Mostrando entradas con la etiqueta Premios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Premios. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Congreso ÑH11


El próximo día 14 de noviembre se celebrará en Madrid la decimoprimera edición del congreso ÑH organizado por el capítulo español de la SND. En esta ocasión el congreso se celebrará desde las 9.00 hasta las 19.30 en la sede de ISEM Fashin Business School que tiene la Universidad de Navarra en Madrid (Calle Zurbano 73).


Como todos los años, el congreso contará con lo mejor del diseño nacional e internacional. Se podrá escuchar a Sonia Matos, de Público Portugal, Soren Nyeland, de Politiken, Rodrigo Sánchez, de El Mundo (y que explicará el proceso del último rediseño del diario), Jeremy Leslie, de MagCulture, al ilustrador Javier Muñoz o al fotoperiodista Gervasio Sánchez entre otros. Tenéis el programa completo aquí. Durante el congreso también se entregarán los premios correspondientes a esta edición de los ÑH. La inscripción ya está abierta y las plazas son limitadas.

miércoles, 19 de febrero de 2014

XVII Jornadas de Diseño del CEU


Se acerca la primavera, a pesar de estos fríos, y como viene siendo habitual también llegan las Jornadas de Diseño del CEU (6 y 7 de Marzo), un clásico del panorama diseñil de la capital.

Van ya diecisiete ediciones en las que la Universidad San Pablo CEU (gracias a Laura González y compañía) nos obsequia con lo mejor y los mejores de cada disciplina para que nos impregnen un poco de su sabiduría. Este año, las jornadas están centradas en la fotografía, la edición y el diseño.

Como es habitual, seis profesionales de reconocido prestigio participarán en las charlas. La primera de ellas estará centrada en la visualización de Datos, disciplina que cada vez toma más fuerza en las redacciones y universidades. El encargardo de hacernos ver cómo se traducen cantidades ingentes de números en información será Pablo Mª Ramírez, socio fundador de Sin Palabras y que antes trabajó en Marca y Expansión en el departamento de infografía, donde ha sido premiado en numerosas ocasiones. 

Le seguirá en las jornadas Pedro Vicente, jefe de Diseño de elEconomista que contará cómo es el formato de la nueva prensa digital desde su experiencia haciendo publicaciones digitales además del diario económico.


Fotografía de Daniel Ochoa de Olza ganadora de un premio en el WorldPress Photo

En la sesión de tarde de ese mismo día estará Javier Moya, coeditor de la Revista Don, con el que ya hablamos aquí, y que contará a los presentes cómo es la elaboración de una revista como Don, 100% digital y pensada para las tabletas. Javier Moya viene de la revista Esquire y Harpers Bazaar, donde era responsable de la web.

Cerrará las jornadas de ese día la conferencia de Ángel Sopeña, director de la agencia de desarrollo de aplicaciones móviles BlueCell, que ha trabajado con clientes como Telefónica, QDQ o Caser, entre otros.

La segunda, y última jornada, se centrará en la fotografía. Abrirá las charlas Rosa Muñoz, fotógrafa especializada en fotografía construida o escenificada. 

Le seguirá el prestigioso fotógrafo Daniel Ochoa de Olza,  ganador de incontables premios fotográficos (WorldPress Photo, POYi, NPPA, APSE, etc.) y que contará cómo ser un fotógrafo de agencia. Además, Daniel dará un taller de edición fotográfica como colofón a unas jornadas de Diseño que, como todos los años, seguro serán memorables.

miércoles, 22 de enero de 2014

III Premios La Buena Prensa

Ya van tres ediciones de los premios que organiza nuestro blog amigo La Buena Prensa, capitaneado por el incansable MAJ. Y ya van tres post sobre los Premio La Buena Prensa en los que os damos cumplida información sobre ello y en los que os hemos ido contamos un poco sobre nuestro muy querido Miguel Ángel Jimeno.




