viernes, 27 de febrero de 2015

XVIII Jornadas de Diseño en el CEU




Se acerca el mes de marzo y la agenda del diseño periodístico está marcada en rojo. Como es tradicional, se celebran las Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño del CEU. Y van 18 ediciones. Todo un lujo para el panorama diseñil madrileño que tendrá lugar los días 17 y 18 de marzo en la Facultad de Humanidades del CEU.

Un año más, Laura González y su equipo han conseguido traer a grandes profesionales de las tres disciplinas para contar a los estudiantes sus experiencias en el mundo laboral y su forma de trabajar.

Abrirá las jornadas el que, para los miembros de este blog, es el mejor ilustrador de prensa del mundo, Ricardo Martínez, dibujante de El Mundo y padre de Goomer. Seguirá esa misma mañana Andrés Vázquez, director de Arte de proyectos digitales de La Factoría de Prisa Revistas. 

Por la tarde, Herminio Javier Fernández, ilustre miembro del blog amigo CuatroTipos, hablará del camino del papel a las tabletas y la vuelta al papel. Le tomarán el relevo Artur GalochaÓscar Abou-Kassem, que nos comentarán cómo trabajan en la revista Líbero.

El día 18, Diego Martínez, fotógrafo y editor de Esquire España hablará sobre la imagen en las revistas de lujo y Ricardo Santoja sobre las estrategias de comunicación basadas en la fotografía.

Todos los años os decimos lo mismo, estas son unas jornadas imprescindibles dentro del mundo diseñil. Pero es que no exageramos, con este cartel hay que ir sí o sí. 

Tenéis más información en la web de Icoidi.

jueves, 12 de febrero de 2015

Jill Abramson, las historias y
el futuro del periodismo

Jill Abramson arrastra las últimas palabras de sus frases. Habla con aplomo y tranquilidad, sabiendo que su auditorio no sólo la oye, también la escucha. Más de 600 personas, muchas de ellas periodistas, que se han juntado en la tercera edición de Conversaciones con para escuchar a la ex directora del The New York Times

Abramson venía a transmitir el conocimiento que le aportó dirigir el periódico más importante del mundo. A dar la receta para el futuro del periodismo. Una receta conocida, tan vieja como la propia profesión, pero que muchos han olvidado, algunos incluso desterrado: el periodismo son historias, son su materia prima.

“La gente siempre ha tenido hambre de buenas historias, es algo muy antiguo”. La hubo con Dickens y la hay ahora con Serial, el podcast del millón de oyentes. La hubo con el Watergate y la hay ahora con el caso Snowden, la lista Falciani o Snow Fall




Pero Abramson también trajo el diagnóstico de dos enfermedades que puede postrar al periodismo en la UCI. Una del futuro y otra del presente, íntimamente relacionadas. De futuro porque las universidades se están quedando sin estudiantes de Humanidades, obsesionados “por tener un título que poner en el currículum”, presionados por el ambiente para obtener un empleo rápido, sin saber que las buenas historias “también dan trabajo” y que una buena historia “te acompaña durante toda la vida”. 

Y una de presente, la censura, ya sea de gobiernos democráticos, como la presión de la administración Obama a los periodistas o nada democráticos, como el chino y su apagón de la web del NYT. Censura impuesta o censura auto impuesta, sólo combatible desde la libertad de prensa, aquella que defiende la primera enmienda, “la más importante de todas”.

Jill Abramson durante la charla. Foto: conversacionescon.es


Continuaba Abramson con el diagnóstico del enfermo y sus achaques, herido de gravedad en su  modelo de negocio. “No podemos poner todos los huevos en la misma cesta”, decía refiriéndose a la publicidad y defendiendo el muro de pago, “la decisión más difícil durante su etapa en el diario neoyorquino”, según sus propias palabras. “El modelo de negocio no es la publicidad o los suscriptores, es el buen periodismo”, insistía. Porque la gente “seguirá pagando por buenas historias”. Ya lo hace la publicidad, crear buenas historias, grandes narrativas para vender sus productos.


