundador de Innovation Media Consulting Group, importante opinión en el campo del periodismo y el diseño en prensa, ha tenido el detalle de mencionarnos en uno de sus últimos posts, en el que habla de las cosas que le gustan y las que no de la prensa nacional, y nos destaca como la mejor versión conocida de VIAJES . En el mismo post también tiene palabras de elogio para ¡EUREKA!, el nuevo suplemento de ciencia de EL MUNDO ("terrific" según sus propias palabras, no porque dé miedo, sino como entusiasta calificativo sajón...) La próxima semana dedicaremos un post con las mejores páginas de este suplemento que auna el clásico suplemento de Salud con un nuevo suplemento de Ciencia, que sustituye al desaparecido Natura.



Nueva portada, a toda página


Impresionante foto a diez columnas de la Gran Vía Madrileña


Páginas centrales del suplemento. El texto y la imagen, equilibrados



El primer número tiene un ritmo muy bueno: elegante, pero bien movido...


Álvaro Pemper sigue ilustrando el suplemento

La doble de El Faro, con la reseña gastronómica de Fernando Point y el bazar

viernes, 20 de noviembre de 2009

Henry la lía en Libération

Absolutamente magistral el número de hoy del recién diseñado Libération. Con la excusa de la mano de Henry en el partido contra Irlanda, se han marcado un número entero (sí, entero) centrado en las manos de los protagonistas. Desde la portada hasta las últimas páginas, hay manos de políticos, de artistas, de deportistas... Pero si hay manos ¡hasta en la publicidad! Un trabajo de edición impresionante. Sobre todo porque hay que implicar a toda la redacción para conseguir un número que se degusta... con las manos.