Los III Premios La Buena Prensa tienen ocho categorías y están destinados a trabajos periodísticos publicados durante 2013 tanto en soporte papel como en digital. En este enlace tenéis toda la información sobre ello.

Hay de plazo hasta el 16 de febrero para participar, así que... ¡ya sabéis!


lunes, 8 de abril de 2013

Una biblia de la Infografía... y los premios Malofiej 21

Infografías. Las vemos en el cartón de la leche, en el dial de la radio, en la parada del autobús, en los libros del examen de anatomía, en el extracto del banco, en el recibo de la luz, en la etiqueta de la camisa, en el menú del restaurante. En forma de barras, tartas, listados, dibujos, mapas, esquemas, organigramas. De mil y una maneras. Casi todas de ellas simples, esquemáticas, sencillas. Es decir, están presentes en toda nuestra vida. Y lo han estado desde hace muchísimos años. No en los cartones de leche, evidentemente, pero desde que el ser humano es ser humano y es capaz de plasmar ideas en cualquier soporte, ahí están: mapas antiquísimos, esquemas anatómicos medievales, dibujos prehistóricos, planetarios renacentistas, etcétera.

Information Graphics, editado por Taschen, es la biblia de esta disciplina.





Editado con mimo, mucho mimo, en sus más de 400 páginas recoge una selección (siempre discutible cuando no se recogen todos los trabajos) de lo mejor de la infografía de los últimos años en todo el mundo (varios españoles: Raúl Arias; Álvaro Valiño). Repertorio encabezado por  la editoria Sandra Rengen a la que acompañan Paolo Ciuccarelli, Richard Saul Wurman y Simon Rogers. Todos autores también de unos ensayos introductorios en los que muestra su punto de vista sobre la importancia de la infografía. Antes, ahora y siempre.






Porque, como ellos mismos dicen, este es un arte, el de la arquitectura de la información, que tiene que dominar todo diseñador gráfico. Porque vivimos en la era en la que más información recibimos, la "gran mayoría generada por los propios usuarios" (bendito internet). Y saber cocinar todos esos ingredientes, todos esos datos, y convertirlos en historias es de lo que se encargan los infógrafos, periodistas visuales que manejan la nueva herramienta de poder: el Big Data.







En el libro podemos ver ejemplos de que la infografía va más allá de la ciencia, de los atlas, de las barras. Que también. En el libro, librazo (en todos los sentidos, también por tamaño y peso), podemos ver que la infografía es mostrar el mundo psicodélico de Frank Zappa, la relación entre la cantidad de coches y las plazas de parking de una ciudad, una guía de qué tipografía utilizar en según que ocasiones, qué tipos de cerveza hay, cómo funciona una fábrica, la distribución de Nº1 de la Motown, cuánto vale cada parte de tu cuerpo (en libras), un mapa literario de Madrid hecho sólo con letras, o cómo es tu vida según hayas visto Dragones y Mazmorras a una edad temprana o no. Y así un larguísimo etcétera de más de 400 páginas. Cientos de ejemplos de los mejores informadores visuales con una breve explicación de cada uno de ellos. Ejemplos que "documentan la historia reciente" de qué es convertir lo complejo en simple y lo confuso en bello sin faltar a la verdad. Porque como dijo Albert Einstein: "Si no consigues explicarlo de manera sencilla es que no lo has entendido". Y aquí, en este libro, lo consiguen.


                                            

                                                  







Malofiej 21

Al hilo de este libro, seguro que muchos de los ganadores de la pasada edición de los premios Malofiej, cuyos nombres se dieron a conocer hace unas semanas, están presentes en sus páginas. O muchos de ellos lo tienen en las estanterías de sus estudios y/o redacciones.





National Geographic y el NYTimes.com se han llevado el premio Peter Sullivan en categoría impresa y digital, respectivamente. Y la versión impresa del The New York Times se ha llevado otra medalla de oro por este mapa.




