miércoles, 22 de octubre de 2014

Boceto

Este es el boceto REAL de una página, la primera del periódico, realizado por nuestro encajabaja Javier Vidal...

(los garabatos no son tales, sino los títulos REALES, que debían ser compuestos en la página)


...y ésta, la página resultante:



lunes, 20 de octubre de 2014

Distinto... pero sigue siendo

En esta ocasión, no nos corresponde comentar, sino mostrar:


















Es distinto, pero sigue siendo El Mundo:





Y aquí nosotros, los que quedábamos a esas horas, tarde, muy tarde...


...fotografíados por el gran Carlos Montagud (la imagen es de nuestro Comunity Manager, Santiago Saiz). Rodrigo Sánchez, padre de la criatura, está más o menos en el centro de la imagen con camiseta blanca (que era lo acordado y no todos cumplieron...) posando con su equipo frente al 'muro de páginas' que fuimos levantado durante toda la tarde noche:



martes, 14 de octubre de 2014

VI Jornadas de Diseño en la
Sociedad de la Información


Un año más vuelven las Jornadas de Diseño de la sociedad de la Información, organizadas por Pedro Pérez Cuadrado, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos (27 y 28 de octubre). 

En esta sexta edición el tema central es la Producción de publicaciones online, y contará con profesionales del sector y profesores de distintas universidades. Del ámbito de los medios participarán Pablo Berraondo y Nacho Labarga, responsables de diseño y producción de Marca Plus, Ana Ros, publicista, coordinadora de Academia, Revista de Cine Español, Alberto Labarga, diseñador gráfico y periodista Rodrigo Pascual, diseñador gráfico y periodista y Carlos Sánchez Vázquez, director de edigital. Publicaciones interactivas para iPad. 

De las universidades madrileñas contará con las charlas de Mónica Yuán Cordiviola, profesora de Diseño de la Información para nuevos soportes en la Universidad CEU San Pablo, Jorge Solana Aguado, profesor de la Universidad CEU San Pablo y Juan Yunquera, profesor de Diseño Gráfico de la Universidad Carlos III. 

 Como siempre, en el Aula Magna del aulario 1 de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la URJC (Camino del Molino, s/n Fuenlabrada) en turno de mañana. Tenéis más información en su web oficial

lunes, 15 de septiembre de 2014

Periodiquerías (LXI)





Tetuán (Marruecos, 2014) / María Benito





Isla Canela (Ayamonte - Huelva, 2014) / Luis Blasco 





Cangas del Narcea (España, 2014) / Mario Benito 




Enviadnos fotos de vuestras "periodiquerías" antes de que todas sean iguales y se llamen iPad. Fotografiad esos lugares en los que todavía se venden periódicos, y las publicaremos en esta serie. Si queréis.



Entregas anteriores de Periodiquerías:

Periodiquerías (I):
Madrid - Nueva York - Sevilla
Periodiquerías (II): Bilbao - Resistencia (Chaco-Argentina) - Múnich
Periodiquerías (III): Estambul - Praga - Nueva York
Periodiquerías (IV): Salamanca - Edimburgo - Tres Cantos (Madrid-España)
Periodiquerías (V): Lima - Bruselas - Mérida (España)
Periodiquerías (VI): Londres - París - Roma
Periodiquerías (VII): Las Vegas - Los Cristianos (Tenerife) - Alicante
Periodiquerías (VIII): Antigua (Guatemala)
Periodiquerías (IX): Berlín - Viena - Moscú
Periodiquerías (X): San Francisco - Puerto de Santa María (Cádiz) - Málaga - Newspaperman
Periodiquerías (XI): Lisboa
Periodiquerías (XII): Venecia - San Petersburgo - Osaka
Periodiquerías (XIII): Barcelona - Los Angeles - Buenos Aires
Periodiquerías (XIV): Kabale (Uganda) - Honolulu (Hawai) - Filadelfia
Periodiquerías (XV): Zaragoza - Gerona - Pamplona
Periodiquerías (XVI): Miami - Nueva Delhi - Lima
Periodiquerías (XVII): Hollywood (Los Ángeles - USA)
Periodiquerías (XVIII): Cagliari (Cerdeña - Italia) - São Paulo - Parlamento Europeo (Bruselas)
Periodiquerías (XIX): México DF - Salzburgo - Buenos Aires
Periodiquerías (XX): Milán - Punta Arenas (Chile) - Cannes
Periodiquerías (XXI): Londres
Periodiquerías (XXII): Xian (China) - Assilah (Marruecos) - Bergen (Noruega)
Periodiquerías (XXIII): Damasco - Washington - Turku (Finlandia) - ¿Monumento al lector de prensa? Tampere (Finlandia)
Periodiquerías (XXIV): El Vaticano - St. Ives (Reino Unido) - Harvard (Estados Unidos)
Periodiquerías (XXV): Denia (España) - Seúl - Nápoles
Periodiquería de la Paz (XXVI): Pekín
Periodiquerías (XXVII): Como (Italia) - Oporto - Plasencia (España)
Periodiquerías (XXVIII): Pretoria (Sudáfrica) - Manchester - Aeropuerto de Heathrow (Reino Unido)
Periodiquerías (XXIX): Guayaquil - Valladolid - Avilés
Periodiquerías (XXX): La Habana - Aeropuerto de Ezeiza (Argentina) - Getafe
Periodiquerías (XXXI): Algeciras - Zamora - Gijón
Periodiquerías (XXXII): Melbourne - Ágreda (Soria) - Oviedo
Periodiquerías (XXXIII): Maranello (Italia) - Llanes (España) - Antigua Venta de Almadrones (Km. 103 de la Autovía A-2 Madrid-Barcelona, España)
Periodiquerías (XXXIV): Oslo - Huesca - Ribadesella (España)
Periodiquería del 15-M: Periodiquería 15-M (Puerta del Sol, Madrid, España)
Periodiquerías (XXXV): Atenas - Puerto de Mazarrón (España) - Aínsa (España)
Periodiquerías (XXXVI): Béjar (España) - Valencia - Jávea (España)
Periodiquerías (XXXVII): Montegordo (Portugal)
Periodiquerías (XXXVIII): Florencia - Split (Croacia) - Kaunas (Lituania)
Periodiquerías (XXXIX): Penang (Malasia) - Liverpool - Cancún
Periodiquerías (XL): Volterra (Italia) - Son Bou (Menorca) - 'El Molino' (Albacete)
Periodiquerías (XLI): Rovinj (Croacia) - Sanlúcar de Barrameda (España) - San Juan de Alicante (España)
Periodiquerías (XLII): Teherán - Bolonia - Monza (Italia)
Periodiquerías (XLIII): Santiago de Compostela (España)
Periodiquerías (XLIV): Pola de Laviana (España) - Pisa (Italia) - Pula (Croacia)
Periodiquerías (XLV): Rangún (Birmania) - Soria - Coca (España)
Periodiquerías (XLVI): Varsovia - Praia (Cabo Verde) - Copacabana (Río de Janeiro
Periodiquerías (XLVII): Chichén Itzá (México) - Cuzco - Vitoria-Gasteiz
Periodiquerías (XLVIII): Turín - São Paulo - Arequipa (Perú)
Periodiquería especial Huracán 'Sandy' (XLIX): Nueva York.
Periodiquerías (L): Valladolid (Yucatán, México) - Montevideo - Santander
Periodiquerías (LI): Taipei (Taiwán) - Colonia (Uruguay) - Viena
Periodiquerías (LII): Auckland (Nueva Zelanda) - Sigüenza (España) - Orozko (España)
Periodiquerías (LIII): Córdoba (España) - Lugo - San Vicente de la Barquera (España)
Periodiquerías (LIV): Especial Buenos Aires.
Periodiquerías (LV): Hoi An (Vietnam) - Marrakech (Marruecos) - Sidney
Periodiquerías (LVI): San Lorenzo de El Escorial (España) - La Granja de San Ildefonso (España) - Benaske (España)
Periodiquería (LVII): Especial #BostonMarathon
Periodiquerías (LVIII): León - Tokyo - San José (Costa Rica)
Periodiquerías (LIX): Dublín - Niza - Baeza (España)
Periodiquerías (LX): Pinar del Río y Colón (Cuba)

viernes, 5 de septiembre de 2014

Breaking Bad... (In memoriam José Antonio Vidal-Quadras)

Yo soy así, que le vamos a hacer. Ya expliqué en una ocasión que suelo llegar tarde a casi todo. Los libros, las citas, las películas y por supuesto, las series... Generalmente las veo tarde y del tirón... Eso me beneficia como espectador, pero me desacredita entre el género humano que tuitea su vida frente al televisor.

