lunes, 30 de marzo de 2009

(Diseñario LIV)

Comienzan a hacer las maletas, están a punto de terminar la primera fase de su obra sin fin y recogen bártulos para salir de su retiro en algún lugar inaccesible y recóndito, escondido, apartados del mundanal ruido siguiendo la senda de los pocos sabios que en el mundo han sido... mientras el mundo parece desmoronarse a su alrededor y el papel de los periódicos dicen que se nos deshace entre los dedos. El comité de expertos de encajabaja encargado de la redacción del Diseñario nos ofrecen su penúltima entrega de su obra colectiva, irreverente y abierta a vuestra participación sobre el diseño periodístico y la prensa en general, a pesar de todo.





Y


Y. Respuesta más adecuada, entre interrogantes, para cuando nos dan razones absurdas en lo que al diseño se refiere quienes no deberían opinar.

Yarda. Medida que nunca se ha utilizado al hacer páginas y que por consiguiente no figura en ningún tipómetro.

Yuxtaposición. Acción por la cual ponemos algo junto a otra cosa o inmediata a ella. En disciplinas como la arquitectura o el diseño, se conoce también como yuxtaposición a este proceso de colocar elementos uno junto al otro y a los distintos efectos que se consiguen con tan aparentemente simple operación. Porque no es lo mismo tener un modelo original de producto definido, que conseguir uno en función de cuantos elementos dispares yuxtapongas... Y la interpretación final de la obra nunca puede ser igual. La imponente mezquita de Córdoba es un ejemplo válido para esto. En sus muros se funden más de 1000 años de distintas tradiciones y escuelas arquitectónicas, oriente y occidente, antigüedad y modernidad... El resultado final es un canto a la riqueza de la variedad yuxtapuesta, del florecimiento provocado por la proximidad de elementos, en principio antagónicos, pero que en contadas ocasiones conjugan a la perfección, surgiendo esa milésima de segundo de perfección, de estado de gracia.
Estas cosas pasan también cuando maquetamos. De hecho, si reducimos exageradamente el proceso de edición, nuestro trabajo consiste en yuxtaponer elementos e informaciones con cierto sentido. Lo cual, dicho sea de paso, no es fácil ni reduciendo el asunto. Porque el secreto de una buena información consiste en conjugar con orden elementos que por sí solos igual no dicen nada, pero que cuando los juntas cobran vida como por arte de magia y empiezan a contar una historia. Y la dificultad radicará en conseguir atender todo el flujo informativo, desde las unidades más pequeñas al global de la publicación. Y saber vigilar que la unidad y la identidad propia que tanto necesita un producto informativo no se corrompa o se eche a perder fruto de las múltiples yuxtaposiciones de elementos que conformarán sus páginas y cómo interactúan entre ellas.


Entregas anteriores del Diseñario:

Diseñario (I): aire-anuncio.
Diseñario (II): apoyo-artistas.
Diseñario (III): bandera-blancos.
Diseñario (IV): blog-caja.
Diseñario (V): cajista-cícero.
Diseñario (VI): cintillo-confeccionador.
Diseñario (VII): contorneo-despiece.
Diseñario (VIII): Didot-doble.
Diseñario (IX): Edicomp-encajabaja.
Diseñario (X): entradilla-estilo.
Diseñario (XI): familia-firma.
Diseñario (XII): folio-fotografía.
Diseñario (XIII): Franklin Gothic-fuente.
Diseñario (XIV): fusilar-Garamond.
Diseñario (XV): Gótica-grotesca.
Diseñario (XVI): Gutenberg-huérfana.
Diseñario (XVII): ilustración-información.
Diseñario (XVIII): interletraje-justificado.
Diseñario (XIX): kerning-lector.
Diseñario (XX): legibilidad-línea de base.
Diseñario (XXI): linotipia-luto.
Diseñario (XXII): Mac-mancha.
Diseñario (XXIII): mancheta-maquetador.
Diseñario (XXIV): margen-medianil.
Diseñario (XXV): Milenium-monstruo.
Diseñario (XXVI): negrita-noticia.
Diseñario (XXVII): Ñ-ñoño.
Diseñario (XXVIII): ojo-ordenador.
Diseñario (XXIX): P&J-paginero.
Diseñario (XXX): palo seco-párrafo.
Diseñario (XXXI): pata-PC.
Diseñario (XXXII): periódico-Photoshop.
Diseñario (XXXIII): Pi-pie.
Diseñario (XXXIV): píxel-prototipo.
Diseñario (XXXV): publicidad-punto.
Diseñario (XXXVI): Quark.
Diseñario (XXXVII): rasgo-recuadro.
Diseñario (XXXVIII): redacción.
Diseñario (XXXIX): redactor-redonda.
Diseñario (XL): rejilla-resolución.
Diseñario (XLI): revista-ritmo.
Diseñario (XLII): robapágina-rotativa.
Diseñario (XLIII): sábana-sangría.
Diseñario (XLIV): sección-serif.
Diseñario (XLV): silueta-subtítulo.
Diseñario (XLVI): sumario-suplemento.
Diseñario (XLVII): tabla-teletipo.
Diseñario (XLVIII): texto-tipo.
Diseñario (XLIX): tipografía-track.
Diseñario (L): U-umbral de descojonamiento.
Diseñario (LI): vender-versalitas.
Diseñario (LII): vertical-viuda.
Diseñario (LIII): windows-xilografía.