lunes, 8 de septiembre de 2008

Diseñario (XXVII)

El comité de expertos de encajabaja nos hace hoy su más hispana entrega, imposible de traducir a otras lenguas que no sean la nuestra y vuestra. Porque las voces que hoy publicamos tienen como punto en común una letra única en nuestro idioma, un caracter sin el cual no existiría ni siquiera este Diseñario, obra colectiva, irreverente y abierta a vuestra participación mediante comentarios, correos electrónicos, teléfono móvil o convencional, carta (también vale postal), telegrama, a gritos, o como sea.





Ñ


Ñ. Decimocuarta letra del alfabeto en castellano y decimosegunda consonante. No tiene equivalente en el alfabeto romano y representa un signo único de hispanidad, esa que ahora no es una excusa, sino una responsabilidad. Parece ser que su origen viene de los monasterios, donde se tenía la costumbre de economizar letras para ahorrar tiempo y esfuerzos en las labores de copiado y colocación de caracteres. Por eso, cuando se daba la secuencia "nn" se suprimía la segunda, colocando encima de la primera una n de muy pequeño tamaño que se llamó virguilla (˜). Se cuentan por cientos las palabras que contienen la ñ en el castellano. Por eso da todavía más rabia si te vas a Estados Unidos, con lo baratito que está el cambio ahora, y compruebas que todos los ordenadores, portátiles, iphones y demás artículos de capricho ¡¡no llevan la ñ!!! Es muy duro ser español allende los mares. Tu patriotismo sufre un golpe irreparable. Menos mal que nuestros amigos de Apple sí que incluyen la opción de teclados con ñ, pero claro, a qué precio...
La ñ es una parte fundamental del Diseño. Tanto, que si no lo fuera, seríamos disenadores, cosa que la verdad, no suena igual. Porque la ñ aporta una fuerza singular a la palabra que la incluye. Pareciera como que su virguilla ceñuda indicara un énfasis especial que la palabra requiere. No hay que olvidar que las palabras con ñ vieron la luz en España, este país nuestro, lleno de gente que no se sabe muy bien si te habla o te grita. Esa vehemecia en el habla, ese entusiasmo dialéctico, ese vigor narrativo están presentes, cómo no, en cualquier buen maqueta. Tanto es así, que si no fuera por nuestra querida ñ perderíamos toda la capacidad de convicción que conseguimos al berrear: "¡¡Que te he dicho que no te lo cambio, cooooñooooo!!".

Ñoño. Algo anodino, triste, cursi, blandito, fofo. Estilo de diseño. Persona melindrosa o quejica. Un ridículo, vamos. ¿A que a todos os suena alguien así en vuestros respectivos trabajos?. El término ñoño trae a la cabeza irremediablemente a ese tipo de seudoartistillas que pululan por las redacciones bajo sus gafas de pasta, intentando hacer ver a los demás lo geniales que son sus ideas, lo brillante de sus enfoques o lo creativos que son a la hora de cortar una foto. Porque la ñoñez es algo que caracteriza a estos personajillos pagados de sí mismos, a los que no se les cae la cara de vergüenza al afirmar cosas como que la madera atrae y el acero repele, que tanta verticalidad termina por deshumanizar el producto, o que hay que darle una vueltecilla de tuerca a los obituarios, a ver si conseguimos hacer algo divertido con los muertos de otro.


Entregas anteriores del Diseñario:
Diseñario (I): aire-anuncio.
Diseñario (II): apoyo-artistas.
Diseñario (III): bandera-blancos.
Diseñario (IV): blog-caja.
Diseñario (V): cajista-cícero.
Diseñario (VI): cintillo-confeccionador.
Diseñario (VII): contorneo-despiece.
Diseñario (VIII): Didot-doble.
Diseñario (IX): Edicomp-encajabaja.
Diseñario (X): entradilla-estilo.
Diseñario (XI): familia-firma.
Diseñario (XII): folio-fotografía.
Diseñario (XIII): Franklin Gothic-fuente.
Diseñario (XIV): fusilar-Garamond.
Diseñario (XV): Gótica-grotesca.
Diseñario (XVI): Gutenberg-huérfana.
Diseñario (XVII): ilustración-información.
Diseñario (XVIII): interletraje-justificado.
Diseñario (XIX): kerning-lector.
Diseñario (XX): legibilidad-línea de base.
Diseñario (XXI): linotipia-luto.
Diseñario (XXII): Mac-mancha.
Diseñario (XXIII): mancheta-maquetador.
Diseñario (XXIV): margen-medianil.
Diseñario (XXV): Milenium-monstruo.
Diseñario (XXVI): negrita-noticia.