Mostrando entradas con la etiqueta Portadas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Portadas. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de julio de 2012

Pase de página

No es muy frecuente. En realidad, es la primera vez que veo una publicidad con pase de página, lo que por un lado está bien, o muy bien, visto desde el lado oscuro de una crisis que no sólo no termina sino que parece ir a más, a peor; y por otro lado ¿es del todo correcto?, por aquello de separar información y publicidad, de darles un tratamiento diferenciado. Porque hasta ahora, sinceramente, yo no había visto un pase de página en una publicidad.



Apareció la semana pasada en la portada del diario El País, el jueves 12 de julio, el mismo día en el que precisamente el presidente del Gobierno anunció el mayor recorte de gasto público y a la vez la mayor subida de impuestos no de la etapa democrática, como informa esta primera página, sino posiblemente de toda la historia de nuestro país (es imposible que haya habido antes un recorte así, al menos en términos de cifras absolutas, entre otras cosas porque el tamaño de nuestra economía nunca ha sido como el actual). Y eso que, además, nuestro presidente ocultó al Parlamento y a todos los españoles algunas "sorpresas" más, práctica ya habitual en Mariano Rajoy, sorpresas que tuvimos que "descubrir" este último sábado cuando fueron publicadas en el BOE (Boletín Oficial del Estado). La "letra pequeña", ya saben, que cada vez se usa más. Combinada con la #neolengua que nos insiste en que en España no ha habido rescate y que por consiguiente no hay condiciones, ni recortes... sólo reformas.

Pero no nos distraigamos con la aburrida política, hablábamos de publicidad, tan necesaria para el negocio de los periódicos impresos y tan escasa que lo último sería ponernos ahora exquisitos. Bienvenida sea, ¿incluso con pase de página? Sí, absolutamente. Por cierto, por si algún lector no sabe a qué me refiero con lo del "pase de página", pues se trata de esto:


Esta es la publicidad a la que me refiero.



Y este textito en el que dice "página 5" es lo que se denomina "pase de página".

Un pequeño texto compuesto generalmente en una tipografía distinta a la del texto base y habitualmente en negrita, para destacarlo, que nos remite a otra página determinada en la que se desarrolla esta misma noticia. Sí, hasta ahora noticia.

En la primera página de un periódico todas las noticias suelen llevar este "pase de página" porque la portada es un escaparate en el que se destaca y muestra lo más importante que hay en las páginas interiores, a juicio del director. En las noticias, decíamos, no en la publicidad. Si ya ocupar una parte del "tejadillo", esa parte superior de la portada bajo la cabecera, es algo inusual para una publicidad, que además lo haga utilizando un pase de página... Y ¿qué encontramos en esa página 5 a la que nos remite este pequeño anuncio?


Pues un anuncio.

Comenzaba diciendo que la publicidad con pase de página no es muy frecuente aunque tengo que reconocer que en el seno de encajabaja se ha producido un pequeño debate sobre la cuestión de si es esta la primera vez o no. Para mí, sí lo es, porque yo no lo había visto antes, pero todo es cuestión de fijarse. Porque en cuanto prestes un poco de atención, seguro que empiezas a ver más...


En algún periódico de hoy mismo, sin ir más lejos. Por cierto, atención a las TRES noticias que publica hoy El Mundo en su primera página, imagen incluida. Por si a nuestro querido presidente del Gobierno le sirven para analizar la crisis como es debido y como es debido poner las medidas realmente oportunas. Periodismo del bueno y necesario, impreso en papel y ¿por primera vez? con un módulo de publicidad por debajo, el clásico dos por dos de portada, y con pase de página.

martes, 10 de julio de 2012

Estas portadas de 'La Razón'

De un tiempo a este tiempo, las noches de tuiter se llenan de indignados y escandalizados enlaces a las portadas que cada jornada [nos ofrece] Marhuenda, director del periódico madrileño La Razón.