No se trata de periodismo impreso sí o periodismo impreso no. “Hay que superar ese debate” del soporte. Se trata de periodismo, “hay que centrarse en la calidad del periodismo”. Todavía hay gente que quiere leer grandes historias, “la audiencia es global”, y se "puede seguir ganando dinero con ellas", recordaba Abramson, de 60 años. “Entrar en las historias con mente abierta y exponer a fondo la realidad” es la clave para contarlas. Encontrar la historia que nadie tiene y contarla es “el ticket hacia el éxito”. Es el camino para el futuro del periodismo.

lunes, 9 de febrero de 2015

El paso del tiempo y la Gala de los Goya

Circulaba el mismo sábado por la noche un tuit  en el que se decía que "Un minuto en aquel planeta de Interstellar son tres galas de los Goya en la Tierra" y, suponemos, que quien lo escribió no estaba en la redacción de un periódico como nosotros. Porque, con dos páginas dobles que cerrar, más una página sencilla, más la portadilla de la sección EM2 que abría con este tema, más la fotografía principal de la primera página del periódico... la gala de los premios Goya se puede hacer muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy larga. Mucho. Mucho más que a la mayoría de quienes viéndola desde sus casas les parece muy larga, pese a la gracia y el empeño del esforzado Dani Rovira. Y es que no hay derecho a que habiendo empezado a las 10 de la noche, la ceremonia de entrega de los premios al cine español —que este año ha estado sobresaliente, una cosa no quita la otra— la cosa terminara, no a la 1 como nos habían afirmado —"que sí, joder, que termina a la una", nos había tranquilizado Manu, como si no hubiéramos vivido esto unas cuantas veces ya—, ni a la 1:30, como nos temíamos que iba a suceder, sino... ¡a las 1:45 o así!, ya ni mirábamos el reloj. Lo peor que nos puede pasar cuando se quieren imprimir muchos miles de ejemplares en un muy poco tiempo, el imprescindible para poder después distribuirlos.

Evidentemente, fuimos haciendo las páginas según nos iban llegando fotografías, pero en estas galas, los premios más importantes se entregan al final. Y el más importante de todos, al final del todo, claro. Logramos tener un cierto control, con las fotografías de los mejores actores ya en página, antes de que terminara la 'fiesta' interminable pero no teníamos una fotografía para hacer con el premio a la mejor película, la portadilla de EM2. Y en este caso, mucho más que nunca, ya sabéis aquello de que "si hay foto, hay página". Su director ha realizado la que para alguno de nosotros no es que sea la mejor película española del año, sino la mejor película del año. Una poderosa historia, unos personajes complejos fotografiado todo ello con una maestría y una creatividad... de la que carece su propia imagen personal. No es fotogénico, no sale bien en las fotos. No transmite apenas emociones, pese a todo lo que transmite su brutal película.

A la espera de una imagen que habíamos acordado con nuestro fotógrafo, en la que apareciera el equipo completo de la película ganadora, teníamos dos posibilidades en el caso de que ganara 'La isla mínima' como se preveía —"vais a tener las fotos que queráis", es otro de esos tópicos que escuchamos con la sonrisa de medio lado quienes tenemos experiencia en las redacciones—, sí, dos. Las que os mostramos:






Y estuvimos dudando, porque lo que tiene una imagen no lo tiene la otra, y al revés. El director de la película transmite en ambas lo que transmite, con todo el cariño y respeto, más o menos lo que podría transmitir una lechuga. En una de ellas tenemos el premio, en la que finalmente publicamos porque la foto que esperábamos no llegó: el tiempo pasa distinto en la gala de los Goya a como pasa en nuestra redacción. En la otra, algo confusa, la alegría de un gran triunfo. ¿Cuál hubierais publicado vosotros?



miércoles, 21 de enero de 2015

¿Subportada?

Hace unos años —no muchos, o... ¿tal vez sí?— tuvimos una pequeña y entretenida polémica con quienes defendían con inocente ignorancia el que las portadas-póster en los periódicos eran mejores desde el punto de vista del diseño periodístico que las primeras páginas más clásicas, con sus títulos, sus fotos, sus columnas de texto...

Eran "un avance", decían en aquellos tiempos en los que apareció el diario Público con esta característica y haciendo portadas-póster realmente muy buenas, con el ¿argumento? de que una cosa es mejor que otra por el mero hecho de estar hecha después. Por ser "más nueva" frente a "lo antiguo". Y no sólo es un punto de vista muy discutible, tal y como mantiene el gran Javier Errea,  y con él nosotros, sino que lo calificábamos sin ánimo de molestar unas líneas antes como inocente ignorancia porque este tipo de portadas son tan "antiguas" en el mundo de la prensa impresa como las condiciones tecnológicas para hacerlas lo han permitido: desde comienzos del siglo XX, aproximadamente. El propio diario ABC, del que hablamos hoy, es prueba de ello.