Pero esos no han sido los únicos ganadores entre los más de 1.191 trabajos recibidos de 154 medios de 28 países distintos. El jurado, compuesto, entre otros por Jaime Sierra, Nicolas Felton (creador del famoso Annual Report), Amanda Hobbs o Fabricio Miranda, también ha concedido medallas de oro a El Correo, elmundo.es, In Graphics, South China Morning Post, Prensa Libre y Golden Section Graphics.

Entre el resto de galardones hay premios para La Vanguardia, El Diario de Pontevedra, Magazine de El Mundo, El Correo y El Mundo y elmundo.es, tanto en impreso como en online. Podéis ver la lista completa de galardonados aquí

.

lunes, 21 de enero de 2013

II Premios La Buena Prensa

He encontrado una excusa perfecta para hablar de un blog sobre diseño periodístico que es más que un blog sobre diseño periodístico. Es todo un proyecto, una filosofía de vida digitalizada a diario, es el pleno convencimiento de que hacer bien las cosas merece la pena, y tendrá futuro hacerlo, es uno de nuestros primeros enlaces imprescindibles desde el año 2008, es... MAJ.



La Buena Prensa está editado por Miguel Ángel Jimeno, MAJ, que es todas estas cosas que podéis ver aquí y que me atrevo a resumir así: periodista y profesor de periodistas en la prestigiosa Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, la FCOM. Y La Buena Prensa es una iniciativa atípica, distinta y cojonuda principalmente por dos razones:

La primera de ellas se explica en el propio lema del blog: "Porque todos los días se publican páginas de buen periodismo". Y es que, en contra de lo que solemos hacer la inmensa mayoría de los periodistas, MAJ se dedica en su maravilloso sitio web ¡a hablar bien de los demás! ¡En serio! A destacar lo que merece la pena, a descubrir A DIARIO páginas de calidad publicadas en los diarios impresos de todo nuestro país. Que las hay, y muchas más de lo que podríamos imaginar, tantas como para aplastar cada jornada a toda la legión de gurús baratos del apocalipsis del papel.

La segunda es mi más absoluta admiración al trabajo que supone llevar a cabo su descomunal labor de rastreo, lectura, comparación, edición de imágenes, escritura de los textos... En alguna ocasión el propio MAJ nos ha dicho con cariño —con cariño navarro, entiéndase—, y con razón, que ya nos vale en encajabaja para que siendo los que somos no actualicemos a diario este vuestro y nuestro blog que ahora mismo acabo de actualizar, ¿eh, MAJ?

Miguel Ángel Jimeno, Mario Benito (un servidor), y Laura González, en Pamplona (foto Javier Vidal).

Con razón, sí, pero estoy seguro de que el elevado porcentaje de humanos perezosos que deben, debemos, rondar el 90% —y ya es ser optimistas suponer que el 10% sea laborioso—, y muy especialmente quienes un buen o un maldito día se embarcaron en esto de editar un blog o cualquier página web actualizable entenderán perfectamente lo que quiero decir.

El comienzo suele ser de absoluta ilusión, de frecuentísimas actualizaciones sin que importe lo de dormir poco, continúas cada vez con más dificultad y fuerzas menguantes... hasta que ahora, años después, si sigues, haces lo que puedes (son ahora aproximadamente las tres de la madrugada de una noche de domingo a lunes; durante todo el día, domingo, he estado trabajando en el periódico...). Aunque no sea exactamente igual, y con un nivel de responsabilidad mucho menor, recuerdo a menudo las palabras que escuché decir al gran fotoperiodista Santiago Lyon en relación a lo de "alimentar al monstruo" para referirse a la interminable y cíclica labor de quien trabaja para una gran agencia de noticias, en su caso AP. Apenas has logrado enviar una fotografía del rigor y calidad que exigen las grandes agencias internacionales, con lo complicado que es eso... y tienes que estar ya pensando en cómo 'alimentarlo' para la siguiente toma, mañana, o bien horas después.