Todo el mundo coincide en que Breaking Bad es lo mejor que se ha hecho para televisión en los últimos años. La gran mayoría la pone al nivel de la mítica The Wire, de la que todavía no he visto ni un capítulo. Incluso la sitúan por encima de Los soprano ese insuperable -dicen- retrato de la mafia moderna. La verdad, no puedo opinar... No he visto ni un sólo fotograma de Los Soprano. Y no puedo opinar además porque tampoco he visto ningún capítulo de Breaking Bad... Ni ganas que tengo, la verdad...

Ya le llegará su momento...

El otro día Breaking Bad arrasó en la gala de los Emmys. Normal,  DICEN que es muy buena. Y ¿a que no sabéis a quién vinieron a buscar para maquetar la información? Probablemente al único tipo del periódico, incluso del país que no ha visto ni un sólo segundo de la dichosa serie... El universo y su sentido del humor, supongo...

¿Y cómo te enfrentas a este tema si no tienes ni una referencia a la que agarrarte? El otro día nos dejó José Antonio Vidal-Quadras, uno de los profesores más queridos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. En sus clases, y en su despacho, y cuando te lo cruzabas por el campus con su rebequita, siempre aprendías algo. De la profesión, pero sobre todo, algo sobre eso tan complicado que se llama vivir, siempre con una sonrisa amable en la cara... Era un tipo entrañable. Y siempre aprovechaba para recordarte la necesidad de leer, de formarse, de hablar con todo el mundo, y sobre todo de escuchar... Es-cu-char... Ejércitos de periodistas que ¡escuchan..! Porque para saber contar las cosas hay que conocerlas, sí. Comprenderlas, también. Pero sobre todo hay que saber dónde y a quién acudir para enterarse de la gran mayoría de cosas de las que no sabes un pimiento...  José Antonio era el tipo que mejor escuchaba del mundo. Y anotaba cositas en un papelito, en un trocín... ¡Plaf! Archivado. Maestro de periodistas... y de vida. Descanse en paz...



Con las tablas que te dan los años, mantuvimos el tipo delante de los chicos de cultura mientras constatábamos que no teníamos ni idea de Breaking Bad, ni de el tipo de las gafas... Me sonaba vagamente la historia de la droga y que el protagonista la fabrica en su propia casa... ¿no? Bueno, suficiente... Empecemos por ahí... Unas preguntas a Luis Blasco, adicto a series y a cosas raras como el basket, un poco mirar por la red... Encaminados... Y tras descubrir los títulos de crédito en youtube, de pronto el fogonazo. ¡Ya está!



El tipo fabrica drogas en su casa. Y la serie juega con la tabla periódica en su título. Lo sé por mis bastos conocimientos de química que se limitan a lo que estudié en tercero de BUP. Es decir, ni idea, tampoco. Eso sí, reconocería una tabla periódica si se me cayera encima... Con ese bagage acojonante, nos pusimos mano a la obra. Y fue divertido, la verdad... En estos casos es vital la prueba y el error, para darte cuenta de detalles que son muy importantes, aunque no los veas al principio... Como que en los símbolos la segunda letra es en minúscula y si no, no funciona bien, por ejemplo.  En el fondo quedaba redonda sin mucho más trabajo que cuadrar un titular que nos permitiera jugar con los elementos disponibles... Y en realidad salió prácticamente a la primera: el Oxígeno (O) y el Selenio (Se) serían nuestros grandes aliados. Para darle el toque final jugamos también a químicos con la mancheta de UVE, el suplemento veraniego de EL MUNDO donde se publicó la información... El Uranio (U) y el Vanadio (V) en el folio redondearían la jugada... Y portada al canto. La doble interior, en manos del gran Blasco no presentó problemas añadidos....