Y cada noche me niego a retuitear y a enlazarlas, a participar en la campaña de promoción gratuita que generan sus airados detractores sin pretenderlo. Por eso resulta cuando menos contradictorio que ahora escriba no un tuit sino todo un artículo sobre el asunto, con imágenes de las [...] portadas incluidas. Pero es que ya está bien, porque esta forma de actuar, como una [...] y [...] para lograr difusión como sea, o bien por una total conjunción de [...] y absoluto [...] y falta de [...], considero que hace daño a mi profesión. Al diseño periodístico. Al periodismo, pues. Como nos dijo también en tuiter sobre este tema, y dijo bien, Víctor de la Serna —destacado columnista del diario El Mundo con, entre otras, una imprescindible columna sobre medios de comunicación que os recomendamos—  "no hay otro remedio que desmarcarse lo máximo posible de eso". Así que antes de desmarcarme del todo romperé mi tozudo no querer mencionar siquiera el tema sólo en esta ocasión para señalar que, en mi opinión, estas portadas en concreto —no así el conjunto del periódico— contribuyen aún más al [...] de la prensa impresa porque, independientemente de su contenido, su diseño periodístico, hay que decirlo con toda la claridad y rotundidad necesarias, es [...].


A no ser que consideremos que como forma y contenido deben ser uno —algo que, por otro lado, repetimos siempre—, los contenidos fueran del mismo nivel [...] que tiene su diseño, el diseño de estas portadas en concreto. En tal caso, improbable porque supondría elaborar contenidos así de [...] de manera consciente, el diseño sería perfecto. Pero de contenidos, en esta ocasión, no hablamos.

También es posible que la causa esté en [...], circunstancia que sinceramente desconozco. Que [...] el propio Marhuenda, quien en primera persona se enorgullece de sus [...] portadas y las promociona desde su tuiter. Silvia Cobo se preguntaba también en tuiter una noche de éstas a propósito del tema de cada noche por lo mal que debía pasarlo el director de arte, y no supe contestarle —porque no lo sé— si el periódico en cuestión tiene o no este cargo porque en la mancheta del periódico no figura que exista. Evidentemente, a los profesionales 'obligados' a esto no se les puede reprochar o elogiar nada sino todo lo contrario, más bien solidarizarse con su delicada situación. Quien se responsabiliza de las famosas portadas dice de sí mismo ser "un hombre muy preparado", así que esperemos que se refiera con ello a disciplinas distintas a las del periodismo —creo que es doctor en derecho—, y especialmente al diseño periodístico, parte fundamental en el valor añadido de los periódicos impresos para lograr credibilidad y rigor, tal y como las propias portadas de La Razón muestran.




Estas portadas de La Razón pertenecen a lo que podríamos denominar un 'estilo' de diseño periodístico: las portadas póster, o viewspaper, como lo llaman últimamente gurúes y modernos con la simplona pretensión de que el viewspaperismo es algo moderno y divertido y rompedor y joven... Y guay. Y sí, lo es. O no. Depende de cómo se haga, pero no por el mero hecho de serlo. Lo de guay, decimos. Porque lo de moderno, basta un simple vistazo a la monumental 'Historia gráfica de la prensa diaria española' de nuestro querido Fermín Vílchez para comprobar que existe casi desde que los periódicos existen, desde que las posibilidades técnicas lo permitieron. Se trata sencillamente de hacerlo bien o no, de hacerlo de manera profesional y digna, como lo hacían en el desaparecido Público —con la excepción del maltrato tipográfico por un inexplicable abuso del track negativo, tanto en las portadas como en todos los títulos de las páginas interiores— y hacían y siguen haciendo en El Periódico de Cataluña (que combina además los dos principales estilos de diseño en un interesante híbrido, unos días más 'visual' y otros más 'textual') tal y como podemos ver en estos magníficos ejemplos:




O de hacerlo [...]... por muy viewspaper que sea:



De la misma manera que existen gradaciones en el otro 'estilo' de diseño periodístico, el que podríamos llamar 'textual', o más clásico —si de verdad creemos que el estilo 'visual' es más reciente—. Vean esta absoluta maravilla del Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung que algún amante del 'diseñismo' calificó del "triunfo de lo vulgar" cuando resultó premiado por la SND como periódico mejor diseñado del mundo (galardón que sólo parece merecer la pena cuando recae en algún viewspaper para una manera de entender el diseño periodístico más volcada en la decoración que en la información).