Pues principalmente por estas dos razones, por hablar bien de los demás, y por el enorme trabajo de "alimentar el monstruo" a diario quería hablar de MAJ y de La Buena Prensa. ¿Y la excusa que empecé mencionando para hacerlo?



Pues que, además, el incansable, e insaciable, MAJ, organiza desde el año pasado, nada más y nada menos los Premios Periodísticos La Buena Prensa. Por si tuviera poco que hacer. Esta segunda edición está ya en marcha y el plazo para presentar trabajos está abierto hasta el próximo 15 de febrero. Están destinados a trabajos periodísticos en lengua castellana publicados en España y América Latina en ocho distintas categorías: mejor reportaje, mejor entrevista, mejor análisis, mejor crónica, mejor cobertura de hecho previsto, mejor cobertura de hecho imprevisto, mejor suplemento y mejor serie. No hay que pagar por presentarse —dato importante por varias razones que ya hemos comentado en otras ocasiones en relación a otros premios—, se pueden enviar páginas o direcciones de internet, y pueden hacerlo los autores de manera individual, o bien el medio como institución.

Os animamos a que enviéis pdfs a MAJ (en el enlace figura la dirección de correo electrónico) con aquellas de vuestras "páginas de buen periodismo que se publican todos los días". Por supuesto, os informaremos de los trabajos, medios y profesionales que resulten premiados. De momento, la enhorabuena para MAJ, una vez más. Y un abrazo, claro.

martes, 13 de noviembre de 2012

ÑH9

Falta poco más de una semana para que se celebre la novena edición del congreso ÑH. Como casi todos sabéis, tendrá lugar en Madrid, en el Salón de Grados de la Universidad San Pablo CEU (Calle Julián Romea, 23).

Este año, el programa se desarrollará durante un día y medio y contará con sesiones más que interesantes. En él, se tratarán temas como rediseños, ilustración, fotografía, convergencia de medios, diseño para tabletas, revistas, etc. todo con una selección de profesionales envidiable.

Esta portada de El Correo ha sido seleccionada como la mejor del año por el jurado del ñh9


Estarán presentes el director adjunto de La Nación de Buenos Aires (Argentina) Carlos GuyotCarmen Riera, directora de Periodismo Gráfico y Audiovisual de la Cadena Capriles (Venezuela); y  la profesora e investigadora Sara Quinn, de The Poynter Institute de Florida (EE UU). Los tres estarán acompañados por profesionales de la fotografía y otros ámbitos, como Pascal Philippe (Courier International), Gorka Lejarcegi (El País), el cronista gráfico franco-belga Jean Philippe Stassen,  Enric Jardí, Jan Schwochow (Olden Section Graphics) y António Pedro Santos (i).

También podremos escuchar a Marcus Hurst (Yorokobu), Ana Ormaechea (Tablet Army) y Fernando Rapa Carballo (Mongolia). Y un clásico que toda jornada debe tener, como el periodista y escritor Juan Fermín Vílchez, que hablará sobre la prensa satírica en España y hará un homenaje a Reinhard Gäde



Podéis consultar el programa completo aquí: programa ñh9 [pdf].

Como es habitual, al final del congreso se procederá a dar los galardones a los premiados en esta edición. Podéis consultar la lista completa en la web del certamen: snd-e. 

La inscripción para profesionales del sector es de 150 euros, 100 para los profesores y 50 para los estudiantes.

viernes, 22 de junio de 2012

ÑH9

El capítulo español de la SND (Society for News Design) acaba de publicar las bases para participar en la nueva edición de los ÑH9, novena edición de Lo Mejor del Diseño Periodístico España & Portugal 2012. Hasta el 7 de septiembre se podrán presentar páginas de periódicos, revistas y páginas web periodísticas que hayan sido publicadas entre el 1 de agosto de 2011 y el 31 de julio de 2012... páginas, algunas, que todavía no están hechas...