Trabajo (bien) resuelto. José Antonio Vidal Cuadras llevaba razón. Escuchar siempre merece la pena. Nunca sabes por dónde van a venir luego las cosas... Incluso en aquellas tediosas clases de química del colegio en las que me di cuenta de que lo mío era el periodismo.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Pau-gina

En la puesta en página de los diarios es una norma de uso aceptado (e incluso de sentido común) lo de no repetir un personaje en las fotografías si tenemos varias páginas dedicadas a un mismo tema. Es decir, que si tenemos dos páginas (una doble, decimos) para el partido de Baloncesto que jugó ayer España frente a Brasil —al parecer  se está celebrando un Mundial de 'Basket' y, al parecer también, el partido de ayer a priori era un "partidazo", si tal cosa existe en este deporte—, tendremos al menos dos fotografías en las que intentaremos evitar que aparezca, por ejemplo, Gasol en una de ellas y... Gasol en la otra. Pau. Porque si son Gasol y Gasol, Pau y Marc, entonces sí.

Claro que luego llega la realidad, como dijo un un gallego de pro, y nos estropea las teorías. Porque hay partidos en los que la figura estelar es una y principalmente una. Y los fotógrafos disparan sus cámaras hacia esa estrella una y otra vez. Y sólo llegan fotografías de Gasol. Pau en este caso, que cuentan que ha resurgido. La foto de la crónica tiene que ser de una jugada del partido (¿adivinan quién está en todas esas fotos de jugadas del partido?), y después en la segunda página habrá una pieza escrita sobre... ¿adivinan quién?

En primera edición el problema se resolvió solo. Sólo damos una página:


En la que sale Pau. Claro. Y en el título.

Pero en segunda edición es donde había que incluir otra página con la pieza escrita dedicada a Pau que, e-vi-den-te-men-te, sólo puede ilustrarse con una foto de Pau. Un fotón, por cierto:


No se le ve demasiado en la primera foto, y eso ayuda con nuestra teoría del "no repetir personaje", pero es una imagen que no me convence. Hay fotos mejores en las que se le ve mucho, con mucha fuerza, tanta que se anularían ambas imágenes entre sí, porque hay que añadir que las páginas van juntas, "enfrentadas", decimos.


No fue fácil encontrar una foto de Pau en la que no esté Pau para que no compita con la otro foto de Pau. Y de hecho, es muy posible que no lo consiguiéramos, y por eso este post. Para pediros opinión porque nosotros la tenemos dividida. ¿Hubiera sido mejor dejar la doble con la foto de primera edición en la primera página como os acabamos de mostrar o con esta otra imagen, que es como finalmente salió en segunda edición?:




Hemos dejado para el final, y fuera de la encuesta, la imagen que sí pensamos que cumple a la perfección lo que estábamos buscando, fotón también. Pero sucede que, a esas horas de la noche, tuvimos dudas sobre si podíamos utilizarla o no porque es una fotografía de la Federación de Baloncesto que no nos llegó a través de la 'línea', como llamamos al servicio oficial de las agencias y de nuestros foteros.



lunes, 28 de julio de 2014

Empanadas

Una empanada, una buena empanada, es un cosa seria. Es también el estado en el que se encuentra la mente de alguno desde hace tiempo, no me excluyo. Y es a lo que se dedica Javier González y su familia, a la elaboración de empanadas gallegas de calidad para vendérselas a los vecinos de su barrio en La Coruña y, desde hace un tiempo, a todos aquellos que quieran comprárselas por internet desde... cualquier lugar de España, o desde Londres. Desde cualquier lugar del mundo.



Fabulosas empanadas de elaboración casera que fotografíe en la redacción.
Un gran detalle de nuestro encajabaja Javier Vidal  asumiendo parte de sus nuevas funciones al frente de la sección. (Véase mejor la nota final)


Lo contaba él mismo hace no mucho tiempo en el espacio dedicado a los 'emprendedores' —palabra ya gastada por el abuso de uso— del programa la Ventana de la Cadena Ser que tiene el gran Carles Francino junto al exótico economista Santiago Niño los jueves por la tarde (a partir del minuto 21:28, escuchen, escuchen... Yo lo escuchaba en el coche de camino al periódico):

Y lo contaban como todo un ejemplo de deslocalización, ya saben, ampliar exponencialmente el universo en el que tiene lugar su actividad económica y por tanto acceder a un mayor número de clientes gracias a la utilización de las nuevas tecnologías aplicadas en este caso a un hacer absolutamente tradicional que basa su valor añadido precisamente en el carácter artesano y no industrial del producto que ofrecen. ¿Les suena?