Como también se pueden hacer verdaderas [...] dentro de este denominado 'estilo textual' con el mismo [...], [...] y [...] que 'las' portadas de La Razón:



Volviendo al tema que espero no volver a tratar, el de 'estas' portadas que por supuesto seguiré sin enlazar ni retuitear, existe también la hipótesis de que nos encontremos ante el fenómeno que podríamos llamar del '[...] intencionado', o '[...] identitaria', es decir, una realización [...] como marca de la casa, lo [...] como seña de identidad. ¿Recuerdan el famoso primer fotomontaje del Huffington Post español?


Si hasta el tipo de letra parece que hubiera fallado... La voluntariosa señora Arianna Huffington triunfó —y vaya si triunfó— con un modelo de esos de "pues mi cuñao se acaba de comprar un ordenador cojonudo, nos hace gratis una página web y venga..." y ahora, con todos los medios y pudiendo contratar a los profesionales más preparados, los contrata para que hagan, precisamente, ESO mismo que hizo su 'cuñao' —es un decir, no sé si tiene 'cuñao'— y que se ha convertido en su identidad visual. Un 'amateurismo espontáneo', supuestamente espontáneo pero en realidad buscado. El Huffington Post es ASÍ. ¿Y ASÍ quiere ser La Razón?


¿No es como de [...] ajena?

Y estas portadas... ¿Por qué? ¿Es una [...]?, ¿recortes [...]?, ¿diseño [...] intencionado al servicio de un determinado contenido?, ¿la [...] como seña de identidad?, ¿una provocación [...] y fácil para conseguir a gritos frenar el progresivo descenso de ventas y difusión?... Posiblemente sea una conjunción diabólica de todos estos factores lo que hace que cada noche, de un tiempo a este tiempo, tuiter se llene de enlaces y retuiteos criticándolas y criticando durísimamente a quien las hace y promociona, poniéndolas literalmente a parir, enlaces y reuiteos que parecen buscar desesperadamente estas portadas de La Razón y a los que no voy a contribuir. Que no quiero. Que no me da la gana, coño.


PD: El presente artículo estaba escrito originalmente de otra manera, como supongo que nuestros lectores habrán advertido. Incluso se ha reescrito hasta en tres ocasiones con la ayuda inestimable de mis compañeros de blog Javier Vidal y Luis Blasco. Pero como aun así me quedaba la duda, y el temor, de que mis adjetivos e hipótesis sobre tan [...] portadas pudieran malinterpretarse, muy especialmente en el sentido de que se tomaran por una crítica hacia el trabajo de nuestros compañeros en ese periódico, circunstancia que es precisamente lo último que quisiera puesto que estoy absolutamente convencido de que estas portadas son responsabilidad exclusiva de quien de ellas se responsabiliza y las enlaza y promociona y defiende cada noche en tuiter, pues decidí finalmente que esos adjetivos y las hipótesis del porqué de estas portadas sean nuestros lectores quienes los pongan; cada uno los que quiera o estime oportunos, en sus propias pantallas.
No obstante, si algún lector especialmente curioso está interesado en leer el texto original, en cada una de sus tres versiones —de más a menos...— podríamos estudiar la manera de quedar algún día a tomar unas cañas —a costa del supuesto lector, evidentemente— para que pueda consultarlo impreso en papel. No habrá copias digitales susceptibles de difundirse por la red.


lunes, 16 de abril de 2012

Noticias del 'Titanic'

Seguro que la mayor parte de vosotros habréis escuchado unas cien veces estos días que hace cien años que se hundió el 'Titanic' (magnífico el especial de elmundo.es), ese barco que quiso desafiar a la naturaleza proclamándose insumergible y que en la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912, en su viaje inaugural entre Southampton (Reino Unido) y Nueva York, terminó partido por la mitad y con sus dos trozos sumergidos para siempre a 4.000 metros de profundidad en las gélidas aguas del Atlántico Norte en las que perdieron la vida más de 1.500 pasajeros.

¿Por qué entonces volver sobre el asunto? Pues más que para ser la vez ciento uno lo hacemos para rescatar el breve e ilustrativo apartado del que pudimos disfrutar el miércoles pasado en la conferencia de Fermín Vílchez, periodista, maestro e historiador del diseño periodístico, en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid titulada "Pasado, presente y futuro del diseño periodístico" en el que, aprovechando la fecha, abordó el tratamiento que distintos periódicos, extranjeros (lo que hemos visto en otros lugares) y en especial españoles (lo que no hemos visto tanto), dieron a tan brutal noticia.