En el otoño, un jurado compuesto por profesionales y docentes del diseño periodístico de España y Portugal se reunirá en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra para votar los mejores trabajos (no olvidaremos las jornadas del año pasado, en cuyo jurado fuimos invitados a participar, tal y como os contamos entonces). Posteriormente, se publicarán en la web de la SND los resultados y se entregarán los premios en el congreso anual que, según nos comentan desde Navarra, posiblemente vuelva a celebrarse en noviembre en Madrid, aunque todavía está por confirmar. Ya os informaremos puntualmente.

A pesar de la crisis, o "precisamente por eso", nos dicen sus organizadores, "apostamos por los ÑH y creemos que puede contribuir a mejorar la calidad de nuestros diarios y revistas, tanto impresas como online, siendo una referencia para diseñadores, redactores, ilustradores, infografistas, fotógrafos... Por eso, os animamos a participar".

jueves, 20 de octubre de 2011

Congreso ÑH8 (Madrid 11-11-11)

No ha resultado nada fácil —ya saben, las famosas tijeras...— pero finalmente los organizadores de los premios ÑH8 del capítulo español de la SND han conseguido sacar adelante con un tesón digno de todo elogio el Congreso anual en el que se entregarán los premios de diseño periodístico. La fecha elegida es el 11-11-11, es decir el próximo 11 de noviembre, y la ciudad que lo acogerá es Madrid.



La brutal crisis de los medios de comunicación está afectando también, como no podía ser de otra manera, a la organización de este evento, uno de los más importantes en nuestro país en lo relativo al diseño periodístico, y a la prensa en general. Pero a pesar de todo, Alvaro Gil y Javier Errea han conseguido reunir a un grupo de ponentes a la altura de las anteriores ediciones, es decir, de lo mejor del panorama internacional:

Mario Tascón, Carlos Pérez de Rozas, y nada menos que el propio Mark Porter (junto a Javier Zarracina) para explicarnos en persona la aplicación para iPad que acaba de lanzar para "su" The Guardian —uno de los "temas" del momento—, entre otros participantes en la primera parte; y por la tarde una mesa redonda moderada por Pérez de Rozas —diversión asegurada— con Fernando Rapa Carballo con su equipo de Público y Jesús Aycart con su equipo de ABC para debatir sobre el futuro del periodismo.



Para poder asistir hay que inscribirse (aquí os enlazamos el documento) al precio de 90 euros para profesionales y docentes, y de 30 euros para estudiantes. Al ser sólo una jornada el precio es también más reducido que en otras ediciones (la cuota incluye inscripción, documentación, cóctel de clausura y entrega de premios)http://www.blogger.com/img/blank.gif y por eso, y sobre todo por la calidad de los ponentes y de los premiados, es una ocasión que merece la pena aprovechar. Animaos.


Actualización

Como vamos informando según se elabora el Congreso ÑH8, aquí os adjuntamos el programa casi definitivo con todos los ponentes, así como el horario y sus respectivas conferencias. Apuntaos porque la cosa promete...


miércoles, 19 de octubre de 2011

Andanzas de un jurado en Pamplona



Cuando abrí el correo a comienzos del verano lo primero fue sorpresa para inmediatamente pensar que aquello era un error. Lo releí. Luego sentí algo parecido al vértigo, o al pánico, y sólo cuando al atreverme a contarlo recibí a cambio felicitaciones de todos, empecé a darme cuenta de que se trataba de algo por lo que en realidad debía alegrarme. Y lo hice. Un día después estaba ya completamente ilusionado pero de nuevo asustado, ahora porque aquello fuese un error. No podía ser nada más que un error. Así que me animé a contestar a Javier Errea; no tenía otra opción, además.