Y hablamos de ABC porque desde ayer ha decidido, además de publicar su portada-póster habitual —cuyo diseño ¡se firma!, curiosamente, de vez en cuando desde hace tiempo— incluir una segunda portada 'clásica' a continuación de la primera, a la que llaman ABC2. "Una portada alternativa que incluye titulares y que complementa el póster que abre la tapa del diario cada mañana. Una subportada, realmente no sé cómo llamarla", escribe Saúl Castillo en su blog sobre diseño periodístico (inconsolata), que amablemente nos ha cedido la imagen que os mostramos. Blog que además de recomendaros por el interés y la frecuencia de sus actualizaciones, pasa a formar parte con todo merecimiento de nuestros "enlaces imprescindibles". [Y de donde sacamos a Innovation in newspapers por su falta de actividad y por la ridícula actitud que mantiene su editor de bloquear en tuiter a todos aquellos que no le dan la razón en cualquier cosa que diga.]


Portada y subportada de ABC publicadas ayer, 20 de enero de 2015 (imagen cedida por (inconsolata))

Con Saúl Castillo manteníamos precisamente una breve conversación en tuiter sobre las ventajas y los problemas de una portada-póster. Problemas que, posiblemente, ABC intenta solventar con esta ¿novedosa? iniciativa de las dos portadas, o la subportada, tampoco nosotros sabemos cómo llamarla.

¿Qué problemas? Pues la rigidez de tener que apostar siempre, pase lo que pase, por uno y sólo un tema, independientemente de la actualidad del día. La reducción de todo un diario que lleva multitud de historias —como sí refleja la que podemos llamar portada clásica— a tener que vender en su principal escaparate una sola de ellas. La necesidad de ser visualmente creativo cada día. Por si todo esto fuera poco, la publicidad se da de tortas —por no ser muy grosero— con el resto de los elementos y es complicadísimo insertarla de una manera eficaz (como se puede ver en el ejemplo anterior).

¿Qué ventajas? Pues la posibilidad de hacer una página mucho más poderosa visualmente para competir en los quioscos. En ningún caso ser más modernos, pero sí tener la posibilidad de utilizar todos los recursos del diseño gráfico, la tipografía, fotografías, ilustraciones... para hacer periodismo visual.

¿Cuál es la solución? Podríamos decidir no tener un modelo definido y hacer cada día lo que nuestro talento y la realidad nos permitieran hacer, pero con el riesgo de perder identidad. O hacer dos portadas, como han decidido en ABC. Lo cual tampoco sé si es una buena solución, el no querer renunciar a nada para tenerlo todo, porque en realidad no se puede tener dos portadas. Ni aunque nos empeñemos. Nunca la página 2 será la página 1. "Creo que la lectura en papel pasa desapercibida", decía en el mencionado debate de tuiter Juanje Campos sobre la segunda portada, la subportada, lo que sea... No hay, pues, una solución milagrosa.

De lo que sí estoy seguro es de que, tampoco ahora, estamos ante algo novedoso. Basta repasar la imprescindible 'Historia gráfica de la prensa diaria española (1758-1976)' de nuestro muy querido Fermín Vílchez, obra de absoluta referencia en el diseño periodístico y sobre la historia de la prensa española en general que no nos cansaremos de recomendar, para encontrar cómo "en 1914, ABC tenía dos portadas: la gráfica y la de texto".



Si vosotros lo tenéis más claro...

martes, 30 de diciembre de 2014

Periodiquerías: Especial Perú

Nuestra gran amiga y compañera Nuria López Blanco nos trae este especial quioscos peruanos para cerrar el año. Apasionada por Latinamérica, nos ofrece una visión sobre la prensa del país andino para cerrar un año 2015 en el que prometemos seguir dando guerra y traer nuevas periodiquerías.