Así publicó The New York Times la noticia del hundimiento del 'Titanic' en la primera página de su edición del ¡16 de abril de 1912!, ¡un día día después de la tragedia! Hace exactamente cien años hoy. Aunque la inmediatez de tuiter suponga que práticamente al instante conoceríamos hoy algo así, hacer esta cobertura e imprimirla en cientos de miles de ejemplares (tal vez más, desconozco la tirada de entonces pero ahora se "ha reducido" hasta aproximadamente un millón de ejemplares diarios) con la tecnología de comienzos del siglo XX es absolutamente impresionante. El tratamiento de la noticia es completísimo, con una fotografía del barco y otra de su capitán Smith, que en este caso sí se hundió con su nave; un título a toda página que resume a la perfección lo sucedido: "El 'Titanic' se hunde cuatro horas después de chocar con un iceberg; 866 rescatados por el 'Carpathia'; probablemente 1.250 fallecidos; Ismay a salvo (era el constructor de la nave); la señora Astor tal vez; desparecidos nombres notables". Por si todo esto fuera poco, además de varios artículos incluye una lista provisional con nombres de supervivientes. Insisto, UN DIA DESPUÉS. El diseño es ya el de un periódico 'moderno'.





La siguiente imagen corresponde a The Wolrd, publicado también en Nueva York. Es también una primera página del día 16 de abril y en ella vemos destacado no sólo el título que sube incluso por encima de la cabecera, sino también una llamada anunciando que se trata de una "Final edition", lo que hace suponer que se trata de una edición extra, casi seguro de la tarde, y que durante ese mismo día debieron publicar más de una edición con actualización de la noticia. Hay mucho menos orden en el diseño, lo que lleva a que títulos e imágenes tengan mucha menos fuerza, pero aún así es una página que hubiera llamado la atención en nuestro país.





Esta es la primera página que nos ofreció Fermín Vílchez de un diario español en relación con la noticia del hundimiento del 'Titanic', y seguramente con sólo un vistazo entenderéis por qué os decimos que The New York Times era ya un periódico moderno, y The World habría sorprendido a los lectores de aquí. Se trata del diario El Imparcial de Madrid, uno de los más importantes del momento, pero que publica la noticia el 18 de abril, dos días después que los periódicos norteamericanos. Pero es que, además, se conserva todavía la denominada "maqueta vertical" propia de la impresión en tipografía, no hay imágenes y el ¿título?, pues... en fin: "El naufragio del Titanic". Después lleva dos ¿subtítulos? algo más informativos: "Mil trescientas víctimas" (no es exacto a pesar de los días transcurridos), y "Varios millonarios ahogados".





El Heraldo de Madrid, en su portada del 19 de abril de 1912 utiliza una curiosa composición en el diseño con una disposición en vertical utilizando fotografías con algunos de los que denomina en el título "millonarios del Titanic". Parece ser que lo que les sucedió a los millonarios y famosos fue de mucho más interés que lo que pasó con el resto de los pasajeros, por si alguno sospecha que nuestra sociedad ha avanzado algo, o que entonces éramos mejores. Los datos señalan que de 329 pasajeros de primera clase fallecieron 130 (el 40%), de 285 de segunda clase fallecieron 166 (58%) , de 710 de tercera clase fallecieron la friolera de 536 (el 75%) y de 899 miembros de la tripulación, 685 perdieron la vida (76%).




Portada del diario ABC de Madrid del día 20 de abril de 1912. A diferencia de los diarios españoles anteriores que se imprimían en formato sábana, el formato de este ABC es el denominado 'folio', similar al actual (en los años anteriores ABC se había estado imprimiendo en un tamaño algo mayor, equiparable al 'tabloide'). Cuatro días después, ABC ofrece periodismo visual con una infografía en su portada en la que se aprecia la situación del 'Titanic' al hundirse y los barcos que había en esos momentos más cercanos a él y que podrían haber acudido al rescate (nunca se llegó a aclarar por qué el buque 'Californian' no acudió en su ayuda estando tan sólo a unos 20 kilómetros de distancia, y lo hiciera tan sólo el famoso 'Carpathia' que se encontraba a más de 100 kilómetros).