La razón principal para suponer que se trataba de un error y de que el correo no debía ser para mí, claro está, es la de saber que uno no está a la altura del resto de los miembros del jurado, de esta edición y de las anteriores. Pero es que, además, se une la sorpresa porque sobre "los premios" no sólo he mostrado reticencias y no pocas objeciones en privado, sino que también he escrito sobre ello. Así se lo dije a Errea, pero en su respuesta inmediata me convenció con una pequeña dosis de humor inteligente diciéndome que así resultaba mucho mejor ya que él tampoco es "muy partidario de los premios". Saber que el gran Carlos Pérez de Rozas y que Laura González (que tanto saben y a los que tanto aprecio) formarían parte del jurado fue ya absolutamente definitivo.

Así que me puse en camino. Nos pusimos en camino, más exactamente, porque viajé a Pamplona hace unas dos semanas junto a mi compañero y amigo, perdón amigo y compañero (de trabajo en el diario El Mundo, en este blog vuestro y nuestro, colega de penurias y esperanzas y acuerdos y desacuerdos) Javier Vidal. Salí con la intención de hacerlo a gran velocidad para evitar después comentarios chistosos... pero resultó imposible. Aunque de paso se aclaró un falso mito que paso a detallar. El primer viaje que dos miembros de este blog, Luis Blasco y Javier Vidal, realizaron a un acontecimiento diseñístico, la "Quinta Cumbre Mundial de Diseño en Prensa" de Estepona, dio lugar a un artículo "de color" en el que Javier Vidal desveló algunos aspectos sobre "lo lento" que conducía Luis Blasco. Comentarios que el damnificado ha desmentido con vehemencia y poco éxito desde entonces, arrastrando una especie de "vergüenza" y leyenda negra nacida en aquel fatídico "limitador de velocidad".

A pesar de estos amenazadores antecedentes, "¿tu no conducirás, como Luisín, no?, jeje", confiaba en mi manera de llevar un automóvil, que no es lenta precisamente, y en el propio coche. Corre mucho. Lo último que quisiera es presumir de auto cual vulgar paleto, pero no es un "tractor" diésel sino 140 caballos de rabiosa gasolina. Y corre mucho. Corría mucho, vamos... hasta que salimos de Madrid a primera hora de la mañana de aquel jueves, en el que al poco tiempo de intentar avanzar deprisa por la carretera de Burgos parecía como si alguna mano malvada hubiese añadido unas gotas de somnífero a la gasolina. Igual que en esas pesadillas en las que intentas correr y no puedes porque parecen sujetarte, pisaba un acelerador que se volvía duro y pesado, imposible de apretar, y cuando lograba a duras penas hacerlo... ¡obras! Miraba a Javier cada vez que los tres o los dos carriles se convertían en uno, o que directamente nos hacían detenernos para escucharle decir "no pasa naaaaada, ahora se terminan"... y así durante cientos de kilómetros y varias hroas. Incluso en la autopista de peaje entre Vitoria y Pamplona aparecieron las temibles señales amarillas. Y le volví a mirar. Y no dijo nada.

Después de este trayecto infernal, atando cabos, me he dado cuenta de que el único elemento común a todos estos viajes, e incluso presente en otro desplazamiento de encajabaja a Salamanca en el que la carretera ¡se llenó de nieve! para no dejarnos correr... no es otro sino ¡Javier Vidal! Luis Blasco ha padecido durante años un injusto estigma de conductor lento que es preciso reparar. Nadie conduce despacio cuando Javier Vidal viaja de acompañante en un coche... ¡ES ÉL quien amodorra los motores! Logramos llegar, con un poco de retraso claro.