"¿Qué tal, Javier?", preguntaba Francino al comienzo. "Peleando...", contestaba él con una voz algo cansada, bueno algo más que algo porque el propio Francino se lo hacía notar. "Es que los tiempos están para trabajar el doble para llegar a lo mismo." Una pelea admirable en este caso y en la que sin duda merecen tener éxito para intentar que el negocio de empanadas que pusieron en marcha sus padres hace más de 40 años, basado en la calidad de sus productos, pueda seguir adelante. Repitan conmigo: ca-li-dad.

El secreto está en la cebolla. No en la calidad de los productos, eso ya se da por descontado y no es ningún secreto. Y más que en la calidad de la cebolla, en el tiempo en el que tiene que cocinarse a una determinada temperatura y muy lentamente: cuatro horas. Ni más, ni, sobre todo, menos. Esas cuatro horas son "el cuello de botella" que supone una producción máxima de unas 300 empanadas a la semana. Podrían vender muchas más, dado el éxito que están teniendo en internet. Pero no serían de esa calidad. Ca-li-dad.

Como Javier González y sus hermanos son inteligentes saben que su única posibilidad de supervivencia está en eso, en la calidad. Saben que desaparecerían si se convirtieran en un low cost —les suena también, ¿verdad?— de empanadas prefabricadas —esos ladrillos que venden en Mercadona y similares y que compramos para los cumpleaños en los que se acaba toda la comida... menos la empanada—. Desaparecerían porque una empresa como la suya no puede competir en ese sector. No es lo que son.


'Deliciosas' empanadas industriales que he fotografiado en un supermercado. Son muy baratas...


Aun así, Javier lamentaba la "falta de cultura" entre los clientes que, en general, comenzaron a dar la espalda a la calidad de sus productos. "Mis padres no merecieron esto, después de años y años trabajando para montar un negocio que valiera la pena. Nos insistían una y otra vez en que lo más importante era la calidad de lo que ofrecíamos a los clientes... y al final tuvieron que dejar el obrador en nuestras manos porque ellos ya no podían con un negocio que iba cada vez peor y que incluso les costó parte de su salud."

Apostar por la calidad no quiere decir desentenderse de las nuevas tecnologías. No. Ni mucho menos. Ellos no lo hacen, como hemos visto. Todo lo contrario. La aprovechan en la medida en que les resulta beneficiosa, pero sin que eso signifique que tengan que desatender el contenido, los contenidos, de su actividad. Las empanadas.

Yo estoy convencido de que lo conseguirán. ¿Saben por qué? Pues por todo lo que estamos repitiendo, porque apuestan por la calidad. Porque no están dispuestos a hacer una empanada más a la semana de la que pueden hacer ahora con el máximo nivel de calidad aunque pudieran venderla. No van a recortar. Sería pan para hoy, o empanada, y hambre para mañana.

Una empanada es una cosa seria. ¿Han probado una auténtica empanada gallega de pulpo elaborada artesanalmente?

Ya. Que qué tiene que ver todo esto con... Pues que si alguno de ustedes no ha llegado a asociar qué tiene que ver todo esto con el estado actual de la prensa... es que entonces está claro que soy de los que tienen una empanada mental. No lo descarto.



Actualización: Como la memoria es un mecanismo caprichoso, figura nuestro compañero de blog y periódico Javier Vidal como la persona que nos llevó a la redacción las fabulosas empanadas de elaboración casera, cuando la realidad es otra bien distinta. Y es que contamos también en el blog con la máxima autoridad mundial en esto del comer, Luis Blasco, quien oportunamente me corrige el dato para recordarme que fueron obra de la señora madre de Abel España, compañero nuestro también en la sección de Diseño, quien amablemente nos las trajo desde su Asturias natal. Así que aprovechamos la ocasión para felicitar y agradecer públicamente a su autora tan apetitoso detalle.