Un día después, ABC publica otra infografía en su portada para que comparemos el tamaño del Iceberg y el del 'Titanic'. Periodismo visual para desmontar la supuesta 'indestructibilidad' del buque... y de la arrogancia humana.





La Correspondencia de España, primera página del 20 de abril de 1912 en la que la "maqueta vertical" tipográfica de su formato 'sábana' se rompe con un título a las cinco columnas de toda la página que además busca algo más que la descripción de los hechos: "Después de la catástrofe" reza un oportuno antetítulo para una historia en la que "Hablan los supervivientes de la tragedia del 'Titanic'".





La Vanguardia de Barcelona lo publicó, como muchos otros periódicos españoles, en las páginas interiores y dos días después del suceso, el 18 de abril de 1812. También vemos aquí la arcaica "maqueta vertical" de la impresión en tipografía con todas las noticias en columnas, unas detrás de otras. El hundimiento del 'Titanic' ni siquiera 'abre' la página como primera noticia y Fermín Vílchez tuvo que destacarla visualmente en su presentación. Claro que atención a la portada de La Vanguardia de ese día...


No, no son las esquelas con los fallecidos en el 'Titanic'. Ni es una primera página distinta a todas las que por entonces publicaba este gran diario catalán, porque así era su portada a diario en aquellos años.


Hemos recordado más de cien veces pues que hace cien años se hundió el 'Titanic' y hemos vuelto cada una de estas veces a las metáforas sobre aquella catástrofe, a la analogía del 'Titanic' con un siglo XX que comenzaba creyéndose todopoderoso pero que en esos mismos comienzos sucumbía ante una naturaleza más poderosa aún y a una sociedad que aspiraba a un progreso creciente en todos los órdenes mientras bailaba a ritmo de jazz para muy poco después generar millones de muertos en sus dos guerras mundiales... nazismo incluido. El siglo XXI nació junto a un crecimiento económico desconocido en el que no faltaban gurúes anunciando el final de los ciclos económicos y las consiguientes crisis y nada más comenzar generaba su propia metáfora en forma de dos edificios derribados por aviones de pasajeros en la ciudad más famosa del mundo. El propio ser humano superando a la naturaleza... como elemento destructivo. Mientras, en nuestro mundo particular de los periódicos también la catástrofe de hace cien años nos ofrece una posible metáfora si de verdad nos hundimos, porque en ese caso, siempre podremos aspirar a hacerlo como aquellos músicos que formaron parte de la maravillosa e inmortal Orquesta del Titanic.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Rascando rayitas a cuchilla


El pasado domingo, Mercados publicó una ilustración en su portada realizada con una técnica denominada scracthboard. Esta técnica es habitual entre los dibujantes, como se puede ver todos los domingos en los dibujos de Ricardo parar la carta de Pedro J. Hoy, Ulises Culebro, excepcional ilustrador, nos cuenta brevemente cómo hizo esa ilustración. Podéis ver también un pequeño vídeo que grabamos mientras trabaja en ella.


Èl scratchboard es una antiquisima técnica directamente heredera del grabado en metal.
Su principal peculiaridad es que se dibuja la luz sobre una superficie negra rascando el tablero con una cuchilla. Hay que pensar al revés que con el dibujo tradicional y el resultado es un efecto fino y dramático. Yo siempre he sido partidario de recuperar ciertas técnicas de dibujo que por mucho que se diga no han podido ser sustituidas por los equipos de computación modernos. Tengo amigos que han dejado de utilizar el lápiz y el papel y están volcados con las tabletas gráficas, me parece perfecto pero es otro tipo de trabajo y se nota en el resultado.
Para esta portada de Mercados he útilizado una base de scratchboard y lo he terminado con el mac. Soy un sentimental de la Ilustración.

lunes, 23 de enero de 2012

Blanco Salmón

A lo mejor muchos de vosotros tuvisteis ayer una sensación rara al salir del kiosco y comprar los periódicos del domingo (o al descargarlo de Orbyt). Había algo en El Mundo que no cuadraba. No tenía las típicas páginas color salmón que asoman del centro del periódico. Media vuelta y a reclamar al kiosquero que te dé un ejemplar completo.