Todos los que jurado de los ÑH han sido hablan de "cansado" y "gran experiencia". Así que lo que no resultó ninguna sorpresa fue vivir una gran experiencia, tremendamente cansada. Como tampoco fue sorpresa el constipado que tenía, porque ¿cuándo no estoy constipado? Ayudó lo suyo, eso sí, en lo del cansancio. Como el extraño y supongo que inusual calor que hizo en Pamplona en ese comienzo del mes de octubre, calor hasta de noche intentando dormir unas pocas horas, muy pocas, con las ventanas abiertas, y los ojos...

Pero es cierto también lo de "gran experiencia", divertida y en la que, si quieres, puedes aprender mucho. Enriquecedor por la gente. Conocí a quien ya conocía, la única persona que en este canalla mundo del periodismo se dedica SÓLO a hablar bien de los demás en su exitoso blog de La Buena Prensa, y juntos, Miguel Angel Jimeno y yo, y los demás, nos reímos un montón cenando hasta muy tarde; conocí a Ramón Salaverría, a quien conocía ya también —internet tiene estas cosas, nuevas en las relaciones humanas seguramente— y fue para mí importante que se acercase y tuviera palabras tan amables para con lo que escribimos aquí alguien que para nosotros es una referencia absoluta, constatar que en una de las universidades con más prestigio internacional en lo relativo al periodismo se nos tuviera un poco en cuenta para nosotros es mucho. De verdad. Conocimos además a un grupo de alumnos que prestan voluntariamente labores de intendencia y organización en general a los premios con una eficacia asombrosa: Marta Zorrilla (@mzorri en tuiter), Laura Alzola (@lalzola), Judit Valdelana (@j_valdelana), y el sufrido Eric Mas (@absoluteric), con quien incluso vivimos momentos de cierto pánico que ya nos contará Javier Vidal en una próxima entrega.








Y conocí a Javier Errea con quien compartí menos risas (alguna sí) porque este gran diseñador del que ya hemos hablado aquí muchísimo, motivo por el cual no vamos a repetir elogios, tiene algo de amable lejanía, como si fuera británico... no sé. Posiblemente fuese una actitud de "distancia" intencionada hacia los miembros del jurado para evitar que inevitablemente haya quien piense que como organizador de los ÑH influye en las deliberaciones para obtener así más premios que otros. Ridículo. No van por ahí mis "pegas" hacia los premios, como explicaré más adelante. Se presentó al comienzo durante unos minutos, no estuvo durante ninguna deliberación y tan sólo compartimos cenas en las que se habló de todo y de nada e incluso de cosas muy interesantes que lamento no poder contar pero que nada tienen que ver con los premios. También se despidió en la última jornada, muy amable, muy rápido.



Sobre el "problema" de los premios que ya he mencionado antes, no referido a los de esta edición sino en general, tengo que aclarar mi punto de vista: en ellos se reconoce el trabajo tan sólo de entre quienes se presentan cada año, no de entre todos los periódicos, revistas y medios online que se publican. No hemos decidido, pues, cuál es el periódico mejor diseñado de España y Portugal, por poner un ejemplo, sino el mejor de los que se presentaban. Y las ausencias son notables en ésta y en las anteriores ediciones. Además, presentarse cuesta dinero... porque hay que hacer frente a todos los gastos que lleva organizarlo, que no son pocos.




Es un problema sobre el que ya he escrito y sobre el que pienso exactamente lo mismo después de haber formado parte de ellos este año. Y no soy el único, creo que incluso los organizadores son conscientes de esta circunstancia, y en esta edición existe la propuesta por parte del jurado de que conste en el libro que se edita con los trabajos premiados un listado de los medios que se presentan para que así quede claro qué se está valorando. Se me dirá entonces que cuál es la alternativa, y la respuesta es que no hay una solución fácil, ya que premiar entre todos requiere o bien que todos se presenten —circunstancia que no sucede ni parece que vaya a suceder— o bien que se elija entre todo lo publicado sin necesidad de presentarse. Pero esto último supondría una infraestructura de medios y personas que alguien debe financiar. ¿Quién? Pues, evidentemente, todos los medios... que ni siquiera quieren presentarse. Por si fuera poco, las tijeras, la brutal crisis, viene a complicarlo aún más. Una vez aclarado, ¿invalida esta circunstancia los premios? Pues no, pero sí los condiciona y hay que tenerlo presente.