Barranco, Lima (Perú, 2014) / Nuria López Blanco

Cuzco (Perú, 2014) / Nuria López Blanco

Cuzco (Perú, 2014) / Nuria López Blanco


Cuzco (Perú, 2014) / Nuria López Blanco

Lima (Perú, 2014) / Nuria López Blanco


Miraflores, Lima (Perú, 2014) / Nuria López Blanco

San Isidro, Lima (Perú, 2014) / Nuria López Blanco


Perú, donde el papel todavía es lo primero
En los eternos atascos limeños, en los suelos de las urbes, en las esquinas de casi todos los barrios, en los autobuses... En la mayoría de los rincones de Perú se puede comprar, de mayor o menor calidad, un periódico en papel. En este país latinoamericano, a los medios escritos todavía les queda mucho camino por recorrer en el ámbito digital y se ve lejana la idea de la lectura sólo en tablet.
Los peruanos son fieles a los periódicos en papel, siendo el más leído El Trome, que es ni más ni menos el diario en español con mayor tirada en el mundo. "En mis viajes recientes, conocí un periódico que no existía hace 12 años, pero que hoy es el mayor periódico en español en el mundo con un tiraje de 702.000 ejemplares", escribe Earl J. Wilkinson, CEO de la Asociación Internacional de Medios (INMA, por sus siglas en inglés), en un artículo publicado en la web del organismo y reproducido en la de El Trome.
El diario El Trome pertenece al grupo El Comercio, que concentra la mayoría de los medios del país. Sin embargo, la calidad de esta cabecera deja mucho que desear. "Los peruanos son fieles al diario 'El Trome', que es el más vendido, pero tiene una sección totalmente denigrante con las mujeres, que se llama 'La Malcriada'. Se trata de la última página del diario en la que aparece una mujer en ropa interior", explica Gabriela Oporto, una joven abogada peruana y asidua lectora de diarios en papel.
Diagrama de la concentración de medios de comunicación en Perú

Oporto, al igual que otros muchos ciudadanos peruanos, echa en falta el periodismo de investigación. El diario oficialista 'El Comercio' desarticuló recientemente su unidad de investigación, lo que ha sido un duro golpe para esta modalidad de periodismo en el país, tal y como explica el blog Utero.pe. Esta cabecera investigó casos emblemáticos como las firmas falsas de Fujimori.
Para Oporto la valoración de la prensa peruana no es muy positiva por esa razón, aunque destaca como el último bastión del periodismo de investigación en el país al semanario por suscripción 'Hildebrandt en sus trece'. Por otra parte, el diario La República todavía mantiene su unidad de investigación.
La falta de periodismo de investigación es, en muchas ocasiones, sintomático de la falta de independencia de los diarios y los intereses económicos suelen determinar qué temas se cubren y los que ni se mencionan. Unas líneas de acción aplicables a casi cualquier diario del mundo. Eso sí, los diarios en papel y los quioscos siguen muy vivos en Perú.

Nuria López Blanco

Entregas anteriores de Periodiquerías:

Periodiquerías (I):
Madrid - Nueva York - Sevilla
Periodiquerías (II): Bilbao - Resistencia (Chaco-Argentina) - Múnich
Periodiquerías (III): Estambul - Praga - Nueva York
Periodiquerías (IV): Salamanca - Edimburgo - Tres Cantos (Madrid-España)
Periodiquerías (V): Lima - Bruselas - Mérida (España)
Periodiquerías (VI): Londres - París - Roma
Periodiquerías (VII): Las Vegas - Los Cristianos (Tenerife) - Alicante
Periodiquerías (VIII): Antigua (Guatemala)
Periodiquerías (IX): Berlín - Viena - Moscú
Periodiquerías (X): San Francisco - Puerto de Santa María (Cádiz) - Málaga - Newspaperman
Periodiquerías (XI): Lisboa
Periodiquerías (XII): Venecia - San Petersburgo - Osaka
Periodiquerías (XIII): Barcelona - Los Angeles - Buenos Aires
Periodiquerías (XIV): Kabale (Uganda) - Honolulu (Hawai) - Filadelfia
Periodiquerías (XV): Zaragoza - Gerona - Pamplona
Periodiquerías (XVI): Miami - Nueva Delhi - Lima
Periodiquerías (XVII): Hollywood (Los Ángeles - USA)
Periodiquerías (XVIII): Cagliari (Cerdeña - Italia) - São Paulo - Parlamento Europeo (Bruselas)
Periodiquerías (XIX): México DF - Salzburgo - Buenos Aires
Periodiquerías (XX): Milán - Punta Arenas (Chile) - Cannes
Periodiquerías (XXI): Londres
Periodiquerías (XXII): Xian (China) - Assilah (Marruecos) - Bergen (Noruega)
Periodiquerías (XXIII): Damasco - Washington - Turku (Finlandia) - ¿Monumento al lector de prensa? Tampere (Finlandia)
Periodiquerías (XXIV): El Vaticano - St. Ives (Reino Unido) - Harvard (Estados Unidos)
Periodiquerías (XXV): Denia (España) - Seúl - Nápoles
Periodiquería de la Paz (XXVI): Pekín
Periodiquerías (XXVII): Como (Italia) - Oporto - Plasencia (España)
Periodiquerías (XXVIII): Pretoria (Sudáfrica) - Manchester - Aeropuerto de Heathrow (Reino Unido)
Periodiquerías (XXIX): Guayaquil - Valladolid - Avilés
Periodiquerías (XXX): La Habana - Aeropuerto de Ezeiza (Argentina) - Getafe
Periodiquerías (XXXI): Algeciras - Zamora - Gijón
Periodiquerías (XXXII): Melbourne - Ágreda (Soria) - Oviedo
Periodiquerías (XXXIII): Maranello (Italia) - Llanes (España) - Antigua Venta de Almadrones (Km. 103 de la Autovía A-2 Madrid-Barcelona, España)
Periodiquerías (XXXIV): Oslo - Huesca - Ribadesella (España)
Periodiquería del 15-M: Periodiquería 15-M (Puerta del Sol, Madrid, España)
Periodiquerías (XXXV): Atenas - Puerto de Mazarrón (España) - Aínsa (España)
Periodiquerías (XXXVI): Béjar (España) - Valencia - Jávea (España)
Periodiquerías (XXXVII): Montegordo (Portugal)
Periodiquerías (XXXVIII): Florencia - Split (Croacia) - Kaunas (Lituania)
Periodiquerías (XXXIX): Penang (Malasia) - Liverpool - Cancún
Periodiquerías (XL): Volterra (Italia) - Son Bou (Menorca) - 'El Molino' (Albacete)
Periodiquerías (XLI): Rovinj (Croacia) - Sanlúcar de Barrameda (España) - San Juan de Alicante (España)
Periodiquerías (XLII): Teherán - Bolonia - Monza (Italia)
Periodiquerías (XLIII): Santiago de Compostela (España)
Periodiquerías (XLIV): Pola de Laviana (España) - Pisa (Italia) - Pula (Croacia)
Periodiquerías (XLV): Rangún (Birmania) - Soria - Coca (España)
Periodiquerías (XLVI): Varsovia - Praia (Cabo Verde) - Copacabana (Río de Janeiro
Periodiquerías (XLVII): Chichén Itzá (México) - Cuzco - Vitoria-Gasteiz
Periodiquerías (XLVIII): Turín - São Paulo - Arequipa (Perú)
Periodiquería especial Huracán 'Sandy' (XLIX): Nueva York.
Periodiquerías (L): Valladolid (Yucatán, México) - Montevideo - Santander
Periodiquerías (LI): Taipei (Taiwán) - Colonia (Uruguay) - Viena
Periodiquerías (LII): Auckland (Nueva Zelanda) - Sigüenza (España) - Orozko (España)
Periodiquerías (LIII): Córdoba (España) - Lugo - San Vicente de la Barquera (España)
Periodiquerías (LIV): Especial Buenos Aires.
Periodiquerías (LV): Hoi An (Vietnam) - Marrakech (Marruecos) - Sidney
Periodiquerías (LVI): San Lorenzo de El Escorial (España) - La Granja de San Ildefonso (España) - Benaske (España)
Periodiquería (LVII): Especial #BostonMarathon
Periodiquerías (LVIII): León - Tokyo - San José (Costa Rica)
Periodiquerías (LIX): Dublín - Niza - Baeza (España)
Periodiquerías (LX): Pinar del Río y Colón (Cuba)
Periodiquerías (LXI): Tetuán (Marruecos), Isla Canela, Cangas del Narcea

lunes, 22 de diciembre de 2014

¡Llegamos a 2015!

Decían los gurús agoreros en una de sus más repetidas profecías apocalípticas, que antes de 2015 llegaría nuestro fin, el de los diarios impresos. Incluso las empresas periodísticas fijaron planes para "resistir hasta 2015" que consistieron fundamentalmente en reducir plantillas y sueldos... con el consiguiente e inevitable resultado al que conducen los recortes, en la economía en general de un país, y en cualquier economía en particular.

Pues bien, o al muerto todavía no le toca morir, o es que en realidad el muerto está vivo y lo que sucede es que está sufriendo (nunca mejor dicho) una metamorfosis. Para asombro de propios, extraños y para enfado de quienes parecen empeñados en matarnos, en que nuestro fracaso sea su éxito, en que lo periodístico digital triunfará si quemamos antes el papel, incluso las cifras de ingresos publicitarios en la prensa impresa en España ¡han crecido! en el último trimestre del año. Un crecimiento de... ¡dos dígitos! Por primera vez desde... ¿2007? Y aunque la difusión ha seguido bajando, es una disminución menor, cercana a lo que podría ser un estancamiento en algunos casos. ¿Hemos tocado fondo?  Es cierto, que puede tratarse de datos coyunturales que necesitan consolidarse durante este 2015 de nuestras esperanzas, pero el panorama es ahora distinto de lo que vivíamos a la entrada de 2014.




Así que, con mejores expectativas que el año anterior por primera vez en mucho tiempo, os deseamos FELIZ NAVIDAD y un propicio AÑO 2015 para todos.