Pero no. Está bien. No habrá más color salmón los domingos. Mercados, el suplemento de información económica de El Mundo se pasa al blanco. Puede parecer un paso traumático, acostumbrados a muchos años de papel rosa los domingos. Pero es un paso más allá en busca de un producto mejor y diferenciado.






Aprovechando la ocasión, y porque al suplemento le venía muy bien después de 200 números (cómo pasa el tiempo) Carmelo Caderot, director de Arte de El Mundo, y Manolo de Miguel, jefe de maquetación, decidieron darle una vuelta al diseño del mismo. Y se la han dado completa.







Con la Neo Sans por bandera, que ya se introdujo en el periódico en el último rediseño, se busca un diseño más limpio, un poco menos abigarrado y de mayor impacto. Fuerza que también se busca con los titulares en mayúsculas y el uso y combinación del rojo en varios tonos en tramas, antetítulos, subtítulos y sumarios.

Este primer número es especial, una veintena de páginas sobre cuáles son los retos que tiene que afrontar España en 2012, el que dicen que será un mal año, peor incluso que el anterior (es eso posible). Algo que estamos empeñados en desmentir.





sábado, 14 de enero de 2012

Periodismo visual

A páginas como ésta nos referimos cuando hablamos de periodismo visual:

sábado, 10 de septiembre de 2011

11-S: in memoriam

Precisamente hoy, hace diez años, el mundo cambió. El cielo lloró aviones y en todo el planeta llovieron lágrimas de impotencia. A través de las pantallas de televisión vivimos incrédulos lo que parecía una película, una pesadilla, algo irreal... Aquel día cambió todo. Muchos nos sentimos útiles por primera vez en una redacción aquel día, otros encontraron la noticia que llevaban toda la vida queriendo contar... Aquel día cambió el mundo, cuando fuimos testigos de la caída del gigante, del final de una era... y lo contamos.

Esta semana el profesor de la Universidad de Navarra y amigo de encajabaja Ramón Salaverría proponía la etiqueta #11Smultimedia para recopilar todo lo que en los medios se fuera publicando sobre el aniversario del mayor atentado del siglo XXI. En www.lavanguardia.com han estado reuniendo durante toda la semana una extensa selección de enlaces y especiales multimedia sobre el atentado del World Trade Center. Merece la pena revisar este magnífico resumen. Y éste es el resumen que hacemos desde encajabaja.

Éstas son las portadas publicadas por EL MUNDO esos tres primeros históricos días:





El año 2007, la Asociación de la Prensa de La Rioja organizó una exposición en la que se mostraban cómo habían reflejado los atentados del 11-S periódicos de todo el mundo. Como ya publicamos entonces, la muestra que quedó plasmada en el libro 11 de septiembre. 107 portadas de 30 países, editado por la propia asociación.

Además, el 13-S, este especial con las imágenes más estremecedoras se publicó a todo color:









Páginas del especial que se publicó el 12-S en edición especial y el 13-S conjuntamente con el periódico

Hoy, diez años después, Crónica llega a los quioscos con este monográfico sobre los atentados a las torres gemelas en su décimo aniversario:











Monográfico de Crónica para el décimo aniversario


Nuestro compañero de encajabaja Quique Falcón editó esta semana este video que resume el día con una contundencia que corta el aliento. Algunos momentos forman parte ya de nuestra memoria colectiva. Estamos seguros de que nunca olvidaremos estas imágenes:


Edición de video: Quique Falcón


My city of ruins fue escrita antes del 11 de septiembre. Pero cuando Bruce Springsteen la interpretó al límite de la emoción en el homenaje televisivo America: a Tribute to Heroes tomó una dimensión totalmente distinta. Se convirtió en un himno, en un canto de unión y de esperanza. Imposible no conmoverse con el homenaje de Springsteen y la E Street Band a las víctimas del atentado.



Subtítulos: Javier Vidal

En 2002 se estrena 11'09''01 pelicula compuesta por distintos cortometrajes de esa duración sobre el atentado del WTC. Éste es el brillante segmento del director francés Claude Lelouch.