Listado con todos los premios de esta edición.






Sobre el jurado hay que aclarar, primero, que todas las deliberaciones y votaciones hay que mantenerlas como "asuntos internos" que no deben hacerse públicos, por razones evidentes —juzgar el trabajo de otros siempre es un compromiso, además de difícil entre propuestas que son todas de calidad—. Hay que comentar y deliberar con asboluta libertad y ello exige absoluto secreto. Pero sí puedo mencionar una circunstancia de carácter general que me resultó muy grata.



Para contarlo tengo que explicar antes que, brevemente y de manera algo esquemática y por tanto no del todo exacta, las gentes del diseño periodístico se dividen —con todas las subdivisiones y matices que se quieran y que por supuesto existen— entre quienes se identifican más con la primera parte de la expresión, el diseño, y quienes lo hacen más con la segunda, el periodismo. Hay quien está más interesado en la forma que en el contenido —y no pasa nada mientras no se caiga en el extremismo fundamentalista de "lo bonito" que aquí hemos denominado "diseñismo"— y al revés —y tampoco pasa nada mientras logremos una cierta disciplina y el contenido no llegue a destruir la forma dañando así el mensaje periodístico—. Suele haber una brecha ¿irreconciliable? entre estas dos posturas... que se reconcilió de manera admirable en este jurado. Sin fricciones, de manera... natural, escuchándonos unos a otros y votando en consecuencia según los argumentos tuyos, y del otro. Quien no trabaja en un periódico atendió a quien sí; y en el otro sentido, quien más sabía de revistas nos explicaba claves que nos ayudaban a entender más y a valorar mejor entre miles de páginas, muchas de ellas ilustradas con tijeras. No son palabras bonitas para quedar bien con nadie —no sé hacer eso, aunque practicarlo más a menudo seguro que me vendría bien—, es exactamente lo que sucedió. Todos salimos de aquel magnífico edificio de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Navarra con la certeza de que dando premios a otros... habíamos aprendido. Y nos divertimos. Y nos cansamos. Vergonzosamente porque Olga seguía echando fichas encima de las páginas casi a punto de parir, salía de cuentas la semana siguiente y allí estaba...








Cansado y gran experiencia... muy grande. Por eso, y porque pensaran en mí para ello, tengo que agradecer a Javier Errea y a Alvaro Gil que me invitasen a formar parte del jurado de los ÑH8 que ha deliberado y vivido dos días intensos en una ciudad tan maravillosa como es Pamplona. Tampoco son palabras vacías para quedar bien con ellos. Es agradecimiento de todo corazón, por el reconocimiento que lleva implícita la invitación a encajabaja y especialmente a la sección de Diseño del diario El Mundo de Madrid a los que de alguna manera he representado allí. No era yo solo, en Pamplona hablaban muy bien de todos nosotros, de nuestro trabajo. Y los he representado con todo el orgullo, porque hacer un periódico cada día junto a mis compañeros es también una gran experiencia... muy grande.



El sábado la Facultad estaba vacía de alumnos. Los miembros del jurado nos despedimos y al abrazar a Carlos Pérez de Rozas en la puerta del coche, camino él de Barcelona y yo de Madrid, recordé que se habían confirmado punto por punto las palabras que me dijo unos meses antes por teléfono, cuando aterrado y sorprendido le llamé para preguntarle qué podía hacer, que me habían llamado para ser jurado de los ÑH8. "Nos lo vamos a pasar muy bien, querido Mario", me dijo con su cariño y su entusiasmo de siempre, "y, además, vamos a recompensar el trabajo de gente que lo envía con mucha ilusión. Vamos a hacer feliz a la gente".